El uso y abuso de los videojuegos se da cada vez más en mujeres y en personas de toda edad (Getty)
El uso y abuso de los videojuegos se da cada vez más en mujeres y en personas de toda edad (Getty)

La Legislatura de la Provincia de Buenos Aires analiza un proyecto de ley que busca incluir la adicción a los videojuegos entre las patologías contempladas en la Ley Provincial de Prevención de Enfermedades Psicosociales.

La iniciativa propuesta por la Defensoría del Pueblo bonaerense sugiere, según estudios realizados, que casi la mitad de los usuarios pasan en promedio tres horas diarias jugando frente a una pantalla e incluso dejan de hacer otras actividades para dedicarle más tiempo a los videojuegos. Estos casos de adicción lo sufren desde adolescentes hasta adultos de más de 40 años.

A partir del trabajo de campo realizado por el Observatorio de Adicciones y Consumos Problemáticos se llegó a la conclusión de que el 37% de los usuarios destina entre cuatro y seis horas diarias a los videojuegos; el 51% entre dos y tres horas por día. Además el 47% de los consultados admitieron dejar de realizar otras actividades para seguir jugando.

El relevamiento incluyó 273 entrevistas presenciales con cuestionario y respuestas online a personas de entre 12 y 45 años. "El 17% de los consultados definió como ´un vicio´ el vínculo que mantienen con distintas plataformas, como consolas, tablets, smartphones, notebooks y computadoras de escritorio", detalla el estudio.

La ley que se apunta modificar es la 10.670, que establece la inclusión en el sistema educativo bonaerense programas destinados a la prevención primaria de enfermedades psicosociales tales como alcoholismo, drogadicción, tabaquismo y violencia. El objetivo de este proyecto es que se incluya  también el vicio de los videjuegos.

Según publicó la agencia Télam, la iniciativa ya cuenta con aval de las comisiones de Prevención de las Adicciones y Educación, Cultura, Ciencia y Técnica del Senado bonaerense y actualmente se encuentra en estudio en Legislación General.

“Los mayores niveles de abuso se registra en el juego Fortnite, que se actualiza cada 10 semanas aproximadamente”
“Los mayores niveles de abuso se registra en el juego Fortnite, que se actualiza cada 10 semanas aproximadamente”

"La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha dejado claro que el uso compulsivo de videojuegos dejó de ser una cuestión meramente vinculada con derechos de usuarios y consumidores, para pasar a convertirse en un problema de salud pública, que requiere una intervención directa del Estado tanto en la prevención como en el tratamiento de las adicciones", explicó Walter Martello, defensor del pueblo adjunto de la provincia.

Para la OMS la adicción a los videojuegos es una enfermedad que se "se caracteriza por un patrón de comportamiento de juego persistente o recurrente, que puede ser en línea o fuera de línea", y que repercute además en aspectos como "el deterioro en el control sobre el juego, incremento en la prioridad dada respecto a otros intereses y continuación de ese incremento a pesar de que tenga consecuencias negativas".

Martello alertó también ejemplificando con uno de los juegos de moda entre adolescentes y adultos: Fortnite. "Los mayores niveles de abuso se registran en ese videojuego, que se actualiza cada 10 semanas aproximadamente". El Fortnite se convirtió en furor en todo el mundo albergando a más de 200 millones de usuarios. Sin embargo, genera preocupación entre padres que advirtieron trastornos de sueño y alimenticios entre sus hijos.

SEGUÍ LEYENDO: