Combatió en Malvinas y 38 años después encontró en un museo el diario íntimo que escribió durante la guerra

Hace casi cuatro décadas lo había escondido junto a otras pertenencias bajo unas rocas para que no caigan en poder del enemigo. Tras la caída de Darwin, lo dio por perdido

infobae-image

Un ex combatiente de la guerra de Malvinas se reencontró este domingo con el diario que escribió durante el conflicto bélico en las islas, luego de 38 años, al visitar el Museo Malvinas e Islas del Atlántico Sur, en la ciudad de Buenos Aires, donde ese documento está expuesto en sus vitrinas.

Así lo reveló el Museo Malvinas al señalar que Sergio Daniel Stechina, ex combatiente y oriundo del sur santafecino, no supo del destino de su “diario de guerra” hasta que una familia de la ciudad de Avellaneda, en Santa Fe, recorría el Museo y se detuvo a ver la sala de documentos y objetos significativos de la guerra de las Malvinas.

"Grande fue nuestra conmoción, ya que el Barrio Don Pedro está a unas cinco cuadras de la casa de mis viejos, a ochocientos kilómetros de la mía ahora. Don Rogelio Stechina, quien falleció hace unos seis años, es el papá de Fabián, un compañero de primaria al que apodábamos 'Gallo'", describió José Luis Aguilar, miembro de la familia que visitaba el Museo.

Aguilar terminó de enlazar la sorprendente historia al contar que "Fabián es hermano de Sergio, quien combatió en Malvinas", según el sitio web del Museo.

En 2015, para el primer aniversario del Museo Malvinas e Islas del Atlántico Sur, el Estado argentino donó a la institución una serie de documentos y objetos hallados en las islas para ser exhibidos en el recorrido museográfico.

Y entre ellos se encontraba una libreta o diario escrito durante la guerra por Sergio Stechina, y ese material o estaba expuesto juntos a otros documentos en una parte de la exhibición permanente del Museo denominada “Diarios de Guerra”.

infobae-image

Apenas Aguilar y su familia regresaron a Avellaneda se contactaron con la familia Stechina.

Sergio hace muchos años que vive en la ciudad de San Lorenzo, cerca de Rosario, y en el conflicto bélico estaba en las Islas, en el frente de batalla, informa el Museo.

En el diario, Schetina cuenta que salieron a hacer una misión, y cuando volvió a su base en Darwin se encontró que con las tropas británicas que habían ocupado el lugar.

Ante su inminente captura, coloca en un morral en el que llevaba llevaba el diario, una cámara fotográfica y un machete; esconde todo bajo unas piedras para que no caigan en poder del enemigo, y después de la caída de Darwin, Sergio da por perdidas sus pertenencias.

Hoy, Sergio, de alguna manera, vio hecho realidad el pedido que había escrito, a modo de portada, en su diario.

Luego de explicar cómo va a escribir su diario, aclara en el documento: “Si llego a caer en cumplimiento del deber, el que lo encuentre (al diario) lo haga llegar a esta dirección: Rogelio L. Stechina, Barrio ‘Don Pedro’, (3561), Avellaneda, Santa Fe”.

El destino quiso que Sergio no perdiera la vida en la guerra de las Malvinas, y que hoy pudiera revivir con emoción sus seguramente más fuertes y marcadas experiencias de vida.

“Nunca pensé que me iba a reencontrar con esto”, dijo el ex combatiente luego de que el director del Museo, el también veterano de guerra Edgardo Esteban, le entregará la libreta en sus manos.

Seguí leyendo:

Una semana en Malvinas: cómo viven los isleños hoy

Malvinas: inquietud de Gran Bretaña por los proyectos de ley que impulsa la Argentina para reafirmar la soberanía de las islas

La Gran Guerra, ¿hay similitudes con Malvinas?

MAS NOTICIAS