Macri saluda a la gente en Tucumán. (NA)
Macri saluda a la gente en Tucumán. (NA)

No es la primera vez que Mauricio Macri revela su posición frente a la Iglesia y la interrupción del embarazo. Ayer, durante el Congreso Eucarístico Nacional en Tucumán fue claro al respecto: "Defiendo la vida desde la concepción hasta la muerte", aseguró.

Su acercamiento a la Iglesia y su cruce con el asesor Jaime Durán Barba en noviembre del año pasado ya habían sido indicios de la postura del Presidente frente a la legalización del aborto.

En aquel entonces, el ecuatoriano había dicho: "Si una señora quiere abortar, que aborte". Esa declaración le generó malestar al jefe de Estado, quien seguidamente se desvinculó de sus dichos vía Twitter: "Sus declaraciones son a título personal y no representan mi pensamiento en el espacio que lidero", dijo. "Siento un profundo respeto y admiración por el Papa Francisco y en lo personal estoy a favor de la vida", sostuvo.

El saludo entre Macri y Giovanni Re. (NA)
El saludo entre Macri y Giovanni Re. (NA)

Ayer, volvió a aprovechar la ocasión para sellar su opinión al respecto y mandar una fuerte señal de apoyo a la Iglesia: "Superar los desacuerdos para incluir a todos y vencer las formas de pobreza", lanzó Macri hacia el final del Congreso.

Cuando Macri era jefe de Gobierno y Francisco era arzobispo de Buenos Aires,el líder del PRO decidió reglamentar el protocolo habilitante para los abortos no punibles en el ámbito de la Ciudad.

Macri: “Defiendo la vida desde la concepción hasta la muerte”

En tanto ayer aprovechó el lema "Jesús, señor de la historia, te necesitamos" para insistir con otro punto que instaló en la campaña y en el que también tiene coincidencia con los obispos: la unión y la reconciliación.

Antes había tenido un encuentro con el cardenal Giovanni Battista Re, quien afirmó que se necesita "conseguir una verdadera reconciliación entre los argentinos en la justicia, en la fraternidad, en el amor y en la paz, para hacer crecer la cultura del diálogo y del encuentro". Además, estuvieron la vicepresidenta Gabriela Michetti y el gobernador de Tucumán, Juan Manzur.