La mitad de las personas recuerda eventos que nunca ocurrieron

La mitad de las personas recuerdan eventos que nunca sucedieron (iStock)
La mitad de las personas recuerdan eventos que nunca sucedieron (iStock)

Se suele ver a la memoria como un dispositivo infalible. Los recuerdos se aglutinan en ella. Algunos menos importantes o lejanos le ceden su lugar a otros más relevantes o recientes, pero siempre siguiendo una lógica de autenticidad. Sin embargo, ya se comprobó en reiteradas ocasiones que la memoria falla. Y sus errores pueden ser groseros, hasta inventar sucesos que nunca acontecieron.

Investigadores de la Universidad de Warwick, Inglaterra, se propusieron determinar en qué proporción y con qué frecuencia la memoria es proclive a inventar sus propios recuerdos. Para ello, el equipo de científicos -liderado por la doctora Kimberley Wade- convocó a unos 400 participantes para tener una muestra sólida.

A cada uno de los 400 voluntarios se les narró, una y otra vez, historia y eventos ficticios de su propia vida que, en realidad, jamás habían ocurrido. Entre los relatos falsos, aparecían anécdotas de viajes en globos aerostáticos en la infancia, bromas a profesores o el participante haciendo el ridículo en un casamiento familiar.

Participaron 400 voluntarios del estudio a los que se les contó vivencias personales falsas (iStock)
Participaron 400 voluntarios del estudio a los que se les contó vivencias personales falsas (iStock)

Los resultados, publicados en la revista Memory, sugieren que, después de la fase de "implantación de recuerdos", alrededor del 50% de los participantes creyó hasta cierto punto que en verdad habían experimentado esos eventos.

El 30% de los participantes parecía "recordar" el evento. Es decir, aceptaron la historia narrada y elaboraron un relato propio de cómo había ocurrido, al punto de que lo describieron con imágenes nítidas. Otro 23% mostró señales de aceptación del suceso sugerido, pero no se creyó la totalidad de historia. Solo aseguraban que había acontecido.

"Sabemos que muchos factores pueden afectar la creación de falsas creencias y recuerdos como pedirle a una persona que repetidamente se imagine un evento falso o se le muestren fotos que jueguen con su memoria, pero la realidad es que no entendemos completamente cómo interactúan todos estos factores. Los estudios a gran escala como nuestro análisis nos acercan a una respuesta", sostuvo la líder de la investigación en un comunicado.

Diversos factores interactúan en la creación de recuerdos falsos (iStock)
Diversos factores interactúan en la creación de recuerdos falsos (iStock)

Los hallazgos de la investigación se vuelven relevantes en diversas áreas. De acuerdo a los responsables del estudio, plantea serios interrogantes acerca de la autenticidad de los recuerdos que se utilizan en informes forenses, en las declaraciones frente a un tribunal y pueden ser una guía para posteriores tratamientos terapéuticos.

A su vez, el equipo destacó el enorme riesgo que conlleva que eventos falsos pasen a ser recordados como parte de la historia por un colectivo de personas. En ese sentido, señalaron que la desinformación que se puede ofrecer en los medios de comunicación puede modificar la percepción de la realidad y afectar el comportamiento de una sociedad.

"El descubrimiento de que una gran parte de las personas son propensas a desarrollar creencias falsas es importante, ya que sabemos de otras investigaciones que señalan que las creencias distorsionadas pueden influir en nuestras conductas, intenciones y actitudes hacia otros", enfatizó la doctora Ward.

LEA MÁS:

Últimas Noticias

Historias olvidadas de la resistencia peronista: 14 viejas carabinas y un facón en Rosario para que vuelva el General

En Rosario, como en el resto del país, en 1956 hubo un intento de recuperar la democracia en manos de grupos del Ejército, la Policía y los civiles. Infiltrado, el movimiento fracasó a las pocas horas. Pero dejó testimonios de gente que se jugó por sus ideales aún a riesgo de ser fusilados

De pintar esténciles a escondidas en Buenos Aires a mostrar su arte urbano en un barrio de Nueva York: la historia de Cabaio Spirito

Intervino espacios públicos y privados en Buenos Aires, Valencia, San Pablo, Ciudad de México y Barcelona, entre otras, y fue elegido por The Bushwick Collective para pintar las calles del barrio trendy de Brooklyn. " Busqué mostrar lo que muchas ciudades quieren esconder: inmigrantes, desplazados y minorías”

Lo echaron de su trabajo, viajó a Asia, se arriesgó para salvar a un niño y su vida cobró sentido: “Todo cambió para mí”

Gonzalo Erize (34) estaba haciendo carrera en una multinacional cuando lo despidieron, se animó a ir por lo desconocido. En esa aventura, encontró su propósito de vida ayudar a los más vulnerables. “En realidad me cambió la vida a mí”.

Natty Petrosino regresa a Formosa para seguir ayudando a los wichis: “Me quedaré allí hasta que Dios disponga de mí”

Le contó a Infobae que estuvo durante una semana en Divisadero, Formosa. Ahora vuelve a Bahía Blanca, cargará un camión con donaciones y regresará otra vez al norte. Sobre la pandemia, dijo que “es obra del hombre, China pelea con Estados Unidos y se le escapó el virus”. Y su vida a los 83 años: “Mi vehículo está gastado, pero estoy feliz y entregada al encuentro de Dios”

Hizo 12 tratamientos de fertilidad, tuvo trillizos y ahora inspira a quienes buscan ser padres: “El humor me rescató y me secó las lágrimas”

Pany Chama (45) transitó un largo camino lleno de desilusiones, en un momento en que la infertilidad era un tema tabú. Sin embargo, hoy apela al humor, hizo una obra de teatro contando el proceso que vivió, es activa en las redes sociales y abrirá una fundación para ayudar a quienes tiene ese problema. “Soy una gran buscadora de hazañas y siempre voy por más”, le dijo a Infobae
MAS NOTICIAS