Argentina superó los 4 millones de casos de coronavirus y quedó en el top ten de los países con más contagios

La cifra se alcanzó en medio de la segunda ola con una alta velocidad de contagios en abril y mayo. No obstante, en la última semana, en 18 provincias, incluidas PBA y CABA, el ritmo de nuevos casos comenzó a bajar

A más de quince meses del primer caso en el país y con los 31.137 nuevos casos reportados hoy, Argentina llegó a 4.008.771 contagios. Así quedó ubicado en el puesto 9º en casos acumulados a nivel mundial. Ya se recuperaron 3.585.811 infectados, fallecieron 82.667 y cursan la enfermedad actualmente 340.293.

No obstante este panorama, la noticia alentadora es que en los últimos 7 días, se observa una baja en la curva de contagios. Como publicó este medio este domingo, hubo descensos en el promedio semanal de nuevos casos diarios en más de la mitad de las provincias.

Según el análisis de los datos oficiales realizado por la Unidad de Datos de Infobae, el promedio de nuevos contagios a nivel nacional en la última semana descendió el 17%. Pasaron de una media móvil diaria de 32.860 el 2 de junio a 27.376 al día de hoy.

Las bajas, aunque incipientes, tienen correlato con la menor circulación que se evidenció después de los 9 días de confinamiento impuesto por el gobierno nacional, a partir del 22 de mayo pasado. Pero también con el aumento en el ritmo de vacunación, evidenciado en los últimos 15 días.

En la Ciudad de Buenos Aires, en tanto, en la última semana se registró un descenso en el promedio de nuevos casos diarios del -25%. Bajaron de 2.424 a 1.821, según el número reportado hoy por la cartera sanitaria nacional.

Una baja un poco menor se dio en la Provincia de Buenos Aires donde el promedio de casos diarios descendió un -22%, al pasar de 11.939 nuevos casos diarios a 9.255.

En ese sentido, los números indican que la presencialidad en las escuelas porteñas, que volvió el 31 de mayo tras la suspensión entre en la semana del feriado del 25 de mayo, no agravó la situación epidemiológica en la Ciudad, ya que el distrito tuvo una baja mayor de casos que la Provincia, donde no hubo clases.

Los ministros de Salud porteño, Fernán Quirós, y bonaerense, Daniel Gollán, confirmaron hoy el descenso en los casos en sus respectivos distritos, como consecuencias del endurecimiento de las últimas restricciones en el AMBA.

“El descenso de esta semana intensificó el descenso que veníamos teniendo”, sostuvo Quirós, quien sin embargo, reconoció que “no es suficiente, todavía”. Y dijo que la administración porteña espera que “esta semana y la que viene que la curva de ocupación de camas de terapia intensiva empiece a descender”.

En el mismo sentido, Gollán afirmó hoy que, tras el aislamiento estricto que se aplicó durante nueve días, se registró una baja en los contagios. “Estamos observando los efectos de las medidas más duras que se tomaron en esos nueve días. Empezamos a tener una segunda semana de descenso de casos. Los números son altos, pero están en caída”, sostuvo en conferencia de prensa.

La situación con las muertes

Lo que está ocurriendo con las muertes es diferente a los contagios. A nivel nacional no hay una baja en el promedio semanal de nuevos fallecimientos diarios.

Según los 722 muertos reportados en las últimas 24 horas, los muertos superan los 82.667. El récord había sido el 18 de mayo con 745 fallecidos en una jornada. Con el dato informado hoy, el promedio semanal de nuevos muertos para los últimos 7 días es de 562 diarios. El ascenso en la última semana fue del 5%.

Sin embargo, en la última semana de mayo este indicador había subido un 11%. Esto podría interpretarse como una desaceleración en la velocidad de nuevos muertos diarios.

La cantidad de pacientes en unidades de terapia intensiva sigue muy elevada. Hoy se reportaron 7.794 personas en UTIs y el promedio diario de hospitalizado en unidades de cuidados críticos de la última semana fue de 7.729.

Unidad de Terapia Intensiva con pacientes con COVID-10, en un hospital de la Provincia de Buenos Aires (EFE/Juan Ignacio Roncoroni/Archivo)
Unidad de Terapia Intensiva con pacientes con COVID-10, en un hospital de la Provincia de Buenos Aires (EFE/Juan Ignacio Roncoroni/Archivo)

¿Por qué se llegó a esta cifra?

El médico infectólogo Eduardo Lopez identificó en diálogo con Infobae tres motivos a la hora de analizar las razones por las que Argentina llegó a esta cantidad de casos. “La principal dificultad es que la gente se autoflexibilizó. A medida que se relajan las medidas de protección y aumenta la circulación, aumentan los contagios. Por otro lado, la vacunación fue tardía, no se vino dando en el tiempo que hubiera deseado y el ritmo fue lento. Y en tercer lugar, el impacto de las nuevas cepas de alta transmisibilidad que viene siendo muy fuerte”, señaló en referencia a la variante de Manaos y el Reino Unido.

Los expertos coinciden en que para que bajen los nuevos casos diarios es necesario que sean vacunados quienes más se contagian. “Hoy la franja de 20 a 39 años representa el 43% de los contagios, y no está en su mayoría vacunado”, advirtió el director del Departamento de Medicina del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez, e integrante del comité de expertos que asesora al gobierno nacional .

Según los datos del Monitor Público de Vacunación la mitad de los menores de 60 años con factores de riesgo tiene al menos una dosis. Y en la última semana ya comenzó la vacunación de quienes no tienen comorbilidades en algunas jurisdicciones, aunque a nivel nacional sólo 222.929 del grupo entre 18 y 59 años recibieron la primera aplicación de alguna vacuna.

Sin embargo, López advirtió que la vacunación con una sola dosis tiene eficacia más moderada: “Hasta el día 14 ninguna vacuna tiene protección, inclusive la de Pfizer. La vacuna de AstraZeneca que estamos poniendo con una sola dosis, las primeras 6 semanas tiene una efectividad de alrededor del 56-58%. Recién es más del 82% a partir de la semana 12”.

Por otro lado, al poner de relevancia la mayor carga viral de las nuevas cepas, precisó que “en alrededor del 50% de los contagios están presentes las cepas de Manaos y la británica. La cepa de Manaos tiene la característica de evadir el sistema inmune y causar una nueva infección”.

El ritmo diario de vacunación se aceleró en la última semana a partir del arribo de 5,5 millones de vacunas desde el 23 de mayo. En los últimos siete días fue de 296.981 dosis por día. La semana anterior había sido de casi la mitad, 158.261. Es un aumento del 88% motivado en parte por la disponibilidad de dosis que existe en este momento: con las arribadas en el día de la fecha, hay 3.991.982 dosis pendientes de aplicación.

El récord fue el pasado viernes cuando hubo 356.454 aplicaciones a nivel nacional en un día en todo el país, una cifra que el Gobierno salió a difundir con bombos y platillos para enfrentar las críticas opositoras. Sin embargo, el número está aún lejos del ideal, según los expertos. “Hay que vacunar a 400.000 o 500.000 personas por día”, le dijo a Infobae el médico neurólogo Conrado Estol.

En medio de la demanda de vacunas a nivel global, al país llegaron hasta ahora 18.931.945 dosis - incluidas las 481.850 de Sputnik V que arribaron esta tarde- de los más de 60 millones comprometidos. La cuarta parte de la población argentina ya recibió al menos una dosis (26%) pero sólo el 7% de la población completó el proceso de inoculación.

Testeos insuficientes

El otro aspecto sobre el que los especialistas ponen el foco es el nivel de testeos, que siguen siendo insuficiente, por el alto porcentaje de positividad que se registra en el país, entre el 28 y el 33%. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que se debería testear para llegar a un porcentaje de 10% de positividad. “Un 33% de positividad indica que el virus está circulando mucho en la comunidad, y no se está testeando lo suficiente. Si no se testea más, no se pueden detectar los casos asintomáticos o leves. Los que van a la consulta médica son los que ya tienen síntomas claros”, señaló López.

Argentina lleva realizados a la fecha 14.752.240 tests en total, lo que equivale a 325.071 análisis por millón de habitantes. Este nivel de testeos es muy inferior al de otros países, como Dinamarca, Reino Unido e Israel, que ya testearon a la totalidad de la población, mientras que en Argentina, sólo se realizaron tests sobre el 32% de sus habitantes.

Esta semana el promedio de test diarios fue de 97.839. La anterior había sido de 103.531.”Hay países que están vacunando lento, como Australia o Japón, y sin embargo, han tenido controlada la pandemia con testeos. Entonces, se pueden dar el lujo de vacunar más lento. Si no se testea lo suficiente, mucha gente infectada sigue contagiando a otros”, advirtió Estol a Infobae.

Argentina frente al mundo

En la ventana superior del gráfico se puede elegir el indicador a visualizar.

Con los más de 4 millones de contagios actuales, Argentina quedó en el puesto 9º en casos acumulados a nivel mundial. El país ya había entrado en el top ten el 30 de agosto del año pasado y ante la irrupción de segundas y terceras olas en otros países como los europeos. Por eso, en diciembre pasado salió de esa lista y este año quedó ubicado en el puesto 13 durante varios meses. Sin embargo, en mayo pasado, Argentina volvió a estar dentro de los 10 países del mundo con más contagios.

La relevancia de este ranking es relativa: los números absolutos pueden significar mucho o poco, depende de con qué se los comparen y en este caso también adquiere relevancia el tamaño poblacional de cada país. Por eso se sugiere usar indicadores epidemiológicos que se calculan sobre las mismas bases poblacionales.

Por ejemplo, en la cantidad de contagios por cada 100.000 habitantes (incidencia), Argentina se ubica en la posición 16 dentro de una lista de 147 países, según la Universidad de Johns Hopkins, de Maryland (Estados Unidos). Con 8.751 casos por cada 100.000 habitantes, la incidencia en nuestro país es menor a la de Estados Unidos (10.196) e Israel (9.454), entre otros.

En cuanto a su posicionamiento en América Latina, nuestro país muestra uno de los valores más altos de este indicador, solo superado por Uruguay (9.242) y Panamá (9.205). Otros países de Latinoamérica tienen mejores resultados, como el caso de México (1.952) y Ecuador (2.542).

Lo que ocurrió en las provincias

Una de las características de la segunda ola de contagios fue que impactó muy fuerte en el interior del país.

En la ventana superior del gráfico se puede elegir la jurisdicción a visualizar.

Mientras que el 1 de mayo el 60% de los nuevos casos diarios se concentraba en territorio bonaerense y en CABA, con énfasis en el AMBA, al día de hoy el 48% corresponde a las dos jurisdicciones más populosas del país, mientras el 52% se concentra en las provincias del interior.

En el análisis del promedio semanal de nuevos casos diarios, hay 18 provincias en las que este indicador está bajando y 6 en las que sigue subiendo, aunque con distintos valores.

Los mayores descensos se produjeron en Formosa (-32%); Neuquén (-31%) y CABA (-25%). Hubo bajas también en Rio Negro, La Pampa, Tucumán, Buenos Aires, San Juan, Santa Fe, Mendoza, Entre Ríos, Santa Cruz, Chubut, Tierra del Fuego, Corrientes y Misiones, con valores que van desde -24% a -2%. Las provincias de Córdoba y San Luis muestran bajas menores al 1%.

Mientras tanto, sigue habiendo ascensos en los casos de la última semana en Jujuy (17%) y La Rioja (15%). Chaco, Santiago del Estero, Salta y Catamarca muestran valores que siguen en aumento pero más bajos, de entre el 8 y el 2%.

Cómo se procesó la información

La Unidad de Datos de Infobae descarga diariamente los datos oficiales de distintas fuentes, entre ellas, el Ministerio de Salud de la Nación Argentina y la Universidad Johns Hopkins. Estos datos se llevan a una hoja de cálculo y se calculan varios indicadores entre ellos incidencia, letalidad y mortalidad.

Para los nuevos casos diarios se analizó la media móvil para 7 días y se calculó la variación porcentual para la última semana con relación a la semana previa.

Para el análisis de la progresión de vacunas se procesó el dataset con el registro desagregado de dosis aplicadas por día que actualiza diariamente la cartera sanitaria nacional.

Para acceder y/o descargar la hoja de cálculo con sus respectivas pestañas, siga este enlace.

Visualizaciones interactivas: Daniela Czibener

SEGUIR LEYENDO:

Últimas Noticias