El Hospital San Roque
El Hospital San Roque

Una nena de dos años falleció el jueves por la noche en el Hospital San Roque de Paraná, Entre Ríos, donde había ingresado horas antes con un cuadro de desnutrición y deshidratación, el tabique nasal fracturado, golpes en todo el cuerpo y hasta quemaduras de cigarrillos, entre otras lesiones.

Por el aberrante caso detuvieron a su padre, identificado como Miguel Ángel Cristo, de 28 años de edad, quien esta tarde se negó a declarar ante la Justicia y quedó imputado por homicidio agravado por el vínculo.

"Las imágenes fotográficas y el informe preliminar de la autopsia demuestran con claridad meridiana la tortura que la niña tuvo que padecer bajo la responsabilidad del padre. Es un hecho macrabro", dijo Juan Malvasio, el fiscal que investiga la causa.

Miguel Ángel Cristo se negó a declarar
Miguel Ángel Cristo se negó a declarar

El caso comenzó a trascender ayer al mediodía, cuando la niña llegó al nosocomio derivada desde el centro de salud Corrales con un cuadro que impactó a los médicos. "Estaba con dificultad respiratoria, tenía excoriaciones, úlceras, le faltaba el puente de la nariz, hematomas, todos en distintos grados de evolución, también lesiones en el oído", detalló a ElOnceTV Marcelo Itharte, el director del hospital San Roque.

La menor, identificada como Nahiara, presentaba además lesiones de vieja data. "Por el tipo de lesión uno puede ver que tienen distintos grados de evolución, algunas eran más recientes y otras más antiguas", agregó el galeno. Los médicos intentaron estabilizarla en terapia intensiva, pero no lo lograron. La pequeña tuvo una falla multiorgánica y falleció pasadas las 22.

A partir de las entrevistas con el núcleo familiar y con los vecinos de la zona, los investigadores conocieron que Nahiara vivió un tiempo con sus abuelos paternos luego de la muerte de su madre (por cáncer, hace poco más de un año), y "el padre se la llevó a su casa en agosto del año pasado, momento en el cual empezaron los maltratos", comentó a TN el fiscal Malvasio.

"Tomamos comunicación con el director del centro de salud Corrales, que atendió ayer a la niña a las 12 del mediodía y nos manifestaba que hasta junio del año pasado su estado de salud era normal, tenía buen peso, las vacunas al día y que luego desde julio no concurrió nunca más allí", añadió el funcionario judicial.

Los vecinos del imputado le incendiaron el auto
Los vecinos del imputado le incendiaron el auto

Nahiara y Cristo compartían vivienda con la pareja del hombre y los tres hijos de ella. La situación procesal de la mujer con respecto a una posible participación en los hechos se está analizando, explicó el fiscal. Por su parte, los tres chicos, también menores de edad, están ahora a cargo del Consejo Provincial del Niño, el Adolecente y la Familia. "En principio estarían en óptimas condiciones", dijo Malvasio.

Tras abstenerse a declarar, el fiscal solicitó la detención del imputado por el término de 60 días: "Es el plazo que estimamos nos va a llevar concluir con la investigación penal y remitirla a juicio", apuntó. El juez de garantías Elbio Garzón accedió al pedido y ordenó el arresto. Cristo está ahora alojado en la Unidad Penal N°1 de Paraná a la espera del avance de la investigación.

Sus vecinos, furiosos, le incendiaron el auto que estaba estacionado frente a su casa sobre la calle Miguel Ángel Cordini.

SEGUÍ LEYENDO: