Denunciaron a un profesor de música por abuso sexual en un jardín de infantes de Villa Lugano

Es el Jardín Nº10 de la ciudad de Buenos Aires. El profesor ya fue separado de su cargo. Los padres protestaron frente al jardín esta mañana y cortaron la calle

Hoy por la mañana, un grupo de casi 70 padres y madres llegaron a la puerta del Jardín Nº 10 de la ciudad de Buenos Aires sobre la calle Goleta Santa Cruz en Villa Lugano, a escasa distancia de la General Paz. Cortaron la circulación de autos, exigieron la renuncia de todas las autoridades del jardín y que aparecieran funcionarios estatales. Llevaban carteles en la mano, con una foto y un nombre: "Matías Bisso violador y abusador".

Bisso, el profesor de música del establecimiento, de 27 años de edad y guitarrista en bandas como Chiva Chiva y Onosomos, ya fue separado de su cargo según relataron fuentes policiales a Infobae y está imputado en una causa en el Juzgado Nº 9 del doctor Manuel de Campos. Luego de declaraciones de dos padres de niños de cinco años, cinco alumnos habrían asegurado que el profesor de música les tocó los genitales.

Las primeras denuncias comenzaron el lunes 3, con declaraciones de los padres que denunciaron los hechos a la policía. Bisso, por el momento, está libre y según testimonios de padres del Jardín se mudó del barrio de Núñez donde vivía para evitar escenas de repudio. Mientras tanto, el nombre del profesor de música se viraliza en redes sociales con escraches que hablan de supuestos abusos y golpes a niños.

G. es tío de una de las presuntas víctimas: "El nene es hijo de mi hermano. Bisso le pegó por no querer cantar la canción del 'elefante Trompita', donde el tipo se bajaba los pantalones para que lo toquen. Como mi sobrino no quiso participar, le metió dos bifes", aseguró a Infobae.

El menor, dice el familiar, todavía no tiene contención de un psicólogo infantil estatal. "Le pusimos uno nosotros", afirmó. Declararía en cámara Gesell durante el día de mañana.

La noticia llegó el mismo día en que Mariana Buchniv y Vanina Diap, dos maestras del jardín Tribilín condenadas a cinco y cuatro años de cárcel respectivamente, recibieron el beneficio de la prisión domiciliaria con tobillera electrónica por los delitos de abandono de persona agravado, amenazas y lesiones.

La protesta de los padres del Jardín Nº 10 continuaba al mediodía, con presencia de policías porteños.

TE PUEDE INTERESAR