Corporación América coordinó junto con el Ministerio de Salud de la Nación, Telecom Argentina y Samsung Argentina, la estadounidense Butterfly iQ, la Facultad de Medicina de la UBA, el reconocido médico infectólogo Daniel Stamboulian, y los doctores Aldo Barsanti y Jorge Carrascosa, la llegada al país de 50 equipos portátiles de ultrasonido.

Este equipo multidisciplinario está abocado a la adaptación de los protocolos para que los ultrasonidos portátiles Butterfly iQ estén esta semana en los centros de salud, permitiendo agilizar la atención médica durante la pandemia de coronavirus.

Los aparatos, producidos en EEUU y aprobados por la FDA, llegaron al país este viernes y habían sido presentados por primera vez hace un mes ante el ministro de Salud; Ginés González García, como así también ante el decanato de la Facultad de Medicina y el Hospital de Clínicas.

El dispositivo funciona conectándose a un celular, permitiendo así que en pocos minutos que el profesional pueda determinar lo avanzada que se encuentra la infección.
El dispositivo funciona conectándose a un celular, permitiendo así que en pocos minutos que el profesional pueda determinar lo avanzada que se encuentra la infección.

El Butterfly iQ es un dispositivo de ultrasonido portátil de última generación que colabora en el manejo de pacientes con coronavirus al permitir escanear y registrar imágenes de todo el cuerpo. En tiempos de pandemia de COVID-19 está ayudando en varios países de Europa y de Norteamérica a determinar con celeridad la condición y gravedad de los pacientes.

La portabilidad del aparato habilita al profesional de la salud a examinar al paciente antes de que sea ingresado a un centro sanitario, evitando así contagios y demoras. El dispositivo funciona conectándose a un celular, con lo que en pocos minutos el médico, paramédico o enfermero puede tomar decisiones de cómo proseguir con el paciente.

Presentación de Butterfly iQ, el novedoso ecógrafo portatil

Consecuentemente, permite una eficiente racionalización de las internaciones y de las derivaciones a terapia intensiva o respiradores.

El Ministerio de Salud será el encargado de la distribución y supervisión de los ultrasonidos y sus respectivos celulares.

Cabe destacar que Telecom Argentina y Samsung Argentina tienen un rol fundamental dentro de este equipo multidisciplinario ya que donaron los 50 celulares y su correspondiente pack de datos, necesarios para que los Butterfly iQ tengan portabilidad y conectividad.

La portabilidad del aparato habilita al profesional de la salud a examinar al paciente antes de que sea ingresado a un centro sanitario, evitando así más contagios y demoras.
La portabilidad del aparato habilita al profesional de la salud a examinar al paciente antes de que sea ingresado a un centro sanitario, evitando así más contagios y demoras.

Los aparatos pertenecen a una partida especial que se logró fuera destinada a la Argentina. La startup estadounidense en estos momentos está produciendo dispositivos para EEUU, Canadá, España e Italia.

Seguí leyendo: