Gaten Matarazzo confesó que padece una rara condición genética que afecta de manera “leve” su vida cotidiana
Gaten Matarazzo confesó que padece una rara condición genética que afecta de manera “leve” su vida cotidiana

La espera ya terminó. El estreno más anhelado por fin vio la luz. Stranger Things 2 ya está disponible en la plataforma de streaming y en esta segunda edición recorrerá la historia de los extraños hechos que vive Hawkin, Indiana.

Se incorporaron cuatro nuevos personajes interpretados por Sean Astin (Goonies), Paul Reiser (Mad About You), Dacre Montgomery (Power Rangers) y Sadie Sink. El clan centennial integrado por Mike (Finn Wolfhard), Lucas (Caleb McLaughlin) y Eleven (Millie Bobby Brown), Will (Noah Schnapp), Dustin (Gaten Matarazzo) seguirá conquistando el corazón.

Este último enterneció al público por su peculiar sonrisa y su llamativo seseo a la hora hablar, que no se debe a una interpretación de ficción, sino a su rara condición genética que se conoce como displasia cleidocraneal.

El joven actor de 15 años confesó que padece esta patología, "una enfermedad genética que altera la conformación de los huesos del rostro, cráneo y clavículas", explicó a Infobae, Eva María Serafín (M.N. 43215), médica genetista del Hospital Alemán.

A raíz de su éxito en la pantalla, esta problemática cobró mayor visibilidad. Abanderado de esta causa, el centennial realiza diversas iniciativas para juntar fondos para las organizaciones de salud.

Hace semanas nada más se sometió a una cirugía oral para lograr obtener su dentadura definitiva, una cirugía compleja y costosa que les posibilita a los pacientes volver a sonreír.

La especialista detalló que existen diversos niveles, al tratarse de una enfermedad molecular el grado de penetración es variable. "Tengo un caso muy leve, así que no me afecta tanto. Pero puede ser una enfermedad difícil", comentó el actor.

Entre otros de los síntomas predominantes suelen no desarrollar el tejido óseo de las clavículas o incluso los huesos son inexistentes, por lo que los hombros adquieren una movilidad muy diferente.

A su vez suelen ser más bajos de estatura, y los hombros más estrechos, "por lo que no tienen buena postura, pero eso es más bien una cuestión estética", detalló Serafín.

No tiene cura y es poco conocida, la sufre una persona entre un millón

"Los tratamientos van destinados a paliar los síntomas y a facilitar su vida", como puede ser el reemplazo dentario al que se sometió Matarazzo, explicó Serafín.

"Es posible diagnosticarla en el nacimiento, debido a la separación pronunciada de las molleras de los bebés", detalló la especialista, o si no en la pubertad, cuando hay un cambio de dentición.

LEA MÁS: