"Foam roller", el tubo que revoluciona el mundo fitness

Es un complemente liviano ideal para usar antes y después de la rutina de entrenamiento
Es un complemente liviano ideal para usar antes y después de la rutina de entrenamiento

El foam rolling o auto-liberación miofascial se instaló en los últimos meses como un complemento esencial en las rutinas fitness. Se trata de un rodillo de espuma circular que trabaja de manera efectiva en la recuperación muscular y libera tensiones en los llamados "puntos gatillo".

La técnica de auto masaje ganó cada vez más adeptos por sus principales beneficios. Su uso se aplica generalmente en dos momentos clave del entrenamiento: antes y después de la sesión, lo que permite activar la musculatura para emprender el ejercicio a continuación y luego reducir el dolor.

Incorporarlo antes de la rutina ayuda a la flexibilidad del cuerpo y además previene posibles lesiones que puedan desencadenarse al realizar ejercicio.

Cumple la función de un ‘automasaje’ que permite liberar la tensión muscular en puntos específicos
Cumple la función de un ‘automasaje’ que permite liberar la tensión muscular en puntos específicos

La utilización post-entrenamiento permite eliminar el ácido láctico liberado durante la rutina y agilizar la recuperación corporal. Su uso continuo crea un "masaje de gran poder detox que logra liberar las toxinas del cuerpo y provoca que la rehidratación de los tejidos sea mucho más efectiva", comentó a Infobae Federico Rives, entrenador personal.

Su empleo en diferentes puntos del cuerpo permite estimular el sistema nervioso y logra, de esa manera, eliminar la hormona del estrés y generar "una sensación de relajación para un rendimiento óptimo, a nivel físico y mental", agregó Rives.

El Foam Roller también es utilizado para tonificar. “Se lo puede usar para ejercitar la resistencia, el equilibrio, la fuerza y hasta la capacidad cardiovascular del cuerpo”, detalló el especialista.

Ideal para moldear la figura, “puede aprovecharse para imitar muchos de los movimientos que se hacen en pilates”, dijo Lauren Roxburgh, instructora de pilates e integradora estructural certificada en Santa Mónica, California.

Cumple además la función de tonificar el cuerpo , ideal para usar en ejercicios de abdomen, glúteos y brazos

Al trabajar con el propio peso corporal, los resultados son “naturales” y, de seguir una rutina fija, se pueden lograr músculos tonificados y fibrosos. El especialista sugirió ejercicios que se pueden realizar en el hogar.

Para trabajar abdominales, aconsejó “hacer la planchita”o isométricos en estabilización horizontal, con los pies sobre el foam roller. También son efectivos los twists o giros con las piernas sobre el rodillo para trabajar oblicuos.

Para la zona de los glúteos, hay que apoyar los pies sobre el rodillo y llevar a cabo las tradicionales sentadillas al menos 30 repeticiones. También es posible ejecutar flexiones de brazos apoyando las manos sobre el objeto y trabajar así pectorales y tríceps.

Lea más:

Seis apps para comprar, cocinar y comer de forma saludable

La asombrosa historia de la abuela fit

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos