Neuquén: un científico que participó del hallazgo de los fósiles del dinosaurio gigante dijo que podría haber más huesos en la zona

Los restos encontrados indicarían que podría tratarse del animal terrestre más grande de la historia

Un científico del Conicet La Plata que participó del hallazgo de un gigantesco dinosaurio “cuello largo” en Neuquén, advirtió este jueves que “debería haber más huesos” y que “se podrán ver cuando se pueda continuar con las excavaciones”
Un científico del Conicet La Plata que participó del hallazgo de un gigantesco dinosaurio “cuello largo” en Neuquén, advirtió este jueves que “debería haber más huesos” y que “se podrán ver cuando se pueda continuar con las excavaciones”

Un científico del Conicet La Plata que participó del hallazgo de un gigantesco dinosaurio “cuello largo” en Neuquén, advirtió este jueves que “debería haber más huesos” y que “se podrán ver cuando se pueda continuar con las excavaciones”. Pertenecen a la especie que podría ser la de mayor tamaño de todas las encontradas hasta el momento.

Los huesos encontrados indicarían que es mayor que otras especies similares halladas en la zona, y que la Patagonia argentina vuelve a ser escenario de un hecho trascendental para este tipo de estudios. Esta vez, allí se localizaron 24 vértebras de la cola y huesos de la cintura pélvica y pectoral de un titanosaurio, un animal herbívoro vulgarmente conocido como “cuello largo”, de 98 millones de años de antigüedad.

La novedad se publicó en la revista Cretaceous Research, y el grupo de expertos intentará hallar más restos fósiles que ayuden a completar la anatomía del animal. Alejandro Otero, investigador en la Facultad de Ciencias Naturales y Museo de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), y primer autor de la publicación, dijo que “la parte del esqueleto que se encontró está bastante articulada, lo cual nos hace pensar que debería haber más huesos que seguramente comenzarán a verse en cuanto podamos continuar con las excavaciones”.

En el lugar del hallazgo aflora la Formación Candeleros, una unidad geológica que abarca parte de las provincias de Río Negro, Neuquén y Mendoza, precisamente la región en la que han aparecido algunos de los más grandes ejemplares de este tipo de dinosaurios en todo el mundo.

Los titanosaurios vivieron en el período Cretácico, que finalizó hace 66 millones de años. Aunque se expandieron por todo el planeta, las formas de mayor tamaño y peso han aparecido en Argentina. Según un comunicado del Conicet, “si bien no hay evidencia para afirmar que el nuevo espécimen corresponda a una especie desconocida, presenta diferencias con las que ya están descritas, y las comparaciones preliminares con otros restos fósiles hacen presumir que podría tratarse de un animal aún más gigantesco”.

Los huesos encontrados indicarían que es mayor que otras especies similares halladas en la zona, cuna de los dinosaurios más gigantescos que se conocen (Cretaceus Research)
Los huesos encontrados indicarían que es mayor que otras especies similares halladas en la zona, cuna de los dinosaurios más gigantescos que se conocen (Cretaceus Research)

Otero señaló además que “aunque todavía no podemos realizar estimaciones de masa corporal debido a la ausencia de elementos largos como el húmero y el fémur, basándonos en la observación frente a otros huesos que sí tenemos, calculamos que habría alcanzado un tamaño similar o mayor a Patagotitan, el más grande conocido hasta ahora con una longitud de 37 metros de la cabeza hasta la cola y 69 toneladas de peso”.

Explicó también que la longitud total del pubis del nuevo ejemplar es un 10 por ciento más larga que en Patagotitan, y que también supera esa medida entre un 18 y 21 por ciento, respectivamente, con respecto a otros dos gigantes patagónicos, como Dreadnoughtus y Futalognkosaurus.

Agregó que “a pesar de estas diferencias, para concluir de manera fehaciente que se trata de especies diferentes, necesitamos cotejar huesos equivalentes, y en el caso de este nuevo individuo todavía nos faltan piezas clave para poder hacer la evaluación, como por ejemplo las vértebras dorsales; por eso la importancia de continuar trabajando en el sitio”.

Por otra parte, el pasado 10 de enero, desde la Universidad Nacional del Comahue informaron que personal de la empresa Pampa Energía había hallado restos fósiles pertenecientes a un dinosaurio herbívoro que vivió hace 100 millones de años, en la zona de Sierra Chata, al norte de la localidad de Añelo en la provincia de Neuquén. “Los restos fósiles corresponden a un dinosaurio herbívoro, probablemente de la familia de los Rebbachisauridae.

“Estos dinosaurios, que estuvieron distribuidos en el supercontinente Gondwana, han sido registrados principalmente en África y América del Sur y los restos, a pesar de ser fragmentarios, permiten brindar información relevante de este grupo”, indicó la institución en un comunicado.

Asimismo, señaló que “los hallazgos provienen geológicamente de la Formación Candeleros, del Grupo Neuquén, que tiene una antigüedad aproximada de unos 100 millones de años (Cretácico Tardío)”.

Seguí leyendo:

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS