No se sabe aún dónde se contagió el virus (foto: Adrian Escandar)
No se sabe aún dónde se contagió el virus (foto: Adrian Escandar)

El director médico del Hospital Fernández, Ignacio Previgliano, habló sobre el estado de salud del jefe de enfermeros del nosocomio, Claudio Lugo, quien se contagió de coronavirus y está en internado en terapia intensiva en el Sanatorio Anchorena, en la localidad bonaerense de San Martín.

Está muy grave, con respirado y con drogas para sostenerle la presión”, explicó Previgliano, al tiempo que reveló que está recibiendo el tratamiento novedoso con plasma de pacientes convaleciente. “Es una apuesta más a que se recupere”, afirmó.

Lugo, de 44 años, fue ingresado en las últimas horas en la clínica Anchorena, con un cuadro de COVID-19 grave. Como consecuencia de ello, las autoridades activaron los protocolos para proteger al personal sanitario y mitigar la posibilidad de contagios dentro del establecimiento, y se aisló a 4 personas considerados contactos estrechos.

En declaraciones a Radio Mitre, Previgliano manifestó su preocupación por el estado de salud de Lugo. “Independientemente de que me preocupo por todos y cada uno de los miembros del hospital, con Claudio nos une una amistad. Cuando fui director lo promoví para el cargo de jefe de emergentología”, recordó.

Previgliano reveló que Lugo está siendo sometido al tratamiento argentino que desarrolló el médico Julio Maiztegui en las décadas del 50y 60. “Hay un programa nacional en investigación en esto y me parece muy importante ofrecerlo a la gente que está tan grave como Claudio”, añadió.

El plasma de convaleciente es un tratamiento elaborado con la sangre donada por personas que se han recuperado de la enfermedad causada por el virus. La transfusión de plasma a un paciente con coronavirus podría neutralizar el microorganismo patógeno que lo afecta y, así, darle tiempo a esa persona de poner en marcha una respuesta inmune activa, es decir, generada por su propio sistema inmunológico.

En este sentido, el director médico del Fernández, recordó que en todas las enfermedades infecciosas hay dos variable importantes: una es la agresividad externa y la otra, la defensa del huésped. “Mucha veces pueden tener una respuesta exagerada a la agresión del huésped. Otros pacientes tienen otro tipo de respuesta y hacen una enfermedad leve. Esto es impredecible”, explicó Previgliano.

Tras el test positivo, se aislaron a cuatro personas consideradas
Tras el test positivo, se aislaron a cuatro personas consideradas "contactos estrechos" con el médico

Previgliano resaltó que en “los pacientes que tienen comorbilidades tiene mayor posibilidad de que la agresión del virus sea mucho mayor que la defensa, pero también el que se defiende demasiado tiene una enfermedad grave”.

Respecto al personal médico en general y a los casos positivos detectados en el sistema de salud, Previgliano resaltó la baja tasa de casos positivos en el Hospital Fernández. “Solo el 1% de los médicos ha tenido test de coronavirus positivos”, reveló.

“Desde que comenzó la pandemia, en el Fernández tuvimos 397 internados, de los cuales 198 fueron positivos y de este total hubo 47 casos graves y han fallecido 4 pacientes”, detalló y agregó: “Del total, 24 fueron extra hospitalarios y la otra mitad fueron contactos estrechos”.

Seguí leyendo: