La ministra de Seguridad, Sabina Frederic (Foto: Maximiliano Luna)
La ministra de Seguridad, Sabina Frederic (Foto: Maximiliano Luna)

La extensión de la cuarentena se ha convertido en tema de debate a partir del reclamo de sectores que piden flexibilizar aún más el confinamiento. En ese contexto, tras la polémica que se generó por los efectos del aislamiento, la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, admitió que en la población “hay miedo y angustia porque es una situación inédita que genera incertidumbre”, aunque aclaró que “el Estado se ha convertido en un regulador que no infundió temor”.

“No creo que el miedo sea el único sentimiento que tiene la gente; hay que tener miedo, porque es lo que nos invita a cuidarnos en tanto el Estado no tiene ni debería tener la capacidad de controlar todas las conductas, pero yo no creo en el miedo infundido por el Estado”, analizó en clave antropológica en declaraciones a radio La Red.

Acerca de la eficacia de los controles en la calle, la ministra de Seguridad indicó que el comportamiento general de los vecinos es “respetuoso” de las fuerzas de seguridad, pero resaltó que sí hubo episodios violentos y enfrentamientos en barrios vulnerables.

Tenemos muchachos adictos en situación de abstinencia, otros que son violentos, y esta es una situación que pone a la gente al límite”, describió antes de explicar que las fuerzas de seguridad tienen una indicación concreta ante estos casos: “La instrucción que les hemos dado es no tener ninguna intervención violenta, dialogar, pero esto no siempre es posible... Ha habido situaciones, una en San Isidro hace casi un mes y medio, en la que hubo vecinos y personal de Gendarmería heridos”.

También citó otro hecho en la Villa 1-11-14, donde una persona comenzó a arrojar piedras y “terminó refugiándose en la parroquia del barrio”.

“Son todas situaciones que nos han hecho potenciar la articulación interagencial. Nosotros esta semana tenemos una actividad en la 1-11-14 con Sedronar para darles a las fuerzas de seguridad otros recursos para no terminar en situaciones violentas que son costosas para todos”, comentó la funcionaria.

Además, Frederic se refirió a las protestas que hubo en estos días y las calificó como “una muestra de la dificultad para sobrellevar una situación que nunca sobrellevamos jamás”. Consultada sobre la manifestación que se convocó en el municipio de Tigre, la ministra dijo que entiende “a la gente que vive en los countries y que tiene la posibilidad de preservarse del contagio”, pero “no es lo que pasa en los barrios populares donde hay hacinamiento”, entre otros déficit sanitarios y alimentarios.

“Es uno de los principios de la democracia, la libertad, la igualdad y la fraternidad. Es cierto que en estas circunstancias el Estado argentino, los Estados provinciales y las municipalidades han tenido que restringir algunas de esas libertades, pero esa restricción fue en pos de un bien general. Pero es un Estado como regulación, no es un Estado autoritario o totalitario", opinó.

Según Frederic, el aislamiento obligatorio es una situación para la que hay que “armarse de paciencia” y se refirió al comentario crítico del juez de la Corte Suprema de Justicia Ricardo Lorenzetti contra los estados de excepción y los riesgos de las cuarentenas obligatorias.

“Afortunadamente en Argentina no hay estado de sitio, no es lo que pasó en otros países. Me parece que es atendible lo que dice Lorenzetti. Lo cierto es que estas últimas semanas estamos percibiendo un aumento de contagios del AMBA. Y hay situaciones distintas, en Mendoza se están permitiendo las reuniones familiares, o en Jujuy, donde se está permitiendo el turismo interno”, completó.

Acerca de los contagios en las fuerzas federales bajo su órbita, la ministra de Seguridad indicó que tras el brote que hubo en la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), quienes “están todos recuperados”, apenas existen “tres casos de Gendarmería que están aislados”. “Estamos bastante bien”, evaluó.

Seguí leyendo: