(Maximiliano Luna)
(Maximiliano Luna)

Un año y medio después del segundo juicio por la tragedia de Once, la Cámara de Casación citó hoy a una audiencia y comenzará a evaluar las apelaciones. En ese proceso, el ex ministro de Planificación Julio De Vido fue condenado a 5 años y 8 meses de prisión. Si se confirma la condena y se rechazan los recursos para ir a la Corte Suprema, el ex ministro volvería a quedar detenido.

La Sala III de la Casación, integrada en este caso por Liliana Catucci, Eduardo Riggi y Gustavo Hornos, citó a una audiencia para el 27 de mayo, pudo saber Infobae de fuentes judiciales. Se trata de la audiencia preliminar donde las partes exponen los fundamentos de las apelaciones.

“Es un paso fundamental para dictar un fallo. Es parte de nuestro reclamo que Casación se expida y seguramente hará lugar a nuestro recurso tal como oportunamente hizo con (Ricardo) Jaime”, reaccionó el abogado de los familiares, Leonardo Menghini Rey.

La sentencia en el juicio conocido como “Once II” se conoció el 10 de octubre de 2018 y estuvo a cargo del Tribunal Oral Federal 4, integrado por los jueces Pablo Bertuzzi, Guillermo Costabel y Gabriela López Iñíguez. De Vido fue condenado por el delito de administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública y no por el estrago. Eso significa que los jueces entendieron que como funcionario era responsable de los fondos que el Estado le dio a TBA para los trenes pero no por la muerte de las 52 personas y los más de 700 heridos que dejó la tragedia, ocurrida el 22 de febrero de 2012 cuando un tren de la línea Sarmiento chocó en la estación de Once.

En la última audiencia del juicio, De Vido había apuntado contra el gobierno de Mauricio Macri. “Sé claramente dónde estoy y el motivo. Es una decisión política del presidente Macri”, afirmó el ex funcionario kirchnerista a través de una videoconferencia desde la cárcel de Marcos Paz.

El segundo acusado en ese juicio, Gustavo Simeonoff, ex titular de la Unidad de Renegociación y Análisis de Contratos de Servicios Públicos (UNIREN), fue absuelto.

El fiscal Juan García Elorrio había pedido que De Vido fuera condenado a nueve años de prisión y Simeonoff a cuatro, en tanto que la Oficina Anticorrupción (OA), también querellante, planteó 10 años para De Vido y tres años y tres meses para Simeonoff.

De Vido junto a su esposa y su hijo
De Vido junto a su esposa y su hijo

La querella que representa a los familiares de las víctimas apeló la condena por el delito de estrago. En cambio, la defensa de De Vido pidió que se revea la condena por administración fraudulenta.

“La audiencia preliminar es importante porque es un puntapié para comenzar a estudiar las apelaciones. Luego de la audiencia se sortean las vocalías y comienza el estudio de la sentencia del tribunal oral”, explicó una fuente de la causa.

De Vido nunca estuvo preso por la tragedia de Once. Fue detenido en octubre de 2017 por la causa de Río Turbio, donde acaba de ser excarcelado. La decisión del Tribunal Oral Federal 1, integrado por los jueces Adrián Grünberg, José Michilini y Ricardo Basílico, se basó en que no hay riesgos procesales para la causa.

De Vido en su reciente paso por Comodoro Py

El ex funcionario también estuvo preso en el marco de la causa de los cuadernos y la importación de gas natural licuado. Recién salió de prisión y fue a su casa el 14 de diciembre pasado, cuando el tribunal oral federal de la causa cuadernos lo excarceló en ese expediente.

En los últimos meses, De Vido lanzó duras críticas hacia el gobierno de Alberto Fernández, con quien no tiene una buena relación. La respuesta llegó de boca del propio Presidente: “Me molesta que me digan que tengo presos políticos porque no los tengo. Lo que quieren es hacernos pelear entre nosotros”, sentenció.

Seguí leyendo: