Un operativo policial tras un crimen (www.rosario3.com)
Un operativo policial tras un crimen (www.rosario3.com)

El Gobierno de Mauricio Macri anunció que que enviará otros 400 efectivos de la Policía Federal a las ciudades de Rosario y Santa Fe con el objetivo de "intensificar la lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado".

"Hemos trabajado en temas importantes para que no resurjan algunas bandas que puedan intentar copar el territorio. Decidimos reestructurar y reforzar la presencia de efectivos con 200 policías federales en la ciudad de Santa Fe y alrededor de 200 en Rosario", informó la ministra de Seguridad Patricia Bullrich luego de una reunión con el gobernador santafesino Miguel Lifschitz.

El despliegue de esos 400 uniformados se llevará a cabo "de manera inmediata", informó Seguridad, y los efectivos se sumarán a los miembros de las distintas fuerzas federales que ya trabajan en las dos grandes ciudades de Santa Fe.

"Las fuerzas federales vienen a trabajar junto a la Policía de Santa Fe para combatir los robos, los homicidios, el narcotráfico y la posibilidad de que se instalen bandas que cometen todo tipo de ilícitos", destacó la funcionaria nacional luego de un encuentro que se llevó a cabo en la sede de la Gobernación santafesina.

Un operativo anti narco en Rosario
Un operativo anti narco en Rosario

A su turno, Lifschitz consideró que "es importante evaluar las acciones que se llevan adelante entre provincia y Nación y coordinar el trabajo entre las fuerzas que se encargan de la seguridad". En ese sentido, Lifschitz indicó que están trabajando para "definir la operatividad de cada uno de los efectivos y coordinar con la Policía de la provincia". "Es la forma de aunar esfuerzos y ser efectivos en los distintos operativos que definimos", añadió el Gobernador.

Durante la firma del acuerdo también estuvieron los secretarios de Seguridad, Eugenio Burzaco; y de Seguridad Interior, Gerardo Milman; el intendente de Santa Fe, José Corral; los subsecretarios de Logística Federal, Sebastián Montenotte, y de Participación Ciudadana, Elizabeth Caamaño.

Sigue la violencia en Rosario

Allanamiento a la banda rosarina Los Monos (Télam)
Allanamiento a la banda rosarina Los Monos (Télam)

En los últimos 15 días se registraron otros cuatro homicidios en esta ciudad. El primero fue el 25 de febrero, cuando un adolescente de 15 años fue asesinado a balazos en la zona norte de Rosario. La víctima fue identificada como Jesús Rey poco antes de la medianoche, por un grupo de cuatro personas en un pasillo de Rubén Darío al 2.000, entre República Dominicana y Bahía Blanca, del barrio Industrial.

Fuentes judiciales informaron a la agencia Télam que el adolescente sufrió una herida de arma de fuego en el tórax y otra en el brazo derecho, a raíz de las cuales ingresó muerto al Hospital Alberdi a las 0.30. Los investigadores sospechaban que el crimen estuvo relacionado con la venta de estupefacientes, aunque no descartaban otras motivaciones, concluyeron los voceros.

El sábado 3 de marzo una adolescente de 16 años fue asesinada de un balazo en la cabeza al quedar en medio de un enfrentamiento entre dos bandas enemigas en la ciudad santafesina de Rosario, informaron desde el Ministerio Público de la Acusación (MPA). El hecho sucedió en Olavarria al 1.100, cuando la chica quedó en medio de un tiroteo entre dos grupos enfrentados por una disputa territorial y recibió un impacto de arma de fuego en el cráneo. La joven fue trasladada al Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca) de esa ciudad en estado grave y murió por la herida recibida. La víctima fue identificada por la Policía como Soledad Macarena Acevedo.

Por último, ese mismo sábado dos hombres fueron asesinados a balazos en dos crímenes distintos. El último asesinato ocurrió el sábado por la noche en el barrio rosarino Toba, donde un hombre fue encontrado con múltiples heridas de arma blanca y disparos de arma de fuego.

En tanto, un hombre fue asesinado de un balazo en la tarde del sábado en un barrio Triángulo, en la zona sudoeste de Rosario. El hombre presentaba una herida de arma de fuego en la cabeza, con orificio de entrada y salida, indicó una fuente judicial.

Seguí leyendo: