Un hombre llevó su auto Ford Mustang modelo 2017 a un taller mecánico de la localidad bonaerense de Boulogne, pero  nunca imaginó el estado del vehículo con el que se encontraría al regresar a buscarlo.

El dueño dejó el rodado para que le realizaran un service, tenían que colocarle silenciadores al caño de escape. Desde el taller le avisaron que, al tratarse de esa tarea específica, iban a llevarlo a otro lugar especializado, a un local mecánico de Villa Adelina. Accedió.

En consecuencia, un empleado se encargó de hacerlo. Pero cuando llegó a este taller, ubicado en Amancio Alcorta al 1200, le avisaron que, debido a la alta demanda, pasara dentro de una hora.

Entusiasmado por conducir el lujoso coche y en medio de la tediosa espera, la persona responsable del Mustang rojo se volvió a subir al auto y fue a visitar a un amigo, propietario de un lavadero, para mostrárselo.

"Subí que te voy a hacer sentir lo que es un auto de verdad", le dijo al llegar. Una vez adentro, se dispusieron a dar una vuelta. Pero entonces sucedió lo inesperado: el conductor perdió el control del auto, en una mala maniobra hizo una vuelta en "U" y terminó estrellándose de frente contra un Fox y una pared.

Así quedó el vehículo
Así quedó el vehículo

El hecho ocurrió hace unos días, pero se conoció en las últimas horas a raíz de la viralización del video que difundió el diario Crónica y que muestra los segundos posteriores al impacto. Ambos ocupantes no sufrieron heridas, aunque sí "estaban muy aturdidos por el golpe", contó Thalía, vecina que presenció la situación.

El vehículo, por su parte, quedó con la parte delantera destrozada. Se trata de un modelo valuado en 70 mil dólares (más de $ 3.800.000). Tiene tracción trasera, un motor de 5.0 L V8 y más de 400 caballos de fuerza.

SEGUÍ LEYENDO: