Jorge Delhon y Pablo Paladino
Jorge Delhon y Pablo Paladino

Dos años después del escándalo del FifaGate, Alejandro Burzaco declaró en el juicio y puso en la mira a dos ex funcionarios kirchneristas que manejaron el presupuesto millonario del Fútbol para Todos: Pablo Paladino, ex coordinador de ese programa, y Jorge Alejandro Delhon, que horas más tarde luego de la declaración se quitó la vida, un abogado contratado por la Jefatura de Gabinete durante varios años. Según declaró este martes el ex CEO de Torneos, los dos cobraron 4 millones de dólares en coimas. La declaración no terminó. Es apenas el comienzo.

Paladino ingresó al Gobierno de la mano de Aníbal Fernández, pero logró perdurar durante la gestiones de Juan Manuel Abal Medina y Jorge Capitanich.

En 2015, luego de algunas peleas con Fernández, se encargó de coordinar su campaña como candidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires, tras un intento frustrado de lanzarse como candidato a intendente en Lomas de Zamora.

Paladino, ex presidente del club Los Andes, ya fue investigado por la Justicia argentina. En 2016, la jueza Maria Servini lo procesó junto a los ex jefes de Gabinete del kirchnerismo en la causa del Fútbol para Todos, aunque luego la Cámara Federal lo terminó sobreseyendo.

Alejandro Burzaco
Alejandro Burzaco

Detrás de Paladino siempre estuvo Jorge Alejandro Delhon que en horas de la tarde de este martes y luego de la declaración de Burzaco, se quitó la vida arrojándose a las vías del tren en Lanús.

Delhon había sido contratado por la Jefatura de Gabinete al menos desde 2012. En ese año, según reveló el sitio Eliminando Variables, embolsó un total de $176.400. El abogado se mantuvo dentro del FPT al menos hasta fines de 2015.

En 2003, Delhon fue vicepresidente del Ente Regulador del Agua (ETOSS) y luego tuvo un paso por el Ministerio de Justicia, donde estuvo a cargo del Registro Nacional de Infractores a la Ley del Deporte. Luego recaló en el FPT por su amistad con Paladino.

Su presencia siempre generó sospechas porque mantenía un vínculo personal con el dueño de la financiera Alhec, Carlos Rivera, donde los clubes debían cambiar los cheques que les daba la AFA a cambio de altísimas comisiones.

Delhon, según publicó el diario Clarín en 2015, viajó junto a su familia a Europa a ver la final de la Champions en 2011 por invitación de Rivera.

El dueño de la financiera Alhec fue investigado por sus vínculos con el fútbol. De ese expediente surgieron las escuchas donde Rivera hablaba con Jorge Cyterszpiller, representante de jugadores, para intentar arreglar un partido entre Colón y Argentinos Juniors.