En los próximos días el Gobierno de la Ciudad abrirá el nuevo bajo porteño. Esto traerá aparejado una serie de novedades como los carriles exclusivos, trincheras, viaductos, tránsito pasante, circulación inglesa en algunos tramos, coordinación semafórica y cambios que obligarán a autos particulares, motos, camiones y colectivos de larga y corta distancia, a reeducarse.

Las aplicaciones de tránsito y los GPS se volverán durante las próximas semanas -si llegan a actualizar sus mapas- herramientas imprescindibles para enfrentarse al nuevo Paseo del Bajo. Desde este viernes el tramo comenzará a tener sus primeras modificaciones en vistas a la inauguración del próximo lunes 27.

Un micro de larga distancia en una de las pruebas del Paseo del Bajo (Foto: Lihue Althabe)
Un micro de larga distancia en una de las pruebas del Paseo del Bajo (Foto: Lihue Althabe)

Mientras tanto desde la Secretaría de Transporte porteña, a cargo de Juan José Méndez, ya anticiparon que llevará varias semanas que los engranajes del sistema giren al ritmo de las expectativas. Por eso es probable que el próximo lunes sigan viéndose camiones por Puerto Madero.

Eva Jokanovich, directora general de Tránsito y Transporte de la Ciudad y Daiana Zafran, coordinadora del Equipo de Grandes Obras y Eventos, ultiman detalles antes de la inauguración. Ambas tuvieron a su cargo el año pasado la logística vehicular de los Juegos Olímpicos de la Juventud, el G20, y el Paseo del Bajo es su nuevo desafío.

Lo que hay que saber

La nueva Autopista Paseo del Bajo promete que el trayecto que a un camionero un día hábil podía llegar a llevarle 45 minutos, ahora podrá sortearlo en solo 10. Que un pasajero que quiera viajar a Mar del Plata tendrá una hora menos de viaje, además de otros beneficios como el ahorro de la nafta o la revalorización de los terrenos de la zona. Pero: ¿cómo?

Los pesados contarán con un carril exclusivo sin salidas que dependiendo el tramo estará soterrado, al nivel del suelo o en elevación. Podrán salir solo a la altura de alguno de los tres distribuidores de la traza: Distribuidor Sur, Distribuidor Retiro o Distribuidor Norte. Los livianos no tendrán acceso a este canal (si lo usan, la multa será de 150 unidades fijas, hoy algo más que $ 3 mil).

Este Corredor Vial Preferencial para el tránsito pesadocamiones y acoplados cuyo peso en forma individual sea igual o mayor a 12 toneladas y ómnibus de transporte de pasajeros de larga distancia, ya sea que circulen con o sin carga-, separará a los vehículos de gran porte del resto.

Paralelo a ese corredor circulará el Par Vial de vehículos livianos. Será para el uso de particulares y también para el transporte público de pasajeros. Contará con un doble carril en ambos sentidos:

A la derecha estará el carril de "tránsito local", en el que se podrá girar a la derecha, para acceder por ejemplo a establecimientos frentistas, eliminándose así los giros a la izquierda.

Por los carriles izquierdos en tanto funcionará el carril de "tránsito pasante", donde habrá una circulación más fluida ya que no se permitirá la detención de vehículos y contará con coordinación semafórica. En este caso se eliminará el giro a la derecha y se permitirá el giro a la izquierda.

La vía por la que correrán exclusivamente camiones en esta parte de la Ciudad estará por debajo del nivel de las calles por las que circularán los autos particulares. En otros tramos, en tanto, como por ejemplo el sector de avenida Castillo, entre Retiro y el Puerto, estos irán por encima.

En cuanto a los colectivos de línea, el proyecto de cajones amarillos ordenará las paradas aproximadamente cada 400 metros. Cada cajón delimitará el espacio físico para la detención de colectivos y dentro del mismo se organizarán los paradores con un máximo de dos líneas cada uno, para evitar demoras en el ascenso y descenso de pasajeros.

Un total de nueve puentes vehiculares interconectarán en ambos sentidos los dos lados de la traza.

El funcionamiento en caso de una emergencia, según precisaron desde la Secretaría de Transporte, será el mismo que en las autopistas. Todo vehículo detenido en el Paseo del Bajo deberá comunicarse con el 140 y acatar las indicaciones del personal de Seguridad Vial de AUSA.

Además de los accesos habituales, en el Paseo del Bajo habrá dos accesos de emergencia vehiculares solo para ser utilizados por Seguridad Vial de AUSA: una salida hacia Av. Antártida Argentina, altura Dársena Norte. La otra salida estará en Av. Huergo o Av. Alicia Moreau de Justo altura Humberto 1°

El Paseo del Bajo será la primera autopista sin barreras. Los autos no deberán detener la marcha para pagar sino que el sistema de TelePase realizará el cobro de manera automática. La tarifa será plana.

En cuanto a velocidades, regirá un límite máximo de 60 kilómetros por hora sobre la autopista y de 40 kilómetros por hora en las ramas de conexión. Se espera que el lunes por la mañana comiencen a realizarse los primeros cambios en la circulación, que finalizarán el mismo día por la noche.

Drone de Infobae: prueba de las luces del nuevo Paseo del Bajo

SEGUÍ LEYENDO