Acuerdo con el FMI: Massa gana terreno en las decisiones del Frente de Todos

El líder del Frente Renovador se sumó con fuerza en el último tramo a las negociaciones con el Fondo. Ahora debe sacar adelante las sesiones extraordinarias y el aval del Congreso para el acuerdo. En el medio, busca mostrar gestión

Sergio Massa y Alberto Fernández
Sergio Massa y Alberto Fernández

Sergio Massa ha estado muy activo, ayudando muchísimo sobre todo en esta recta final que son los momentos más críticos y delicados tanto en el plano nacional como en el plano internacional”. El ministro de Economía, Martín Guzmán, no dudó en destacar el rol del presidente de la Cámara de Diputados de la Nación en lo que fue la negociación del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional. Lo ubicó detrás del presidente Alberto Fernández y de la vicepresidenta, Cristina Kirchner. Massa tomó protagonismo en las horas previas al anuncio e intervino en la negociación. Ahora, deberá conseguir el acompañamiento de la oposición en la Cámara de Diputados.

“Estamos manteniendo un trabajo en común -con el resto de los sectores oficialistas- más un perfil propio”, dicen cerca del diputado nacional y presidente de la Cámara baja. El líder del Frente Renovador trabaja para que no se licue el sello de su espacio político dentro de la alianza de gobierno del Frente de Todos. En las últimas horas, con la negociación al filo del deadline, Massa se sentó en la mesa principal.

Cómo reconstruyó Infobae, al caer la tarde del jueves Massa llegó a Casa Rosada y este viernes antes de la grabación del discurso, dijo presente en la Quinta de Olivos sumándose al círculo de confianza del presidente Alberto Fernández. “Tenemos un acuerdo que no impone ni condiciona. Defendimos la reactivación económica. Con este acuerdo, vamos a poder seguir el camino de la recuperación y el crecimiento”, dijo este viernes con el acuerdo ya anunciado.

Su participación en la negociación fue de menor a mayor y con bajo perfil. Cuando la negociación asomaba compleja, hizo una gestión con el Departamento de Estado, los congresistas de Estados Unidos. Además, mantiene un aceitado vínculo con el Director Principal para el Hemisferio Occidental del Consejo de Seguridad Nacional, Juan González.

Massa en Washington junto a Juan Gónzalez
Massa en Washington junto a Juan Gónzalez

Fernández también le pidió que intercediera ante cámaras empresarias como el Grupo de los Seis (G6) que integran la Asociación de Bancos Argentinos, la Sociedad Rural, la Bolsa de Comercio, la Cámara Argentina de la Construcción, la Cámara Argentina de Comercio y la Unión Industrial Argentina; además de la Cámara de Comercio de Estados Unidos en Argentina (AmCham Argentina) y con algunos dirigentes de la oposición, que es el camino que continuará fronteras adentro.

Ahora, deberá conseguir el acompañamiento de la oposición cuando el acuerdo pase por el Congreso para cumplir con lo estipulado en la ley de Fortalecimiento de la Sostenibilidad de la Deuda Pública. Pero antes de ello, tiene el período de sesiones extraordinarias en el calendario.

Sello propio

En el temario de proyectos a tratar en extraordinarias tiene especial interés con la ley que crea la Universidad del Delta. Una iniciativa presentada por él para poner en marcha una nueva casa de estudios que tendrá sede en Escobar, San Fernando y Tigre y con fácil acceso desde las islas del delta del río Paraná. Las propuestas educativas que tendrá la casa de altos estudios estarán vinculados a Tecnología, Actividad Naval, Turismo y Ambiente.

En el entorno del titular de la Cámara de Diputados remarcan que “buscamos mostrar que gestionamos bien en los lugares donde estamos”. Es que el Frente Renovador mantiene el control de distintas áreas de gobierno nodales y con impacto directo en la población. El ministerio de Transporte de la Nación y casi “todos sus derivados”, están conducidos por funcionarios que responden directamente a Massa.

Massa en la presentación del programa “Trenes Seguros” en la estación Constitución, junto al ministro de Transporte, Alexis Guerrera.
Massa en la presentación del programa “Trenes Seguros” en la estación Constitución, junto al ministro de Transporte, Alexis Guerrera.

La empresa de Aguas y Saneamiento (AySA), que comanda Malena Galmarini, es también un foco de gestión con anclaje en el conurbano bonaerense con el la que se busca imprimir el sello Frente Renovador.

Tras las elecciones generales y un resultado mejor que en las Primarias quedando a dos puntos de Juntos en la provincia de Buenos Aires, el Frente Renovador consiguió lo que hasta el momento le faltaba, participación activa en el gobierno de Axel Kicillof, en la provincia de Buenos Aires. Al inicio de su gestión a fines de 2019 el mandatario bonaerense armó su gabinete sin mayores concesiones al resto de los sectores integraban la alianza de gobierno. Salvo algunas excepciones como Seguridad, Justicia o Salud.

El resto de los ministros y ministras provinciales eran del equipo de Kicillof. Hoy la foto es bastante distinta: el último cambio fue en el área de Transporte, donde el gobernador creó el ministerio para esa temática y que -como ocurre en Nación- quedó para el Frente Renovador: el ministro es Jorge D’Onofrio. “Sergio te inventa el problema y te vende la solución”, gráfica alguien que ocupó lugares legislativos desde el día cero del Frente Renovador.

-¿Qué hará en 2023?

-No va a ser candidato a nada, contestan al lado de Massa.

“Este año es de gestión, tenemos que seguir trabajando con los trenes seguros y seguir con las cámaras, monitoreo de prevención como ya lo hicimos en Tigre y seguir con la modernización que ya aplicamos en la Cámara de Diputados en todos los lugares que estamos gestionando”, agregan en el FR.

El 17 de noviembre del año pasado Alberto Fernández habló de una PASO para 2023 dentro del Frente de Todos, la figura de Massa asoma como una especie de selección natural. Pero falta una eternidad. En el medio puede pasar de todo, por eso en el círculo de confianza del ex jefe de Gabinete e intendente de Tigre se desligan de cualquier insinuación de candidaturas. Por caso, tras el acuerdo con el Fondo la figura del presidente Alberto Fernández salió fortalecida, creen cerca del presidente. Algunas figuras oficialistas ya plantearon que el mandatario nacional e incluso el propio Kicillof deben ir por una reelección el año que viene. Massa, dentro del campamento oficialista, flamea su propia bandera y trata de ordenar a los suyos. El tiempo dirá.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR