Se trata de unas tiras reactivas, portátiles y de bajo costo, que pueden indicar si una persona está o no contagiada. (Shutterstock)
Se trata de unas tiras reactivas, portátiles y de bajo costo, que pueden indicar si una persona está o no contagiada. (Shutterstock)

Ante la escalada del dengue en diferentes puntos de la Argentina y la detección de casos autóctonos que se dieron en el último tiempo, la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM) desarrolló tiras reactivas para poder detectar la presencia de este virus en tan solo diez minutos.

Se trata de un método práctico y económico, ya que estos elementos son portátiles y tienen un bajo costo de producción. Sin embargo, también resulta efectivo, ya que sus creadores aseguraron que esta herramienta identifica el virus en 9 de cada 10 casos.

Las tiras están confeccionadas con bio y nanotecnología, dan el resultado en 10 minutos y no requieren personal calificado para su uso, detalló la UNSAM en un comunicado. Además, la casa de altos estudios precisó que la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) “las aprobó días atrás”.

De acuerdo con lo que adelantaron, estos productos serán fabricados y comercializadas por CHEMTEST, la empresa de base tecnológica incubada en el campus de la Universidad de San Martín, ubicado en avenida 25 de Mayo y Francia. Allí mismo será presentado oficialmente este desarrollo científico durante un acto que se realizará el próximo lunes a las 13:00, con la presencia de autoridades del Ministerio de Ciencia y Tecnología de la Nación y del Conicet.

El descubrimiento llega apenas unos días después de que en la provincia de Chaco se registrara un caso autóctono de dengue, que se suma a otros seis infectados que se habrían contagiado de la enfermedad transmitida por el mosquito aedes aegypti durante viajes a países limítrofes.

La Universidad Nacional de San Martín, donde se desarrolló este novedoso método.
La Universidad Nacional de San Martín, donde se desarrolló este novedoso método.

La directora provincial de Epidemiología, María Elisa Flores, precisó que “tres casos se detectaron en Resistencia, otros tres en Presidencia Roque Sáenz Peña y uno en Concepción del Bermejo”. Además, la funcionaria recordó que “en 2019 se notificaron 670 casos pertenecientes al serotipo DEN 1″.

Ante esta situación, el sistema de prevención chaqueño está en alerta con protocolos de acción y equipos formados para actuar a tiempo, con el objetivo de que la enfermedad no se expanda y actuar frente a casos febriles. Por ejemplo, las autoridades locales cuentan con provisiones de paracetamol, soluciones fisiológicas y lugares de internación.

Recientemente, el ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, ha declarado estar “más intranquilo por el dengue que por el coronavirus”. De hecho, en diálogo con Infobae, Leda Guzzi, médica infectóloga de la Clínica Olivos del Swiss Medical Group (MN 108630), señaló que hay “un incremento muy significativo de enfermos de dengue” en América Latina y advirtió que "todo parece indicar que el 2020 sostendrá la curva de crecimiento”.

En Paraguay, el dengue ya causó 16 muertes confirmadas. No obstante, otros 89 fallecimientos aún se encuentran en estudio, por lo que se transformó en la peor epidemia de esta enfermedad en la última década para este país y los servicios de salud se ven saturados desde hace semanas.

A fines de enero se confirmó que el propio presidente paraguayo, Mario Abdo Benítez, fue infectado por este virus y se le ordenó reposo por al menos 48 horas. Los rumores sobre su enfermedad surgieron luego de que el mandatario tuviera que abandonar imprevistamente un acto público por mareos.

“El dengue no discrimina ni región geográfica ni nivel socioeconómico. Afecta a todas las personas. El señor presidente se encuentra en muy buen estado. Tenemos el resultado del análisis de sangre, que confirma efectivamente que está con dengue”, explicó en una conferencia de prensa el ministro de Salud de Paraguay, Julio Mazzoleni.

Seguí leyendo: