El drama del hijo de Yiya Murano: le dieron un mes de vida y necesita un trasplante

A raíz de una grave enfermedad cardiológica, Martín Murano se encuentra a la espera de un corazón para poder soñar con sobrevivir. “Tuve una sola oportunidad de vivir feliz, que es esta, y la voy a perder”, se lamentó

Martín Murano tiene 50 años y pelea por su vida
Martín Murano tiene 50 años y pelea por su vida

Martín Murano, el hijo de Yiya, conocida como "la envenenadora de Monserrat", atraviesa un presente crítico: necesita con urgencia un trasplante de corazón para poder hacer frente a una grave enfermedad coronaria y sostener así las esperanzas de mantenerse con vida.

El hombre de 50 años, doble de riesgo de profesión y especialista en tres artes marciales, detalló la difícil situación que vive en la actualidad en una entrevista con el medio 0223, de Mar del Plata. "Mi cardiólogo me dio un mes de existencia y me dijo 'flaco, estás vivo de milagro. Disfrutá de los momentos que la vida te da, que es lo único que te vas a llevar de recuerdo", afirmó Murano.

El mal funcionamiento de su corazón ya le produjo a Murano una arritmia, cuatro infartos y sangre en los pulmones. De hecho, en los últimos años tuvo que superar tres internaciones en terapia intensiva.

Murano, junto a su esposa, Adriana
Murano, junto a su esposa, Adriana

"Quiero seguir vivo, con el trasplante tengo muchas posibilidades de salvarme. Hay días en los que puedo caminar y hay otros en los que no me puedo ni levantar de la cama", describió.

Y continuó: "Me da vergüenza decirlo, pero me había entregado. Estaba esperando morirme hasta que surgió la posibilidad del trasplante".

LEA MÁS: La historia de Yiya Murano, la mujer que envenenaba a sus prestamistas

Mientras lucha por su vida, Murano se mantiene en medio de una puja legal contra una empresa de seguridad privada de Mar del Plata en la que trabaja, que no efectuó los aportes correspondientes durante el último año a la obra social, que a su vez se negó a cubrir los costos de los medicamentos que necesita.

"Llegué a estar dos meses y medio sin acceso a los remedios. Cada jornada que pasaba, veía que mis días se iban terminando. La medicación es mucha y costosa, superior a los 7 mil pesos mensuales. Al igual que los estudios para realizar el trasplante, que se realizaría en el hospital Favaloro", relató Murano.

El hombre de 50 años reveló que un pastor marplatense empezó a ayudarlo económicamente como para que pudiera comprar una parte de los medicamentos y que el monto restante necesario podrá salir de la venta de los derechos de su libro Mi madre, Yiya Murano para la filmación de un largometraje.

"Vendí un montón de cosas y aún así no puedo estar al día", dijo Murano y se lamentó: "Tuve una sola oportunidad de vivir feliz que es esta y la voy a perder. Me duele por mi ángel, por mi esposa Adriana, a la que veo llorar todos los días. Me están matando, que quede claro que me están matando".

Yiya Murano fue condenada a cadena perpetua por haber cometido tres asesinatos
Yiya Murano fue condenada a cadena perpetua por haber cometido tres asesinatos

Murano se encuentra todavía a la espera de que aparezca un corazón para realizarse el trasplante.

El hombre de 50 años es el hijo de Yiya Murano, una de las más famosas asesinas del siglo XX en la Argentina. La mujer fue condenada en su momento a cadena perpetua por tres homicidios cometidos por envenenamiento mediante cianuro durante los primeros meses de 1979.

LEA MÁS:

Mi madre, la asesina: los crímenes de Yiya Murano según su hijo

TE PUEDE INTERESAR