En al menos dos lugares clave para la entrada al país, el puerto de la Ciudad de Buenos Aires y el Aeropuerto Internacional de Ezeiza, Infobae pudo comprobar el cobro de "tarifas fijas" por parte de los taxistas porteños, que se traduce en sobreprecios en los viajes.

Dos hombres al grito de "taxi, taxi" están parados en la puerta de entrada de la terminal de Buquebus, en Puerto Madero. Apenas un supuesto turista le sostiene la mirada a uno, la persona se acerca con paso rápido y sin quitarle la vista de encima le hace la pregunta obvia: "¿Taxi?". Es el "pescador". El encargado de captar a los recién llegados y guiarlos hasta alguno de los choferes con los que trabaja.

El supuesto pasajero, en este caso un periodista de Infobae, sigue el juego e indaga sobre la tarifa de antemano. Por un viaje desde el puerto hasta el Congreso de la Nación, el presupuesto que le da el "pescador" es de "300 pesos". Tarifa fija. Un recorrido de 4,9 kilómetros en auto, que al costo de la bajada de bandera actual, de "$27,70", no debería superar los 100 pesos.

Mientras camina con el chofer hacia el auto de la empresa Radio Taxi Pampa, el supuesto pasajero insiste con la pregunta: "¿Hasta el Congreso cuánto sale?". Sin titubear un segundo, el conductor, que no intercambió ningún tipo de información con su cómplice, confirma la cifra: "300 pesos".

Durante el trayecto algunos detalles delatan la irregularidad del viaje. Al reloj apagado se suma el relato del propio chofer sobre las razones de fijar una tarifa: "Es precio cerrado", asegura y argumenta que es una cuestión de "oferta y demanda" porque "de noche no tenés un auto" y "el que viene (al puerto) te pone un valor fijo". Aunque al momento del registro viajan de día y corre la misma regla.

"Nosotros no tenemos conocimiento de que eso pase", le respondió el secretario general del Sindicato de Peones de Taxis, Omar Viviani, a Infobae, al ser consultado sobre las denuncias por este tipo de estafa de la que son víctimas los usuarios a manos de los mismos choferes del gremio que dirige.

Dos días después Infobae volvió a ir hasta la terminal de Buquebus, esta vez con cámara descubierta y micrófono en mano, para intentar hablar con los choferes. La negativa fue rotunda y en pocos minutos los taxistas vaciaron la playa de estacionamiento, dejando inclusive a varios pasajeros a la espera de un auto.

En un nuevo intento, algunas horas más tarde y con la cámara prendida, se pudieron rescatar algunas respuestas. Fue el mismo conductor que había cobrado la "tarifa fija" el que aseguró que el viaje desde ese lugar hasta el Congreso de la Nación, por el que dos días antes había facturado "300 pesos", costaba "alrededor de 60".

La encargada de regular a los taxis es la Secretaría de Transporte del Gobierno de la Ciudad. Uno de los temas más espinosos con los que tuvo que tratar la gestión fue el problema con Uber, empresa tildada de "ilegal" por los choferes, que realizaron múltiples protestas para impedir su desembarco en el país. Sin embargo, sobre el tema de las "tarifas fijas", las autoridades porteñas negaron haber recibido denuncias de usuarios.

"No tenemos denuncias de que esto pase. De la parada de Buquebus no hemos tenido ningún tipo de reclamo", aseguraron desde la Secretaría de Transporte e hicieron saber que al año se realizan alrededor de 39 mil controles a los taxistas de la Capital Federal.

"Nosotros cada vez que recibimos una denuncia, al taxista se lo cita para que haga un descargo, puede ser sobre una falta de respeto a un pasajero, un objeto olvidado, algo que sucedió", detallaron sobre cómo procede la Secretaría.

Las autoridades alegan que les es muy difícil intervenir en la negociación que ocurre dentro del habitáculo, en el uno a uno entre el conductor y el pasajero. "Vos tomás un taxi y decís 'che, el taxista me robó', yo te tengo que decir lamentablemente que tenés que hacer la denuncia penal y que de eso se tiene que encargar la justicia ordinaria, es la palabra de uno contra la del otro", argumentaron.

Pero el puerto no es el único lugar en que ocurren las estafas. Se repite en teatros y estadios como el Luna Park cada noche que hay un espectáculo y en otro punto de ingreso al país. Una nueva cámara oculta, esta vez en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza, dejó al descubierto el mismo sistema.

En el caso de Ezeiza existe una garita ubicada en la parte exterior de la terminal, administrada por los mismos taxistas, similar a la que corresponde a los taxis del aeropuerto (de color blanco), desde la que se dirige la operatoria y en la que paran los inscriptos en Capital Federal (amarillos y negros) que responden a distintas empresas.

"Hay una cartilla de viaje, a la Ciudad vale tanto, a Avellaneda vale tanto, a Lanús vale tanto, el Aeropuerto coteja todos los precios", detalló el conductor de la empresa Tu Taxi, según las identificaciones con las que contaba el vehículo, sobre una supuesta lista que establecía las "tarifas fijas".

Desde Tu Taxi, sin embargo, Néstor Molina, uno de los encargados de la empresa, le negó a Infobae que la compañía estuviera al tanto de que alguno de sus choferes incurriera en esta práctica, remarcando que en todo viaje "por disposición legal debería activarse el reloj".

En otro tramo del viaje la charla deriva inclusive en nuevas irregularidades, esta vez puertas adentro del mismo sector:

-Hoy me conviene más venir a laburar al centro que quedarme en el aeropuerto.

-¿Y por qué no te venís para el centro?

-Porque yo compré para estar ahí. Yo tuve que pagar para estar adentro.

El diálogo deja en evidencia el pago de los mismos choferes para ocupar un lugar en las puertas de las terminales. Zonas en las que abundan pasajeros ávidos de servicio de transporte, muchos de ellos turistas que desconociendo la ley y los precios locales puede que sufran los embates de una "tarifa fija" mucho más cara.

En los dos casos los choferes no tuvieron problema en confeccionar una factura por los viajes cobrados con "tarifa fija". Sin embargo desde las empresas a las que responden, Radio Taxi Pampa y Tu Taxi, ambas con domicilio en la Capital Federal, negaron tener conocimiento de la práctica o haber tenido denuncias respecto a este tipo de manejos.

"No debería pasar, no tenemos denuncias de ese tipo pero si las hubiera obviamente hay que actuar", admitieron a Infobae desde la Secretaría de Transporte, desde donde hicieron hincapié en que debe exigirse siempre que se prenda el reloj. Además agregaron que ante este tipo de hechos pueden realizarse quejas al correo taxis@buenosaires.gob.ar o radicar la denuncia en la Ciudad llamando al 147.

LEA MÁS