Cero cero, la tolerancia en cuanto al alcohol al volante es nula (Gentileza El Pais)
Cero cero, la tolerancia en cuanto al alcohol al volante es nula (Gentileza El Pais)

La rutina se repite, mayormente, durante las madrugadas. Los controles se intensifican pasada la medianoche, en donde la tolerancia y la contemplación es cero. "La noche hay que cuidarla y el personal que tenemos está bien entrenado, es respetuoso pero no podemos andar persiguiendo al turismo. Cuidamos las horas peligrosas en donde se encuentra gente alcoholizada que realmente puede provocar un desastre. El año pasado y este, a través de los controles de velocidad y de alcohol, hemos logrado que no haya ni un solo siniestro vial", dijo a Infobae Enrique Antía, intendente de Maldonado (IDM).

En Punta del Este se estima que el 2018 traerá muy buenas noticias: entre los que ya se fueron, los que están y aquellos que aún no llegaron, se cree que -cuando finalice la temporada- más de 2 millones de turistas habrán decidido vacacionar en el balneario uruguayo.
 
“Establecimos dos controles para toda la temporada, porque entendimos que si bien no es positivo que el turista se sienta invadido, también es justo que ellos se sientan cuidados. El control más común es de espirometría, en donde el conductor debe soplar en una pipeta descartable y allí, al instante, obtiene el resultado. El otro es a través de reactivos, para saber si tiene marihuana o cocaína en sangre”, explicó Juan Pigola, director de Tránsito y Transporte de la IDM.
Durante la primera quincena de enero, se controlaron cerca de mil vehículos (Gentileza El Observador)
Durante la primera quincena de enero, se controlaron cerca de mil vehículos (Gentileza El Observador)
Uruguayos, argentinos, brasileños o la nacionalidad que fuere. Taxistas, turistas o ciudadanos locales. La profesión u ocupación tampoco interesa. Pigola aclaró: “Al que le toque deberá haberlo. Si se niega da a la presunción de que previamente consumió alcohol o drogas. Está en la ley”. En lo que va de la temporada -según le informaron a Infobae desde la IDM- se llevaron a cabo alrededor de 1.000 controles de tránsito, de los cuales el 10% dio positivo, tanto en alcoholemia como en los reactivos a la drogas.
Lo permitido es nada. La respuesta textual de Pigola fue: “No hay tolerancia alguna. A cualquier ciudadano que se lo detenga debe tener 0 de alcohol en sangre. Previo al test se le pide la licencia de conducir y los documentos del vehículo. Si el mismo da positivo, los agentes de tránsito deben retenerlos”, agregó.
El parlamento uruguayo promulgó el 28 de diciembre de 2015 la ley Nº 19.360, que modifica el artículo 45 de la ley 18.191 del 14 de noviembre de 2007, que le permitía a los conductores manejar con una concentración de alcohol inferior a 0,3 gramos por litro de sangre. De acuerdo a la reglamentación, al conductor que sobrepase el límite de alcohol establecido, se le sancionará con el retiro de la licencia de conducir por seis meses a un año. A la tercera reincidencia, el retiro de la licencia sería de por vida.
La mayoría de los controles se llevan a cabo durante la madrugada (Gentileza El País)
La mayoría de los controles se llevan a cabo durante la madrugada (Gentileza El País)
La sanción económica para el conductor que esté bajo los efectos del cannabis será igual a la de una espirometría positiva: USD 500, aproximadamente.
La diferencia en cuanto a los ciudadanos uruguayos y los argentinos (o extranjeros) es por dónde deben retirar los documentos retenidos. “A los uruguayos le son devueltos a través de autoridades locales. A los extranjeros, luego de haber quedado efectiva la multa, se los envían a la representación diplómatica del país. En el caso de Argentina, al consulado”, sostuvo el director de tránsito.
En cuanto al control de reactivo THC o cocaína el manejo requiere mayor discreción. “Los agentes están preparados para descubrir situaciones que puedan llamar la atención. A veces, la persona que está al volante da negativo el de espirometría pero tiene una actitud sospechosa, por eso se le realiza el control de drogas. El sistema es a través de máquinas alemanas que arrojan el resultado en 10 ó 15 minutos. Si da positivo, el procedimiento es idéntico al de alcoholemia”.
Si el conductor se niega a hacerse el test, se presume que tiene alcohol o drogas en sangre (Gentileza El Observador)
Si el conductor se niega a hacerse el test, se presume que tiene alcohol o drogas en sangre (Gentileza El Observador)
Pigola detalló el procedimiento: “El chofer debe mojar con su saliva un papel secante y a los 10 ó 15 minutos actúa el reactivo. Se lo coloca sobre una máquina y lo que marca es marihuana y cocaína”.
A su vez, es válido remarcar que si conductor sancionado por manejar bajo los efectos del alcohol o drogas fuese encontrado conduciendo un vehículo con la licencia suspendida, se aplicará la sanción por no tener licencia de conducir, más la infracción que corresponda y allí no podrá volver a conducir.
“Tanto el alcohol como el consumo de cannabis genera conductas que pueden afectar el equilibrio, la atención, la coordinación y la percepción, entre otras conductas, de quienes tienen la responsabilidad de estar al frente de un vehículo”, concluyó Pigola.
LEA MÁS: