Steven Pinker brindó una exposición ante más de 400 personas en el CCK (Julieta Ferrario)
Steven Pinker brindó una exposición ante más de 400 personas en el CCK (Julieta Ferrario)

Su exposición se dio en el marco del Programa Argentina 2030, dirigido por Iván Petrella y organizado por de la Jefatura de Gabinete de Ministros. 'Pesimismo vs optimismo: una mirada sobre el progreso global' está basada en su última publicación, En defensa de la Ilustración (Paidós, 2018), en la que realiza un viaje histórico a través de distintos aspectos que hacen a la vida, tanto privada como en sociedad.

"Todos nos hacemos preguntas importantes: ¿Por qué el mundo está plagado de problemas? ¿Cómo le damos propósito a nuestras vidas? Algunas personas tienen respuestas a nuestros dilemas. Algunas de ellas son la religión, los enemigos y los demonios, el nacionalismo o el pensamiento reactivo, en donde la sociedad en el pasado 'vivía en armoniosidad'. Allí nos dicen: 'Debemos devolver a la sociedad a su época de oro'. Pero, ¿esto es realmente así?", expresó en el comienzo.

Pinker aseguró que "hay un sistema alternativo de creencias y valores, el que asociamos con el iluminismo o el siglo de las luces. Muchas personas adoptan los ideales. Otras ideologías tienen defensores apasionados. El iluminismo también lo merece, por eso tiene cuatro valores fundamentales: la razón, la ciencia, el humanismo y el progreso".

"Soy un psicólogo cognitivo y sabemos que los seres humanos no somos racionales. Estamos confiados sobre nuestra sabiduría o virtudes. Las personas pueden razonar solo si aceptan ciertas normas. En otra medida la ciencia parte de que el mundo puede ser formulado por explicaciones posibles contrastadas con la realidad. En cuanto al humanismo, las personas tenemos compasión, nos preocupa el bienestar del otro, aunque el circulo de compasión es bastante pequeño: sentimos el dolor de nuestra familia o amigos, quizá también las mascotas. Y listo. El circulo de compasión puede ser extendido a través de la mezcla de ideas, la educación, el periodismo, el arte e incluso la razón", especificó.

Pinker mantuvo, por la tarde, una reunión con el presidente Macri en Casa Rosada (Julieta Ferrario)
Pinker mantuvo, por la tarde, una reunión con el presidente Macri en Casa Rosada (Julieta Ferrario)

"Pero una vez que entramos en una 'discusión por razonar' hay una simetría de intereses y puntos de vista. Allí solo queda el progreso, que es posible únicamente si aplicamos todo lo anterior para poder lograrlo. Y allá nació la ilustración, porque los intelectuales odian el progreso y aquellos que se llaman progresistas también", manifestó Pinker.

Su presencia en el CCK se produjo luego de haber mantenido por la tarde un encuentro con el presidente Mauricio Macri en Casa Rosada. Allí también fue recibido por el jefe de Gabinete de la Nación, Marcos Peña y por el mencionado Petrella y dialogaron por media hora sobre los desafíos para la democracia como la disrupción tecnológica y el cambio climático, entre otros temas.

"Muchos científicos son muy optimistas, pero los críticos literarios y los eruditos culturales tienden a ser muy pesimistas sobre la civilización occidental. Y ha sido así desde hace 150 años, que dicen que la civilización occidental va a colapsar en cualquier momento. Y si les enseñas los datos de que en todo el mundo la pobreza y el hambre están descendiendo, todavía existen, pero es menos de lo que solía ser, parece como si fuera una disculpa o una defensa del establishment", explicó en diálogo con Infobae.

Para demostrarlo, citó algunos ejemplos expuestos en forma global y también centrándose únicamente en la Argentina. "Durante los primeros años de la humanidad, la expectativa de vida no superaba los 30 años. Ahora, el promedio es 70 y en algunos países mucho mas. El desarrollo del progreso fue desparejo, eso sí. Pero en este país, por ejemplo, la expectativa de vida asciende a los 75 años, apenas por debajo de Europa occidental".

Más de 400 personas escucharon, durante una hora, la exposición de Pinker (Julieta Ferrario)
Más de 400 personas escucharon, durante una hora, la exposición de Pinker (Julieta Ferrario)

"Y repito: este desarrollo es bastante desparejo. En cuanto a la prosperidad, Estados Unidos y Reino Unido fueron los primeros países en escaparse de la pobreza universal. En Argentina, el crecimiento del PBI, a lo largo de su historia, es muy complicado. Ha tenidos crecimientos rápidos y después caídas y estancamientos. El declive en Argentina, sin embargo, es menor al que se registró en Europa occidental. Supera la tasa de crecimiento en el resto de América Latina".

"La tasa de homicidios en Argentina es otro ítem a remarcar. Aunque no lo crean es es la menor en América Latina y está bastante cercana a la que se lleva a cabo en los grandes países del mundo", agregó.

Pinker también compara datos de 1988 con los de 2017. Hace 30 años "hubo 23 guerras, 85 autocracias, un 37% de extrema pobreza y más de 60.000 armas nucleares", mientras que el año pasado "tuvo 12 guerras, 60 autocracias, un 10% de extrema pobreza y más de 10 mil armas nucleares".

Cuando finalizó su exposición, el público pudo realizarle algunas preguntas a través de papeles que le fueron entregados, los cuales habían sido previamente ubicados en cada butaca. Allí debió contestar diversas inquietudes sobre el ex presidente estadounidense, Barack Obama, el sistema capitalista y el rol del país norteamericano en las políticas mundiales.

El científico consideró “necesario” modificar el lenguaje para “marcar la igualdad de género” (Julieta Ferrario)
El científico consideró “necesario” modificar el lenguaje para “marcar la igualdad de género” (Julieta Ferrario)

También fue interrogado sobre el rol de la mujer, el feminismo y la necesidad (o no) de modificar el lenguaje para volverlo inclusivo. "Hoy una mujer que trabaja dedica más horas con sus niños en comparación a lo que ocurría en los años '50, en donde muy pocas trabajaban fuera de sus casas y sí lo hacían en ella, cuidando a sus hijos".

"En cuanto al lenguaje, considero necesario el cambio. Debemos modificar el lenguaje para marcar la igualdad de género. Pero también es imprescindible demostrar cómo incorporarlo, debatirlo y expresar los términos que sí son fundamentales incluir. Sería positivo marcar la paridad en el lenguaje pero de manera concisa, sin que interfiera en la manera de comunicarnos", aseguró.

Pinker expresó que "el 70% de las personas muestra felicidad en la Argentina. Del '84 al 2015, a pesar de todos sus inconvenientes sociales, políticos y económicos, la sociedad argentina, a pesar de todos de los problemas, es relativamente feliz. En una escala del 1 al 10, Argentina oscila entre los 6 y 7 puntos. Se debe entender que el progreso no es cuestión de tener temperamento optimista o ver el vaso medio lleno, sino que es una realidad mundial en cuanto a cómo se refleja todo lo que sucede en las noticias".

"¿Por qué se niega el progreso? Una de las razones es la mente o cómo funciona la mente. El optimismo a veces parece como un vendedor, pero debemos preguntarnos: '¿está bueno ser pesimista? No, lo mejor es ser preciso. Por supuesto que hay que tener noción del peligro, de la crisis y de todo lo que ocurra. Si todo desembocase en el fatalismo, ¿para qué preocuparse? ¿Para qué tirar el dinero si todo va a salir mal?", concluyó.

Seguí leyendo: