¿Sirve una dosis de Sputnik V para los que ya tuvieron COVID-19? Un estudio del Conicet reabrió la discusión, pero el Gobierno negó cambios en el plan de vacunación

Un informe del Conicet que fue coordinado por el Ministerio de Salud bonaerense sugiere revisar el esquema de vacunación para aquellos individuos que ya estuvieron expuestos a SARS-CoV-2. Sin embargo, Salud de la Nación aclaró que no realizará cambios por el momento

La vacuna Sputnik V se empezó a aplicar en diciembre en la Argentina. Con una sola dosis en personas infectadas, se puede conseguir inmunidad.  REUTERS
La vacuna Sputnik V se empezó a aplicar en diciembre en la Argentina. Con una sola dosis en personas infectadas, se puede conseguir inmunidad. REUTERS

La vacuna Sputnik V, desarrollada por el Instituto Gamaleya en Rusia, se aplica en dos dosis para alcanzar una protección adecuada ante la infección del coronavirus. Pero un estudio realizado en la provincia de Buenos Aires demuestra por primera vez que con solo una dosis ya se alcanza esa protección en las personas que habían tenido el coronavirus antes de la inmunización. Sin embargo desde Presidencia se aclaró hoy que no se va a cambiar el esquema de vacunación en el país.

El trabajo que difundió el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación no pasó aún la revisión de pares en una revista científica. En el comunicado oficial sobre el trabajo, se sostuvo hoy que los datos obtenidos en el estudio “sugieren revisar el esquema de vacunación para aquellos individuos que ya estuvieron expuestos a SARS-CoV-2”. Sin embargo, desde la cartera de Salud, a través de Presidencia de la Nación se aclaró que se trata sólo de “un informe técnico. Muy importante desde el punto de vista científico. No está bajo evaluación en el Ministerio de Salud de la Nación no dar la segunda dosis de Sputnik V a las personas que tuvieron COVID-19”.

Hay otros estudios en otros países, y creo que es un tema para analizar en la Comisión Nacional de Inmunizaciones si en este tipo de personas que ya se infectaron con el coronavirus ya alcanzaría con una dosis. Hay que evaluarlo bien”, dijo a Infobae la infectológa Angela Gentile.

¿En qué consistió el trabajo? El estudio se hizo en 142 trabajadores de la salud que se ofrecieron como voluntarios de siete centros públicos de la Provincia de Buenos Aires, de los cuales 22 habían estado previamente infectados con el nuevo coronavirus. Tienen entre 18 y 59 años. Al identificar que una dosis sea eficaz para que las personas que ya tuvieron la infección, abriría la posibilidad de que se cambie el actual esquema de vacunación del Ministerio de Salud, según los investigadores que participaron en el trabajo.

En diálogo con Infobae, Jorge Geffner, investigador del Conicet en inmunología y uno de los que realizó el trabajo sobre Sputnik V, contó cómo se realizó el estudio: “Primero, se tomó una muestra de sangre de los voluntarios para medir los anticuerpos antes de que recibieran la vacuna Sputnik V. Esto se hizo para saber si ya habían estado infectados por el coronavirus. Luego se aplicó la primera dosis de la vacuna. Al día 21, se les sacó una muestra de sangre para ver el nivel de anticuerpos que ya habían desarrollado”.

Después de la prueba para medir los anticuerpos, se les administró la segunda dosis a los voluntarios. A los 40 días, volvió a extraer sangre para evaluar por tercera vez el nivel de anticuerpos contra el virus. “El 100% de los vacunados quedaron protegidos contra el coronavirus, y este resultado es una reproducción de lo que ya había demostrado el Instituto Gamaleya”, señaló Geffner. “Pero lo novedoso es que la cantidad de anticuerpos fue 8 veces mayor en las personas que ya se habían infectado antes de la vacunación en comparación con los voluntarios que no se habían contagiado antes de recibir la inmunización”, resaltó.

A partir del trabajo técnico sobre la vacuna Sputnik V en la provincia de Buenos Aires, la científica Andrea Gamarnik sostiene que se aportaron datos para mejor toma de decisiones. REUTERS
A partir del trabajo técnico sobre la vacuna Sputnik V en la provincia de Buenos Aires, la científica Andrea Gamarnik sostiene que se aportaron datos para mejor toma de decisiones. REUTERS

“Si consideramos que habría unos 5 millones de personas contagiadas en la Argentina (porque no todos se hicieron los testeos), se puede pensar que podrían recibir una sola dosis de la vacuna Sputnik. En los casos confirmados, ya se podría evitar la segunda dosis. En los casos en que las personas que están dentro de los grupos priorizados y que no saben si lo tuvieron (porque podrían haber sido asintomáticos), se podría hacer un test serológico para evaluar si necesitan una o dos dosis”, comentó Geffner a Infobae.

En tanto, Andrea Gamarnik, investigadora en virología molecular de la Fundación Instituto Leloir y del Conicet, dijo a Infobae: “Podemos decir que las personas que ya tuvieron COVID-19 desarrollan con una sola dosis una respuesta robusta y con altos niveles de anticuerpos similares y en muchas casos superiores a la respuesta de las personas que recibieron dos dosis y no han tenido previa exposición al virus”. Agregó: “Por ahora no hablamos de ningún cambio en el esquema de vacunación. Eso lo evaluarán las autoridades de Salud. El estudio que hicimos da más información para la toma de decisiones informadas”.

Consultado por Infobae, el investigador del Conicet en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires, Roberto Etchenique, consideró que en base a los ensayos clínicos que se han hecho sobre cada una de las vacunas que se están dando en Argentina, se podría administrar una sola dosis a todos los grupos priorizados cuanto antes. Eso aumentaría la cantidad de vacunados y reduciría a la mitad el número de muertes. Este nuevo trabajo agrega que para la Sputnik habría buena inmunidad en casos confirmados de COVID-9″.

En el trabajo también participaron investigadores del INBIRS, y el Instituto de Estudios Inmunológicos y Fisiopatológicos de la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP). Se usó el test COVIDAR IgG desarrollado en el Leloir. Los voluntarios fueron trabajadores de diferentes hospitales públicos de la provincia de Buenos Aires.

Recientes trabajos con las vacunas de Pfizer/BioNTech y Moderna habían sugerido que los niveles de anticuerpos luego de una dosis en personas con exposición previa al virus es de tal magnitud que sería posible no aplicar una segunda dosis. En Francia y España, se decidió dar una sola dosis en algunos grupos para maximizar recursos.

SEGUIR LEYENDO:




Últimas Noticias

MAS NOTICIAS