La brigada antiexplosivos de la Policía de la Ciudad realizó en la tarde de este sábado una explosión controlada en el barrio porteño de Palermo luego de la denuncia de un taxista por un "paquete sospechoso" que fue olvidado en su vehículo.

El hombre de 38 años denunció a efectivos de la comisaría vecinal 14A que un hombre y una mujer dejaron una cartera en su vehículo cuando bajaron de la VW Suran en Beruti y Coronel Díaz, antes de ingresar al shopping Alto Palermo.

Sin embargo, cuando el personal policial de la brigada antiexplosivos -que cortó el tránsito para llevar adelante el operativo de rigor- hizo detonar la cartera, descubrieron que en el interior había pedazos de pollo crudo y no explosivos.

Se trata de la tercera falsa alarma en tres días después de que fuera desaolajada la galería subterránea de la avenida 9 de Julio por un objeto sospechoso que resultó ser un televisor portátil y luego de que debiera ser desalojado Aeroparque por otro paquete que finalmente eran sábanas que olvidó una pasajera de un vuelo a Neuquén.

A días de que se lleve a cabo la cumbre del G-20 en la Ciudad de Buenos Aires, la detención de dos ciudadanos argentinos por supuestas relaciones con la organización libanesa Hezbollah, el hallazgo de una bomba casera en la casa del juez federal Claudio Bonadio y la fallida detonación de otra en la tumba del ex jefe de policía Ramón Falcón en el cementerio de la Recoleta que dejó gravemente herida a una joven anarquista aumentaron la preocupación de que se produzcan atentados con explosivos y cada episodio similar es tomado como un potencial peligro.

SEGUÍ LEYENDO: