Martina Sofía Liria, de 13 años, fue baleada en la noche del miércoles durante un intento de robo en una heladería a cinco cuadras de su casa, en el partido bonaerense de Ituzaingó, donde se encontraba con su prima de 17.

Si bien en un principio se informó que la adolescente había fallecido, más tarde se confirmó que se encuentra internada en el hospital Posadas de Haedo en gravísimo estado.

Alrededor de las 21:30 ambas llegaron a la heladería Acuarius, en la calle El Rancho al 3600, y se sentaron en las mesas de afuera. En ese momento aparecieron dos delincuentes en moto, uno de los cuales ingresó a robar al local y otro a los clientes. Uno intentó arrebatarle de las manos el celular a Sofía pero, cuando la adolescente intentó resistirse, le apuntó a la cabeza y le disparó en el lado izquierdo de sus sien.

Los delincuentes huyeron del lugar y Sofía fue asistida por su prima y los empleados de la heladería que llamaron a la ambulancia y a la policía. A pesar de que en un principio trascendió que había fallecido, Sofía fue trasladada al Hospital Posadas, en Haedo, donde aún permanece internada en grave estado. Sus familiares y amigos enviaron un pedido de cadena de oración a través de las redes sociales.

Yanina, una amiga de la familia de la chica, relató a los medios que el delincuente le disparó a la víctima "por nada", ya que había entregado su celular y no se resistió, y dijo a que su amiga "está gravísima, muy delicada. La operaron anoche y la volvieron a operar esta mañana (por el jueves)".

Según contó Julián, tío de la víctima "fue todo muy rápido, Sofía ni siquiera se había dado cuenta que la estaban robando".

La prima de Sofía continuaba anoche en estado de shock.  "Está muy asustada y nerviosa. Le tocó socorrer a la prima, que es como la hermana", añadió Julián.

Anoche, vecinos de Ituzaingó se manifestaron en El Rancho y Del Petral, en la esquina de la heladería, para reclamar "Justicia por Sofía" y mayor seguridad en la zona.

El hecho está siendo investigado por agentes de la Comisaría 3a de Ituzaingó, en el barrio Las Cabañas, a las órdenes de la fiscal María Laura Cristini, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 descentralizada de Ituzaingó.