Antes de la inauguración oficial del Paseo del Bajo, prevista para el lunes 27, Infobae recorrió la megaobra que cambiará la forma de circular por la Ciudad de Buenos. Tal es así, que el trayecto que a un camionero en un día hábil le llevaba 45 minutos, ahora puede hacerlo en tan solo 10.

A bordo de una moto y con cámara en mano, un fotógrafo de este medio circuló por las trincheras y las curvas de este corredor vial preferencial para el transporte pesado.

La prueba arrancó a la altura de la Autopista Illia (norte del a Ciudad) para finalizar en la conexión la Autopista 25 de Mayo sentido Liniers-Ezeiza (sur de la Ciudad) con el objetivo de calcular las pendientes longitudinales y transversales, el tiempo de recorrido a distintas velocidades, el efecto acústico y la efectividad de la señalización horizontal y vertical.

El Paseo del Bajo va a separar a los camiones y colectivos de los vehículos particulares, permitiendo que los vecinos ahorren hasta 37 minutos de viaje en su ingreso a Buenos Aires.

La vía por la que corren exclusivamente los camiones está por debajo del nivel de las calles por las que circularán los autos particulares. En otros tramos, como por ejemplo el sector de avenida Castillo entre Retiro y el Puerto, estos van por encima.

Desde la calle Brasil hasta el peaje de Retiro de la Autopista Illia, el Paseo del Bajo cuenta con 12 carriles: 4 exclusivos para camiones y micros de larga distancia, con acceso directo al puerto y a la Terminal de Retiro, y 8 carriles para vehículos livianos (4 con sentido norte sobre la avenida Moreau de Justo y 4 con sentido sur sobre la avenida Huergo).

Esta obra beneficia a más de 134.000 pasajeros diarios: 15.326 conductores de camiones; 28.245 pasajeros de micros de larga distancia y 91.070 vecinos que usan autos particulares.

Los 7,1 kilómetros que tiene esa autopista Infobae los hizo a una velocidad máxima de 60 km/hora, que es lo permitido.

Los pesados -camiones, acoplados y micros- cuentan con un carril exclusivo sin salidas. Pero pueden salir únicamente la altura de alguno de los tres distribuidores de la traza: Distribuidor Sur, Distribuidor Retiro o Distribuidor Norte. Los livianos, en cambio, no tendrán acceso a este canal vial. Si lo usan, la multa será de 150 unidades fijas, lo que representa alrededor de $ 3 mil.

Paralelo a ese corredor circula el Par Vial de vehículos livianos (un doble carril en ambos sentidos), que podrá ser utilizado por autos particulares y el transporte público de pasajeros.

A la derecha está el carril de "tránsito local", en el que se podrá girar a la derecha, para acceder por ejemplo a establecimientos frentistas, eliminándose así los giros a la izquierda.

Por los carriles izquierdos, en tanto, funcionará el carril de "tránsito pasante", donde habrá una circulación más fluida ya que no se permitirá la detención de vehículos y contará con coordinación semafórica. En este caso, se eliminará el giro a la derecha y se permitirá el giro a la izquierda.

Pero habrá otros tramos donde el transporte pesado irá por encima del transporte particular y de pasajeros. Eso ocurrirá en el sector de la avenida Castillo, entre Retiro y el Puerto.

En cuanto a los colectivos de línea, el proyecto de cajones amarillos ordenará las paradas aproximadamente cada 400 metros. Cada cajón delimitará el espacio físico para la detención de colectivos y dentro del mismo se organizarán los paradores con un máximo de dos líneas cada uno, para evitar demoras en el ascenso y descenso de pasajeros.

El funcionamiento en caso de una emergencia, según precisaron desde la Secretaría de Transporte, será el mismo que en las autopistas. Todo vehículo detenido en el Paseo del Bajo deberá comunicarse con el 140 y acatar las indicaciones del personal de Seguridad Vial de AUSA.

Además de los accesos habituales, en el Paseo del Bajo habrá dos accesos de emergencia vehiculares solo para ser utilizados por Seguridad Vial de AUSA: una salida hacia Av. Antártida Argentina, altura Dársena Norte. La otra salida estará en Av. Huergo o Av. Alicia Moreau de Justo altura Humberto 1°

El Paseo del Bajo será la primera autopista sin barreras. Los autos no deberán detener la marcha para pagar sino que el sistema de TelePase realizará el cobro de manera automática. La tarifa será plana.

SEGUÍ LEYENDO: