En el país, de acuerdo a notificaciones oficiales, Corrientes sería la tercera provincia del Litoral con más casos, detrás de Formosa y Misiones (Reuters)
En el país, de acuerdo a notificaciones oficiales, Corrientes sería la tercera provincia del Litoral con más casos, detrás de Formosa y Misiones (Reuters)

Los ministros de Salud de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay se reunirán mañana en Asunción, para analizar la propagación del virus transmitido por el Aedes Aegypti, la reaparición del sarampión y la posible llegada a la región del coronavirus de China.

Paraguay ejerce la presidencia semestral del bloque regional y la reunión fue convocada “ante la situación epidemiológica del dengue que, pesar de los esfuerzos por parte de los gobiernos y la sociedad para contenerla y mitigar su impacto, aún se presenta como un problema en la región”, anunció ayer un comunicado del Ministerio de Salud paraguayo, cuyo país es el más golpeado por el actual brote epidémico: en lo que va del año se confirmaron 16 muertes e investigan otros 89 fallecimientos, mientras que los contagios son más de 4.200, según el último reporte semanal de las autoridades sanitarias.

En el encuentro participarán los ministros de Salud de Argentina, Ginés González García; de Brasil, Luiz Henrique Mandetta; de Paraguay, Julio Mazzoleni y de Uruguay, Jorge Basso.

En la Argentina, en tanto, de acuerdo a notificaciones oficiales, Corrientes sería la tercera provincia del Litoral con más casos, detrás de Formosa y Misiones.

El ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires confirmó 73 casos de dengue, dos de ellos autóctonos, es decir que no se trata de personas que hayan viajado a zonas con circulación del virus; en tanto la Ciudad de Buenos Aires reportó en lo que va del año 46 casos importados.

En la provincia de Chaco ya hay 13 casos de dengue confirmados y otros 35 que están siendo evaluados; mientras que en Entre Ríos se detectaron 20 importados y cuatro autóctonos.

En Paraguay, el presidente Mario Abdo Benitez fue uno de los afectados por el dengue (Reuters)
En Paraguay, el presidente Mario Abdo Benitez fue uno de los afectados por el dengue (Reuters)

Para prevenir la propagación del virus, las distintas carteras provinciales y municipales llevan a cabo tareas de fumigación en zonas donde el mosquito puede reproducirse, además de campañas de concientización para que en los domicilios particulares se eviten tener potenciales lugares donde se puedan alojar las larvas del mosquito.

En el marco de la escalada de la enfermedad, que se espera que este mes alcance su pico más alto de casos, la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM) desarrolló tiras reactivas para poder detectar la presencia de este virus en tan solo diez minutos.

Se trata de un método práctico y económico, ya que estos elementos son portátiles y tienen un bajo costo de producción. Sin embargo, también resulta efectivo, ya que sus creadores aseguraron que esta herramienta identifica el virus en 9 de cada 10 casos.

Las tiras están confeccionadas con bio y nanotecnología, dan el resultado en 10 minutos y no requieren personal calificado para su uso, detalló la UNSAM en un comunicado. Además, la casa de altos estudios precisó que la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) “las aprobó días atrás”.

De acuerdo con lo que adelantaron, estos productos serán fabricados y comercializadas por CHEMTEST, la empresa de base tecnológica incubada en el campus de la Universidad de San Martín, ubicado en avenida 25 de Mayo y Francia.

El descubrimiento llega apenas unos días después de que en la provincia de Chaco se registrara un caso autóctono de dengue, que se suma a otros seis infectados que se habrían contagiado de la enfermedad transmitida por el mosquito aedes aegypti durante viajes a países limítrofes.

Las provincias más afectadas

En la Argentina, de acuerdo a notificaciones oficiales, Corrientes sería la tercera provincia del Litoral con más casos, detrás de Formosa y Misiones (Shutterstock)
En la Argentina, de acuerdo a notificaciones oficiales, Corrientes sería la tercera provincia del Litoral con más casos, detrás de Formosa y Misiones (Shutterstock)

El Ministerio de Salud de Corrientes confirmó 35 casos de dengue en distintos puntos de la provincia, la mayoría de ellos importados y hasta el momento ninguno de gravedad.

La directora de Inmunizaciones de la cartera sanitaria, Angelina Bobadilla, señaló que si bien no hay propagación ni circulación viral, se espera que la cantidad “se incremente”.

“Estamos esperando un brote, la situación es mucho peor este año en Paraguay, que tiene cinco veces más casos que el año pasado y también en Brasil”, dijo la funcionaria a Télam.

Bobadilla señaló que por la situación geográfica de Corrientes, que comparte frontera con ambos países, y la gran circulación de turistas y viajeros que provienen de esas zonas, “complican la situación”.

En tanto, no descartó que se presente una epidemia como la de 2016, “que afectó a 600 personas en Corrientes” y remarcó que esperan “un brote por el contexto de Paraguay y Brasil”.

“Se van a ir sumando casos de dengue, por eso estamos trabajando fuertemente en el control y la prevención”, sostuvo Bobadilla y explicó que cuando se confirma la presencia de la enfermedad “se realiza el aislamiento, se buscan febriles en nueve manzanas y se trabaja en la fumigación de la zona”.

Respecto de los 35 casos que fueron confirmados, la funcionaria provincial aseguró que “ninguno es de gravedad” y que todos corresponden al serotipo DEN-4.

“Es fundamental el diagnóstico temprano y la prevención”, sostuvo, a la vez que reiteró la importancia de aplicarse repelente para evitar la enfermedad que transmite el mosquito Aedes aegypti.

El Ministerio de Salud de Jujuy empeña esfuerzos en la búsqueda de cuadros febriles casa por casa (Reuters)
El Ministerio de Salud de Jujuy empeña esfuerzos en la búsqueda de cuadros febriles casa por casa (Reuters)

Finalmente, Bobadilla expresó su preocupación por la cantidad de turistas que llegan de los mencionados países al carnaval, playas y otros eventos, y también por el comienzo de las clases y la llegada de estudiantes universitarios provenientes de zonas de riesgo.

Por su parte, el Ministerio de Salud de Jujuy, a través de todos los organismos a cargo de la estrategia de prevención, empeña esfuerzos en la búsqueda de cuadros febriles casa por casa, a fin de evitar mini brotes de dengue.

Mientras se intensifica el trabajo articulado con municipios para eficientizar los operativos de descacharrado, el área de Atención Primaria de la Salud (APS), a través del hospital público, el Gobierno de la Provincia puso el foco en la búsqueda y la detección de casos febriles.

Así lo hizo saber la subdirectora de Epidemiología de la Provincia, Fabiana Vaca, quien además aseguró que “se hace absolutamente todo para prevenir el dengue”.

Enfatizó que la situación en Jujuy “está totalmente controlada”, a partir de la decisión de “ampliar la vigilancia, buscando al paciente en su casa”.

En referencia puntual al estado de situación en Yuto, zona más afectada, la funcionaria explicó que se registra un mini brote de transmisión localizada, es decir en un sector barrial determinado. “Se trata de casos autóctonos que involucran a gente que permanentemente viaja a Bolivia con fines comerciales”, detalló.

En cuanto a los casos confirmados importados, dijo que son producto del ingreso a Jujuy de gente que contrajo la enfermedad en Brasil o Misiones, donde se registra circulación viral.

En Yuto se intensificó la vigilancia epidemiológica, decisión encuadrada en la estrategia de prevención para detectar casos febriles casa por casa. Por lo tanto, las personas que registran más de 38° de temperatura son trasladadas al hospital, donde se procede a la toma de muestras. A partir de este mecanismo, se logró detectar cinco pacientes confirmados que no concurrieron a efectuar consulta alguna. “Con la premura del caso, fueron aislados”, puntualizó Vaca y precisó que los casos corresponden a dengue 1, serotipo que permite al enfermo hacer su vida casi con normalidad, pero sometido a las medidas preventivas de rigor, puesto que pueden contagiar a familiares y vecinos, provocando en consecuencia un mini brote.

El virus del dengue es transmitido por el mosquito Aedes aegypti (Reuters)
El virus del dengue es transmitido por el mosquito Aedes aegypti (Reuters)

El contexto en el que se encuentra la provincia Misiones no le favorece para la lucha contra el mosquito. En el vecino país del Paraguay, el propio presidente Mario Abdo Benítez fue uno de los infectados.

Mientras que Foz de Iguazú, ciudad brasileña fronteriza con Puerto Iguazú (Argentina), declaró la emergencia tras la confirmación de 752 casos, los 75 casos de dengue confirmados en Misiones son abordados con mucha responsabilidad por parte de las autoridades, en una provincia de más de un millón de habitantes. Pese a ser elevada, esta cifra es considerablemente menor a los 300 casos registrados en el periodo 2018 – 2019.

En líneas de acción general, los equipos de saneamiento están trabajando en los 76 municipios, en algunos con presencia del Ministerio de Salud como Andresito, Iguazú, Eldorado y Posadas. Las tareas consisten en control de criaderos de mosquitos, control de vectores adultos (tratamiento adulticida), retiro de elementos en desuso que puedan servir de criaderos de huevos del mosquito, charlas informativas y detección de casos febriles en Hospitales y CAPS que son los Centros de Atención Primaria de la Salud.

Más allá de toda la presencia estatal, lo importante es la toma de conciencia de cada vecino. “Que recorran y limpien sus patios, que no dejen acumular agua en los recipientes por más de tres o cinco días, recomendamos que usen repelentes y si tienen síntoma febril que concurran a la salita más cercana a su domicilio o al hospital”, enfatizan desde la cartera sanitaria provincial.

En Formosa, en tanto, trabajan en un intenso plan municipal contra el dengue en más de veinte barrios de la ciudad capital.

Además de la labor estatal, adquiere vital importancia la colaboración de los vecinos, que deben retirar los residuos de sus domicilios (Shutterstock)
Además de la labor estatal, adquiere vital importancia la colaboración de los vecinos, que deben retirar los residuos de sus domicilios (Shutterstock)

Es una acción conjunta y coordinada que realizan distintas áreas del Municipio, donde adquiere vital importancia la predisposición de los vecinos que colaboran de manera permanente con las cuadrillas retirando residuos ferrosos y de gran tamaño de sus domicilios, para llevar adelante una intervención más ágil y efectiva.

“La tarea fue acompañada por acciones de desmalezado en predios, canchas y parterres, como así también tareas de cuneteo y limpieza de canales a cielo abierto, con máquinas, camiones y cuadrillas de la comuna”, explicó al diario La Mañana de esa provincia Julio Vargas, director de Gestión Ambiental, quien destacó que se trata de un trabajo planificado con el Ministerio de Desarrollo Humano de la Provincia, que interviene con las brigadas de fumigación.

Un caso de preocupación lo representa la ciudad entrerriana de Paraná, donde se confirmaron cuatro casos autóctonos de dengue. Además pidieron a los ciudadanos que extremen las medidas para evitar la picadura de los mosquitos que transmiten el virus.

La subsecretaria de Ambiente y Acción Climática local, Vanesa Zehnder, aseguró en diálogo con el canal de noticias TN que “este tema hay que tomarlo seriamente para trabajar en lo que es la prevención y la organización de la comunidad para evitar la proliferación del mosquito Aedes aegypti que sabemos que es de hábitos domiciliarios. La mejor manera de combatirlo es a partir del trabajo que cada vecino tiene que hacer puertas adentro en su casa tratando de tener un patio limpio y ordenado”.

En ese sentido la funcionaria detalló: “Cuando hay un caso confirmado se nos exige hacer este trabajo puerta a puerta y fumigar los domicilios de las personas que lo autorizan. La fumigación sólo elimina a los mosquitos adultos que están volando, pero las larvas son más difíciles de erradicar”.

Acerca de las personas afectadas por el virus, precisó que “no hubo que internarlas, tuvieron los síntomas clásicos del dengue pero siguieron el tratamiento en sus casas. Ahora se encuentran en sus domicilios con las medidas de precaución que hay que tener en estos casos, por ejemplo poniéndose repelentes para no contagiar a otras personas”.

SEGUÍ LEYENDO