La Justicia Federal le pidió informes al Gobierno de Formosa por la situación en los centros de aislamiento por el coronavirus

Es en un expediente de habeas corpus por supuestas violaciones a los derechos humanos

La jueza federal de Formosa, Belén López Macé, le pidió a la Fiscalía de Estado de la provincia gobernada por Gildo Insfrán que en “24 horas” entregue un “informe pormenorizado” sobre las personas que están incluidas en el expediente de habeas corupus presentado por el senador opositor Luis Naidenoff a raíz de las denuncias de violaciones a los derechos humanos en centros de aislamiento dispuestos por la pandemia de coronavirus.

La jueza solicitó informes de los que “surjan los hechos, tiempo y lugar de aislamiento, cantidad de hisopados realizados y todo otro dato de interés a la causa, como así también las normativas y resoluciones en las cuales se avalarían la situación de restricción a la libertad que ostentarían las mismas”. La decisión de la jueza está referida a 13 personas que fueron las incluidas en la presentación de Naidenoff.

Naidenoff había denunciado que en los centros gubernamentales de aislamiento formoseños se produjeron violaciones a derechos humanos de índole constitucional y convencional tales como el derecho a la vida, a un ambiente sano, a la salud física y mental, a la privacidad, intimidad, a la circulación y el derecho a recibir un trato digno, entre otros.

La Cámara de Casación Federal había determinado que fuese la Justicia federal y no la provincial la que interviniera en el habeas corpus. Así lo decidió luego de que la jueza federal de Formosa declarara su incompetencia para hacerse cargo del caso. Casación había resuelto que el caso quedara a cargo de la Justicia federal, en contra de lo que opinó el fiscal ante esa cámara, Raúl Pleé, quien consideró que el caso debía continuar en el poder judicial formoseño.

En el fallo de Casación los jueces Mariano Borinsky y Juan Carlos Gemignani se basaron en las consideraciones que realizó la Corte Suprema de Justicia de la Nación cuando, en noviembre de 2020, y tras semanas de polémica por ciudadanos que no podían entrar al terruño de Insfrán, le ordenó a la provincia de Formosa que garantizara el ingreso de todos los ciudadanos que desearan hacerlo.

Borinsky y Gemignani habían señalado que las medidas de aislamiento cuestionadas por el habeas corpus forman parte de una serie de decisiones tomadas a nivel nacional por la pandemia del coronavirus, por lo que en este caso las provincias actúan como delegadas del gobierno federal y responden a disposiciones de orden nacional dispuestas por el Poder Ejecutivo Nacional. Fue por eso que determinaron que debe actuar la jueza que pidió los informes a la Fiscalía de Estado.

La incompetencia dictada por la jueza federal de Formosa fue avalada por la Cámara Federal de Resistencia, Chaco, que tiene jurisdicción sobre la provincia que gobierna Insfrán. Tras esa decisión el senador radical Naidenoff había presentado un recurso para que interviniera la Casación Federal.

La decisión de Casación fue comunicada a la Cámara Federal de Resistencia que se la hizo conocer a la jueza López Macé. En el escrito por el cual la jueza pide información a la Fiscalía de Estado formoseña se señala que: “Atento a lo resuelto por la Cámara de Apelaciones de Resistencia, Chaco, en cuanto declaró la competencia de la justicia federal para la tramitación de la presente acción de habeas corpus, sin perjuicio de mi criterio ya expuesto oportunamente, corresponde dar la tramitación debida”. De esa manera la jueza que asumió en su cargo en diciembre pasado puso en marcha el expediente para saber cuáles son las condiciones en las que fueron asilados los ciudadanos formoseños incluidos en el habeas corpus.

Seguí leyendo



TE PUEDE INTERESAR