Débora Pérez Volpin falleció el martes 6 de febrero tras una intervención quirúrgica.
Débora Pérez Volpin falleció el martes 6 de febrero tras una intervención quirúrgica.

El juicio por la muerte de Débora Pérez Volpin, en la que se encuentran procesados la anestesióloga Nélida Inés Puente y el médico endoscopista Diego Ariel Bialolenkier, se realizaría durante en el primer semestre de 2019.

Ese es el tiempo estimado por fuentes judiciales por las demoras vinculadas al cierre de la etapa investigativa y las actuaciones esperadas. Se calcula que los abogados defensores apelarán los procesamientos que se conocieron este martes por el que serán juzgados los médicos bajo la imputación de "homicidio culposo".

A las apelaciones, la Cámara puede tomarse como plazo hasta un mes y medio para dictaminar. Y si se confirmaran los procesamientos, treinta días después, la causa podría ser ya elevada a la instancia de juicio oral. Por lo tanto, de cumplirse los tiempos procesales habituales, el juicio arrancará en la primera etapa del año próximo, según lo consignó el diario Clarín.

Los procesamientos

Pérez Volpin, reconocida periodista y legisladora porteña por Evolución, murió el 6 de febrero pasado cuando se internó para someterse a una endoscopía. Se había presentado el día anterior en la clínica La Trinidad del barrio porteño de Palermo, porque tenía un dolor abdominal y quedó internada tras varios estudios.

Durante el procedimiento, Volpin se descompensó sin que pudiera ser reanimada, por lo que murió a las 18.15 del 6 de febrero.

En los procesamientos, el juez Carlos Bruniard resolvió que la anestesióloga y el endoscopista son responsables de "provocar la muerte de la señora Débora Denise Pérez Volpin al haber obrado en forma imperita, negligentemente y sin observar las reglas del arte de curar". El magistrado, además, determinó que los imputados continúen en libertad y los embargó por 1,7 millones de pesos a cada uno.

Los argumentos del juez

Para Bruniard, está probado que Pérez Volpin "no presentaba ninguna deficiencia en su salud o integridad física" y acusó a Bialolenkier de conducirse en modo negligente "durante la ejecución, en el manejo de los instrumentos y en la evaluación y tratamiento de la paciente durante la práctica", lo que provocó las lesiones mortales.

Sobre Puente, el magistrado señaló que "obró negligentemente al desatender el estado y los valores multiparamétricos de la paciente mientras el doctor Bialolenkier realizaba la VEDA (videoendoscopía digestiva alta), no advirtiendo a tiempo el cuadro que presentaba la misma como consecuencia de la perforación instrumental".

Los abogados querellantes destacaron lo decidido por el juez Bruniard. "Es una resolución muy completa, el juez analiza todas las pruebas reunidas durante la causa, lo hace con detalle y es muy claro en cuanto a la responsabilidad de los médicos", indicó a la agencia Télam la abogada querellante Débora Lichmann.

Seguí leyendo: