Matías Ezequiel Q. tras ser detenido el martes 4 de diciembre en Belgrano.
Matías Ezequiel Q. tras ser detenido el martes 4 de diciembre en Belgrano.

En la entrada de un edificio de la calle Arias al 2000 en Belgrano, dos hombres forcejeaban con Matías Q. y no lo dejaban ir mientras un móvil de la Policía de la Ciudad llegaba en la noche el martes 4 de diciembre. Los dos hombres que forcejeaban habían llamado ellos mismos al 911. En medio del caos, Matías Q. terminó detenido por los efectivos con una causa por averiguación de delito, radicada en el Juzgado Nº52.

El curioso arresto ciudadano era una suerte de revancha: los dos hombres, un brasileño de 36 y un argentino de 31, contaron una historia más curiosa e inquietante todavía. Aseguraban que Matías, de 25 años, oriundo de San Clemente del Tuyú, les había robado en varias ocasiones. Matías, según las acusaciones en su contra, concretaba encuentros a través de la aplicación de citas Hornet, usada por la comunidad gay, principalmente por extranjeros. Al llegar a los encuentros, supuestamente drogaba a sus víctimas y les robaba, un posible viudo negro. 

Así, el argentino y el brasileño volvieron a la aplicación para crear un perfil falso, concretar una cita, capturar a Matías y entregarlo a la policía. Identidades falsas era lo que a Matías le sobraba: dio tres números de DNI distintos, aseguró tener otro apellido. Los chequeos en sistema revelaron su verdadera identidad. Así, el joven acusado de ladrón fue trasladado a una alcaidía para su identificación.

El modus operandi de Matías Q no es algo nuevo. Tuvo predecesores. En julio de este año, un hombre de 50 años fue detenido por la Policía Bonaerense en Sarandí luego de que dos hombres de San Isidro lo acusaran de desvalijarlos tras mantener encuentros sexuales, una de las víctimas reconoció la camioneta en la que se movía. En 2007, en un histórico caso, un hombre fue detenido en Paraná, Entre Ríos, por organizar encuentros con hombres de la comunidad gay santafesina para luego drogarles las bebidas con potentes somníferos: el sospechoso, reconocieron fuentes en su momento, había estado en pareja con una reconocida viuda negra de su ciudad. Cayó con una gran cantidad de joyas y ropa de marca.