Según indicaron fuentes de Metrovías, este jueves por la tarde se advirtió la presencia de un artefacto en las escaleras de la galería comercial que conecta la calle Carlos Pellegrini con Cerrito y a su vez con la estación 9 de Julio de la línea D de subte.

Miembros del personal de seguridad de la embajada de Israel fueron quienes al pasar por la zona notaron un paquete sospechoso que temieron que pudiera ser un artefacto explosivo, razón por la que dieron aviso a la Policía de la Ciudad.

Tras constatarse la presencia de un elemento sospechoso fue que se perimetró el lugar y arribó personal de bomberos, Brigada de Explosivos, que tras examinar el objeto y las inmediaciones indicaron que sólo se trataba de un televisor portátil, el que no generaba ningún tipo de peligro.

De acuerdo al protocolo establecido para estos casos, se inspeccionaron sin embargo los alrededores con canes. Por orden del juzgado interviniente se secuestró el artefacto y se tomaron las medidas de rigor.

Si bien finalmente se trató de un dispositivo de TV, la presencia de este artefacto generó temor a partir de los hechos vinculados con explosivos, ocurridos en las últimas horas en la ciudad de Buenos Aires.

Desde la empresa Metrovías quisieron destacar que el subte opera con normalidad, que no fue necesario cerrar estaciones, ni realizar ningún tipo de evacuación.

SEGUÍ LEYENDO