Horacio Rodríguez Larreta tampoco adhiere al teletrabajo de empleados públicos sugerido por el gobierno nacional

“Todos los empleados de la Ciudad de Buenos Aires van a seguir trabajando porque la gran mayoría está abocada a la pandemia”, señaló el jefe de Gobierno porteño. El intendente de Mar del Plata y la provincia de Santa Fe tampoco se sumaron a la iniciativa oficial, pero La Rioja anunció restricciones nocturnas

"Todos los empelados públicos van a seguir trabajando de manera presencial", dijo el Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta

Una vez más, el gobierno porteño volvió a marcar sus diferencias con las medidas anunciadas por el gobierno nacional para enfrentar la segunda ola de coronavirus, y aseguró que los empleados públicos porteños seguirán trabajando de manera presencial.

“Todos los empleados de la Ciudad van a seguir trabajando, tiene que seguir trabajando porque la gran mayoría está abocado a la pandemia”, confirmó el Jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta.

Sus dichos van en contra de lo establecido por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, quien determinó que los trabajadores del sector público nacional quedan eximidos de la presencialidad por tres días, e instó a los otros poderes del Estado y el sector privado a tomar la misma medida para reducir la circulación de la gente en las calles.

Al momento de justificar su postura, Larreta recordó que la mayoría de los empleados públicos de su distrito se desempeñan en actividades claves para abordar los efectos del coronavirus: “Hay gente trabajando en los hoteles de aislamiento, otros recibiendo a los turistas, otros en los centros de vacunación, otros en los centros de testeo, otros haciendo cumplir los protocolos de cada actividad con lo cual tenemos a todo el gobierno abocado”.

A pesar de que al gobierno nacional le preocupa el aumento del movimiento turístico en Semana Santa, en momentos que también suben los contagios en todo el país, Rodíguez Larreta fue contundente: “Vamos a seguir trabajando todos”.

De acuerdo a lo explicado por Cafiero, la administración pública nacional quedará eximida de presencialidad desde este lunes 29 de marzo hasta el miércoles 31. Y como después arranca la Semana Santa, recién . volverían a sus puestos de trabajo presenciales el lunes 4 de abril.

Al igual que la Ciudad de Buenos Aires, Santa Fe y Mar del Plata tampoco se sumarán al esquema de teletrabajo sugerido por Nación.

“No hay variantes previstas en la modalidad de desempeño laboral de los agentes de la administración pública provincial”, anunció el gobierno santafesino.

En tanto, el intendente del municipio de General Pueyrredón, Guillermo Montenegro, dijo que las oficinas públicas de Mar del Plata seguirán funcionando con normalidad, pese a la indicación del Ejecutivo nacional. ”Quiero aclararles que ninguna oficina municipal va a cerrar. Ya todos aprendimos cómo cuidarnos y no tenemos que aflojar. Desde el Municipio seguiremos controlando que se cumplan los protocolos, y tenemos que continuar las tareas previstas”, señaló.

A pesar de que el gobierno nacional también sugirió restringir la circulación nocturna en caso que la situación epidemiológica así lo amerite, la Ciudad de Buenos Aires continuará con el mismo esquema, por lo menos hasta el momento. En ese sentido, la provincia de La Rioja fue la primera en implementar restricciones de este tipo.

“Tenemos medidas restrictivas desde hace unos meses. Estamos midiendo los indicadores -contagios, el R, la camas de terapia- para ver qué medidas se toman. Hoy, la nocturnidad tienen un horario acotado y seguiremos como hasta ahora”, aclaró el vicejefe de gobierno a cargo de la seguridad porteña, Diego Santilli, en la misma conferencia de prensa que ofreció Rodríguez Larreta este mediodía.

En cuanto a la situación sanitaria en ese distrito, el Jefe de Gobierno admitió que se viene registrando una fuerte suba de los casos, pero no de la ocupación de camas de terapia intensiva. “Mientras que hace un mes el promedio de casos diarios era de alrededor de 700, hoy el promedio de casos es de más de 1.000, es decir un 40% más. De hecho, el sábado tuvimos un pico de 1.432 casos”, detalló.

Además, precisó que “el R pasó de estar en 0,92 el mes pasado a estar hoy por encima de 1, 1.10 para ser precisos, lo que significa que cada uno que contrae la enfermedad contagia a más de una persona”.

Y bien la ocupación de las camas de terapia intensiva del sistema público por el momento se mantiene estable, en alrededor del 30% “sabemos que un aumento significativo de casos también va a impactar en este indicador”, sostuvo.

Seguí leyendo: