(NA)
(NA)

"Así te vamos a matar", contó Fernando Farré que un preso de apodo "Viruta" le gritó de celda a celda en la prisión de Florencio Varela, mientras le mostraba la pantalla de su teléfono celular, que transmitía una golpiza en otra prisión bonaerense. El femicida denunció ante la Justicia una nueva amenaza que, según su versión, es producto de haber hecho pública en Infobae su denuncia contra Ignacio Pardo Paso, quien supuestamente organizaba un plan para asesinar a un fiscal de San Isidro.

Aunque los investigadores requisaron las celdas del penal y no hallaron los elementos descriptos por Farré -como el teléfono celular que proyectó la paliza- las autoridades del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) tomaron una medida preventiva: durante el mediodía de este viernes el femicida condenado a perpetua por matar a su esposa de 66 puñaladas fue trasladado al penal de Dolores, una cárcel de máxima seguridad.

Farré vinculó las amenazas con gente que integra el ejército que supuestamente tiene dentro de las prisiones bonaerenses Pardo Paso, también conocido como Naco Goldfinger, ex saxofonista de Los Fabulosos Cadillacs, preso por un robo ocurrido en 2015.

Farré, tras ser condenado a perpetua, en la unidad penal 48 de San Martín (Adrián Escandar)
Farré, tras ser condenado a perpetua, en la unidad penal 48 de San Martín (Adrián Escandar)

Ante el fiscal de Florencio Varela Marcelo Selier, el femicida nombró a dos internos del penal de esa ciudad. Uno de apodo "Viruta" y otro hombre, "Sebastián" (cuyo apellido no se publica para proteger su identidad). Aseguró que fueron ellos quienes, en nombre de Pardo Paso, lo amenazaron de muerte.

Sin embargo, a las autoridades del SPB Farré les había dicho el miércoles que se sentía seguro en el pabellón 3 de Varela, donde conviven todos los presos que profesan el culto evangelista.

Fuentes del Servicio Penitenciario Bonaerense confirmaron a este medio el traslado, concretado hoy, con una estadía previa en la alcaidía de Melchor Romero, donde llamativamente se cruzó de lejos con Goldfinger, a quien por esta misma razón sacaron de la Unidad Penal 48 de San Martín (donde se habían hecho amigos) para llevarlo a General Alvear.

"Lo sacamos de Varela por cuestiones preventivas. Dolores es de máxima seguridad, igual que donde estaba, tiene muros, pero la mayor seguridad está dada en alejarlo del lugar donde él dijo que se sentía en peligro", explicó una fuente penitenciaria.

Fuentes de los tribunales de Florencio Varela comentaron que este viernes por la mañana se llevó a cabo una requisa en el penal donde estuvo Farré pero que no hallaron evidencias de las amenazas. "Ubicamos al tal 'Viruta' pero no a 'Sebastián' y no dimos con algún teléfono de las características que Farré aportó", comentaron.

Farré junto a Claudia Schaefer, a quien mató de 66 puñaladas en agosto 2015
Farré junto a Claudia Schaefer, a quien mató de 66 puñaladas en agosto 2015

Se especula con que en los próximos días citen a declarar como testigo a la madre del femicida, ya que según la denuncia ella también sufrió amenazas. El fiscal Seiler estaría también evaluando derivar esta causa a su colega Carolina Asprella, que investiga el atentado al fiscal de San Isidro, ya que sería parte del mismo hecho.

Farré volvió a ser noticia días atrás cuando le contó en exclusiva a Infobae que el "testigo clave" para frustrar el atentado contra el fiscal de San Isidro Patricio Ferrari había sido él. También denunció en esa charla desde la prisión que lo querían matar. "Naco tiene gente en todos lados, me amenazó, me amenaza y me va a hacer matar. Podría haber quedado esperando que lo maten y pedir la recompensa a cambio de decirles quién fue, pero me presenté espontáneamente", comentó.

Fernando Farré, en la Unidad Penal 48 de San Martín (Adrián Escandar)
Fernando Farré, en la Unidad Penal 48 de San Martín (Adrián Escandar)

A pesar de que asegura que no tuvo otras intenciones, Farré, que en los escritos judiciales se autorreconoce como "viudo", inmediatamente pidió al Tribunal Oral Criminal 2 de San Isidro, que tiene su expediente por el femicidio, la prisión domiciliaria por riesgo de muerte. Este viernes, antes de ser trasladado a Dolores, tuvo una audiencia con los jueces donde ratificó las amenazas.

"Creemos que si bien las amenazas pueden ser reales, la estrategia de Farré es conseguir que lo manden a cumplir la condena perpetua a su casa. Veremos si lo logra", comentó una fuente judicial.

Seguí leyendo: