A una semana de las elecciones, solo se conoce un 25% de los aportantes de la campaña en PBA y CABA

Muy pocas empresas aparecen en el registro online de donantes de la Cámara Electoral. Quiénes fueron los que más contribuyeron

La elección legislativa ya terminó, y en pocos días más estará el escrutinio definitivo con el conteo final de votos. Pero aún resta saber con mayor precisión cómo se financiaron las campañas electorales de los principales partidos políticos. En 90 días, los partidos que compitieron en las generales del domingo deberán presentar sus informes finales de ingresos y gastos electorales ante la Justicia. Hasta ahora, según el registro online de aportes que implementó la Cámara Nacional Electoral (CNE), en la Ciudad y la provincia de Buenos Aires, solo figura un 25% del total de dinero que habían proyectado recibir como donaciones las dos principales alianzas políticas que compitieron el domingo pasado.

Este registro se implementó en 2019 con el objetivo de demostrar en tiempo real los aportes que recibían los distintos candidatos para que, así, la ciudadanía pudiera contar con esa información antes de votar. Pero en la práctica, después de dos elecciones con este sistema, el nivel de información que maneja el sitio es todavía bajo.

Juntos estimó recaudar en la campaña para las generales del domingo $190.317.150 de donaciones privadas, solo en el distrito porteño y el bonaerense. Sin embargo, según el sitio público de aportes de la CNE, los aportes declarados para las legislativas en esas dos jurisdicciones suman apenas $25.799.169, el 14% de esa cifra. Esto se debe a que hay muchos aportantes que sí hicieron donaciones, pero que no las informaron en la página web de la Cámara. Esos desembolsos sí deberían aparecer en el informe final que tienen que presentar los partidos políticos post elecciones.

Lo mismo ocurrió con el Frente de Todos: en su informe previó recaudar $73.924.105 de particulares y empresas en la recta final para elegir legisladores en la provincia de Buenos Aires y la Ciudad, pero en el sitio web de la Cámara solo aparecen informadas donaciones por $41.348.950, equivalente al 56% de esa estimación.

El sistema del registro online de acceso público es administrado por la CNE. Cada aportante debe registrar la donación con una declaración jurada por Internet. Esta metodología fue implementada para darle veracidad a cada uno de los nombres que aparecen en los registros oficiales.

Pero esta herramienta tiene un punto débil: los partidos políticos tienen como obligación notificar a sus aportantes que deben hacer esa declaración jurada como una forma de validar que son ellos quienes están haciendo el desembolso por su propia voluntad. Pero, en la práctica, muchos no lo hacen por desconocimiento, o por fallas técnicas del sistema a la hora de cargar el monto, los datos y validar la identidad. Y si bien la ley electoral establece que los fondos solo pueden ser utilizados por las fuerzas políticas una vez que los donantes los informaron en esa página web, aún cuando un porcentaje importante de los aportantes no cumpla con esta declaración jurada, los partidos políticos usan igual ese dinero para hacer campaña.

Juntos

La alianza del PRO, la UCR y la Coalición Cívica figura en el registro web con donaciones de personas y empresas por $31.465.569 en todo el país. El número, sin embargo, queda todavía lejos de los cálculos previstos por la propia alianza en el informe preliminar de campaña que entregaron ante la Cámara Nacional Electoral antes de los comicios. Esas previsiones indicaban que, sólo en la provincia de Buenos Aires, la oposición recibiría $153 millones en concepto de donaciones.

Los máximos aportantes, entre las 461 personas físicas que declararon su contribución, fueron Hugo Bertín, ex director de Provincia Seguros, y Armán Karapetian, fundador de la empresa Petmedical Services SRL, con donaciones por $800.000 cada uno. Un escalón más abajo aparece Roberto Foco, empresario vinculado a Billetera País, un monedero virtual, con un desembolso por $500.000. Todos hicieron su aporte en la ciudad de Buenos Aires, el epicentro de PRO.

También aparecen otras donaciones de dirigentes más reconocidos como el ex diputado Nicolás Massot, para la campaña bonaerense, y el candidato a senador Luis Juez que compitió por Córdoba, con desembolsos por $200.000 cada uno. La mayoría de las restantes contribuciones fueron registradas con montos menores que oscilaron entre $20.000 y $100.000.

Aunque hubo pocas empresas, éstas fueron las que registraron las donaciones más altas para Juntos, en especial en la provincia de Buenos Aires. Los aportes más significativos estuvieron a cargo de dos compañías vinculadas al Grupo Banco Galicia que sumaron, en total, $5 millones. Por un lado, Cobranzas Regionales SA, más conocida como Tarjeta Naranja, desembolsó $3.500.000, y Ondara SA aportó otros $1.500.000.

Otras cinco empresas aparecen en el sitio web oficial de la Cámara Electoral con contribuciones para la alianza que ganó los comicios del domingo a nivel nacional y en 13 distritos, aunque con montos simbólicos. Se trata de La Industrial Salinera SA ($140.000), Manfrey Cooperativa de Tamberos ($100.000), La Alborada SA ($20.000), Merceleus SA ($20.000) y Maxion Montich SA ($20.000), todas de la provincia de Córdoba, donde Juntos se impuso con el 54% de los votos.

Desde PRO enfatizaron en diálogo con Infobae que están “dentro de los plazos legales previstos” para informar sobre los donantes, y que “todavía hay tiempo de seguir presentando los aportantes de campaña en la web de la Cámara Electoral”.

El Frente de Todos

El Frente de Todos, en tanto, figura con donaciones en el registro web de la Cámara Electoral, por $43.574.044 en todo el país. Son 712 aportes - según el análisis realizado por la Unidad de Datos de Infobae- por montos que van de $1.000 a $1.000.000. En comparación con las PASO, hay muchos menos nombres de funcionarios del Gobierno nacional y bonaerenses, así como de municipios del Conurbano y legisladores.

De ese total de donaciones recibidas para todos los distritos, más del 90% de los fondos recibidos por el Frente de Todos fueron aportados para la campaña que encabezó Victoria Tolosa Paz en la provincia de Buenos Aires: $40.508.950. La cifra es menos de la mitad del monto aproximado que efectivamente recaudó la alianza oficialista en la Provincia. “Aún no hicimos el cierre, pero andaremos en unos $95 millones”, precisó Carlos Castagneto, responsable de las cuentas del kirchnerismo, a Infobae.

Más allá de los recursos privados recaudados -que no incluye los fondos de los que disponen los oficialismos para el proselitismo electoral camuflados bajo “actos y anuncios de gestión”- , la alianza gobernante perdió en el distrito bonaerense. Sin embargo, logró remontar la derrota de las PASO, y sólo la separaron 1,3 puntos porcentuales de Juntos, que salió primero, según el escrutinio provisorio.

Mientras que los dos mayores aportantes en monto de la alianza opositora fueron empresas, los mayores contribuyentes del Frente de Todos fueron personas físicas. Del análisis del registro público de aportantes surge que el Frente de Todos habría recibido muy pocos aportes de personas jurídicas. Solo $2.810.000 correspondieron a desembolsos de nueve empresas que apoyaron a los candidatos del oficialismo, ocho en la provincia de Buenos Aires, y una en la Ciudad.

Tres de esas empresas que declararon su donación, aportaron $500.000 cada una: Solmara SA (dedicada a la venta de productos de limpieza), la fabricante de grifería Aqualaf SA y la financiera Spring Capital SA. La inmobiliaria Nueva Propiedad SA donó $400.000 y la empresa de cabinas y tótems sanitizantes Sinapsis Trade SA aportó $300.000. La firma de transporte en camiones Rufa Roads, de Monte Grande, y la fabricante de hormigón Pavisur SA, de Quilmes, apoyaron al oficialismo con $200.000 cada una. La firma H.S.D. Morgan Construcciones SRL hizo lo propio con $180.000. Gases Buenos Aires SA, en tanto, aportó $30.000 para la campaña porteña al Partido Solidario, de Carlos Heller, que integra la alianza gobernante a nivel nacional.

El empresario Jorge Omar Panelli figura como quien hizo la mayor donación, $1.000.000, en apoyo a las listas de legisladores del oficialismo. Panelli es accionista de varias empresas, entre ellas, la Red de Diagnóstico Digital; de Olivum, la tercera planta olivícola mendocina más grande del país; de la empresa de energía Santa Isabel Energy SA; y de GMS SA, dedicada a la tecnología digital y contratista del Estado.

En 2018, según el sitio Compr.ar, el gobierno de Mauricio Macri contrató a GMS SA para el servicio de “Análisis y mantenimiento de la plataforma de PKI” del RENAPER. Tras el cambio de gestión, en agosto de 2020, GMS SA volvió a ser favorecida con una contratación directa por parte Alberto Fernández para proveer el “Servicio de Digitalización de Expedientes Administrativos de Pensiones por Invalidez” para la Agencia Nacional de Discapacidad por $23,3 millones de pesos. Y dos meses más tarde, en octubre del año pasado, GMS SA resultó adjudicada de una contratación del servicio de digitalización de expedientes del sistema de reintegros para la Superintendencia de Servicios de Salud de la Nación.

En marzo de este año, ese organismo volvió a contratar a GMS SA para una “solución integral para la administración y gestión de prestaciones de discapacidad y soporte” por $59,4 millones. “El que donó es Panelli no GMS. Como persona física lo puede hacer, no es irregular. Él puede ser accionista o presidente en la empresa y aportar de su bolsillo”, le dijo Castagneto a Infobae.

Nombres conocidos

Entre los aportes individuales para la campaña bonaerense del Frente de Todos aparece Leonardo Nardini, quien asumió tras la derrota de las PASO en la Provincia como ministro de Infraestructura y Servicios Públicos de la Provincia. El intendente de Malvinas Argentina en uso de licencia contribuyó con $200.000. Igual monto puso el intendente de Merlo, Gustavo Menéndez.

El fallido candidato a Procurador de Cristina Kirchner y ex titular de la Sindicatura General de la Nación (Sigen), Gustavo Reposo, aparece en el registro con una contribución de $100.000. En enero de 2020, Reposo fue designado en la AFIP, a partir de la asunción de Mercedes Marcó del Pont al frente de este organismo.

Omar Plaini, el titular del sindicato de los canillitas, también figura entre los donantes del Frente de Todos con $100.000. El titular de la Federación Económica de la provincia de Buenos Aires (FEBA), Alberto Kahale, por su parte, contribuyó para la campaña con $70.000; y el secretario de Educación de Almirante Brown, Sergio Pianciola, con $60.000.

En segundo lugar, el distrito con más donaciones recibidas según el registro público de aportes privados, figura Santa Cruz con $1.505.094. En esa provincia, el kirchnerismo quedó tercero en la elección para diputados nacionales, con el 27,55%, detrás de Somos Energía con 28,28% y Cambia Santa Cruz, que obtuvo el 35,02%. La gobernadora santacruceña Alicia Kirchner es una de las que figura con un aporte de $102.500 para la campaña de su fuerza política en esa provincia.

La izquierda y Milei

Los aportantes de La Libertad Avanza, el partido de Javier Milei, todavía son un misterio. El candidato revelación en la Ciudad de Buenos Aires, donde consiguió el 17% de los votos, no presentó su informe de financiamiento electoral posterior a las PASO, así como tampoco el informe previo a las generales. Y en la página web de la Cámara Electoral tampoco aparece ninguna donación en favor de esa fuerza política.

“El informe previo de las elecciones aparece como preparado, pero no presentado. No sabemos si por un error técnico. El martes es la cita para presentar todo ante la Auditoría de la Ciudad y la Cámara Nacional Electoral”, respondieron en el entorno de Milei ante la consulta de Infobae.

El Frente de Izquierda de los Trabajadores (FIT), según la web de la Cámara Electoral, solo recibió dos aportes. Uno de $200.000, del diputado nacional Juan Carlos Giordano, de Izquierda Socialista, para la campaña en la Ciudad de Buenos Aires, donde esta fuerza quedó cuarta con el 7,76% de los votos. El otro fue de Raúl Francisco Barbiero, ex diputado nacional de Izquierda Unida y apoderado del Movimiento de los Trabajadores Socialistas, quien donó $$180.488 para la campaña en la Provincia de Buenos Aires.

La limitaciones del registro web

El sistema del registro online se implementó por ley después de que estallara el escándalo de los “aportantes truchos” sobre la campaña de María Eugenia Vidal de 2017 en la provincia de Buenos Aires.

“Es un instrumento que intenta transparentar los aportes electorales, pero hasta ahora no está cumpliendo cabalmente con la finalidad para la que fue creada”, reconocieron desde la Cámara Electoral. Fuentes judiciales, además, sospechan que la falta de inscripciones de donantes puede estar ligado a una práctica histórica en la política local: asignar supuestos aportes a personas cercanas a los partidos para justificar el ingreso de dinero en negro.

Desde Poder Ciudadano, que realiza un seguimiento del tema del financiamiento político y electoral, explicaron a Infobae su utilidad. “Esta declaración que hacen los ciudadanos y las empresas permite una suerte de segundo control, para que no solo los partidos políticos declaren quién les donó dinero en los informes - previos y posteriores a la elección - que tienen que presentar ante la Justicia, sino para que también los ciudadanos y las empresas declaren que esa donación fue la correcta. Es una forma de cruzar información que le sirve a los dos, tanto al ciudadano o las empresas para confirmar que el dinero que donaron va adonde tiene que ir, y que quien lo donó es quien dice, como para el cotejo del propio partido político que recibe una donación”, sostuvo Pablo Secchi, director ejecutivo de la ONG, capítulo argentino de Transparencia Internacional.

Desde el Frente de Todos, Castagneto también advirtió que hay diferencias entre los aportes de campaña que figura en la web de la Cámara y lo que efectivamente recaudaron por transferencias bancarias, única vía actualmente habilitada para recibir fondos de privados. “Es una obligación del aportante y se lo hacemos saber como podemos. Pero a veces no se entera que tiene que hacerlo. Además, al principio, hubo falencias en el sistema y se lo hicimos saber a la Cámara por nota”, explicó.

“Por otro lado, no es fácil técnicamente para todos concretar la declaración, que requiere subir la foto y el documento. Lo hemos hablado y la Cámara va a tratar de mejorarlo”, agregó. No obstante, afirmó que este año tuvieron un porcentaje más elevado de declaración de aportes en el registro público: “Ahora hay más gente que sabe que tiene que informar a la web de la Cámara”.

Secchi consideró lógico que la información en el sitio web de la Cámara sea menor porque “los que declaran son dos sujetos diferentes y el partido político ya tiene su forma de declarar, con los informes posteriores a las PASO, y el previo y el final, 90 días después de las elecciones. Sería muy difícil tener un sistema que sea en vivo de los ingreso y gastos del partido, porque por eso se presenta un informe previo 10 días antes de las elecciones, con el objetivo de informar a la ciudadanía, que después también en muchos casos cambia con el informe final, pero al menos es algo de información”.

Visualizaciones: Daniela Czibener

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR