Una de las estaciones de la Línea H (Foto: Lihueel Althabe)
Una de las estaciones de la Línea H (Foto: Lihueel Althabe)

Desde las 5:30, las líneas B, C y E del subte estuvieron afectadas por un paro de los trabajadores que reclamó por la falta de personal en las boleterías en las estaciones recientemente inauguradas. La medida de fuerza, impulsada por un sector de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subterráneo y Premetro (AGTSyP), duró cerca de dos horas y se levantó poco antes de las 7:30.

Maximiliano Barrera, uno de los delegados de la línea E involucrados en el conflicto, explicó las razones de la huelga: "La medida surge como producto de la intransigencia de la empresa. Llevamos dos meses con un reclamo que tiene que ver con el faltante de boleteros en las estaciones recientemente inauguradas de la línea E".

Barrera precisó que las estaciones cuestionadas son Catalinas y Correo Central, que comenzaron a funcionar a principios de junio. Según el sindicato, las nuevas terminales carecen del personal necesario y los pasajeros sólo pueden usar máquinas para recarga de la tarjeta SUBE si necesitan viajar.

El dirigente sindical indicó que desde 2013, cuando se produjo la introducción de las máquinas, existe un acuerdo con la firma Metrovías, concesionaria del servicio, para que el principal medio de recarga continúe siendo el boletero.

"Quisiéramos no llegar a esta situación. Quisiéramos en el día de hoy encontrar a los compañeros trabajando en sus respectivos lugares y no tener que llegar al paro", agregó el representante gremial en declaraciones a radio El Destape.

Según los delegados, desde el momento en que las estaciones comenzaron a funcionar sin personal de boletería se realizó la denuncia ante la Subsecretaría de Trabajo donde se mantuvieron varias reuniones sin ningún resultado.

En las nuevas estaciones falta personal de boletería, indicaron desde el sindicato.
En las nuevas estaciones falta personal de boletería, indicaron desde el sindicato.

Interna sindical y posible sanciones

Lo cierto es que la medida de fuerza no contó con el aval del pleno de los Metrodelegados. A través de un comunicado, la conducción de la AGTSyP integrada por Roberto Pianelli y Néstor Segovia desconoció el paro en las líneas B, C y E y advirtió que no se encontraba votada ninguna acción gremial de esas características.

"El paro lo hizo una minoría de delegados sin aval del sindicato ni de la gran mayoría de los trabajadores. Es un sector muy pequeño", señaló a radio AM530 Roberto Pianelli, secretario general de la AGTSyP. 

Fuentes gremiales precisaron que el conflicto es impulsado por un grupo de delegados alineados con Claudio Dellecarbonara, representante gremial de la Línea B e integrante del Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT). Dellecarbonara encabeza la lista opositora a la conducción de Pianelli, por lo que en sus acciones gremiales suele mostrar márgenes de autonomía de los directivos de la AGTSyP.

"Desde hace años la empresa Metrovías, concesionaria del servicio de subte, insiste con un plan de eliminación de categorías y puestos de trabajo en diferentes sectores y especialidades. Este es el caso del sector de estaciones, donde se intenta avanzar con una supuesta reestructuración cuyo objetivo es la desaparición de la figura del boletero", agrega en un comunicado el grupo de delegados de las líneas B,C y E.

Los dirigentes sindicales Néstor Segovia y Roberto Pianelli cuestionaron la medida de fuerza. (NA)
Los dirigentes sindicales Néstor Segovia y Roberto Pianelli cuestionaron la medida de fuerza. (NA)

"A pesar de los esfuerzos de nuestro sindicato y de las muchas y extensas audiencias a las que hemos concurrido, la empresa continúa con su plan violando no solo el convenio, si no también actas acuerdos firmadas sobre la cuestión. En lo que es una nueva provocación, Metrovías inauguró, con años de demora, junto al gobierno de la ciudad, nuevas estaciones en la línea E sin personal en las boleterías", agrega el texto.

En esa línea, los trabajadores que impulsan el reclamo concluyeron: "Por eso los cuerpos de delegados de Estaciones de las líneas B, C y E, en base a las asambleas de sector determinaron una medida de fuerza con paralización del servicio desde las 5.30 hs de mañana jueves 8 en defensa de los puestos de trabajo y la salud de los usuarios y trabajadores".

Por su parte, Metrovías respondió que "el reclamo es totalmente injustificado" y denunció a los metrodelegados para que tengan "las sanciones que correspondan a aquellos trabajadores que obstaculicen o directamente impidan, en el día de mañana, el normal funcionamiento del servicio".

Seguí leyendo: