La Cámara Federal de La Plata le otorgó la prisión domiciliaria a Juan Pablo “Pata” Medina, ex titular de la UOCRA de la capital bonaerense, quien deberá usar una tobillera electrónica y estará custodiado por Gendarmería. El sindicalista está detenido desde septiembre de 2017 en la cárcel de Ezeiza, acusado de asociación ilícita, extorsión reiterada y coacción agravada. También se ordenó la libertad de uno de los hijos del sindicalista y de su cuñado.

En diciembre pasado, Medina estuvo internado en el Hospital Posadas de Ramos Mejía para realizarle estudios médicos de rutina, aunque en ese momento el abogado del gremialista, César Albarracín, dijo que su defendido tenía problemas de salud derivados de una huelga de hambre.

El 25 de noviembre pasado, Albarracín había pedido la excarcelación de Medina ante el Juzgado Federal de Quilmes, a cargo del juez Luis Armella, en base al nuevo Código Procesal Penal, que limita el dictado de prisión preventiva. No obstante, la solicitud fue rechazada.

Sin embargo, el planteo tuvo acogida favorable en la Cámara Federal de La Plata. La defensa había hecho hincapié en que “Pata” Medina viviría en su casa de Villa del Plata, Ensenada, junto a su mujer y tres hijos. También en las patologías crónicas graves que aquejan a su asistido. El fiscal general, por su parte, tomó vista del informe y sostuvo que solo la prisión preventiva asegura la comparecencia del imputado al juicio y el cumplimiento de la sentencia.

Los camaristas César Álvarez y Roberto Lemos Arias entendieron que “en el informe socioambiental no se aprecian datos que indiquen que el alojamiento de Juan Pablo Medina en el domicilio en cuestión sería inadecuado o provocaría un riesgo para el proceso” y consideraron que “el representante del Ministerio Público Fiscal tampoco ha realizado valoraciones que sugieran que dicho lugar representa un peligro de alguna clase”.

En marzo de 2019 Medina obtuvo permiso para visitar la tumba de su hermana, en el cementerio de Ensenada
En marzo de 2019 Medina obtuvo permiso para visitar la tumba de su hermana, en el cementerio de Ensenada

Así, la Cámara Federal de La Plata analizó las nuevas pautas establecidas en el nuevo régimen de prisiones preventivas. “El tribunal considera que la anulación del riesgo procesal referido se puede alcanzar adoptando combinadamente el arresto de Juan Pablo Medina en el domicilio indicado con la vigilancia de funcionarios de Gendarmería (j) y con la colocación de un dispositivo electrónico (i). Además, como medidas adicionales, corresponde que el imputado entregue los documentos de viaje (e), que se le prohíba salir del país (d) y que se le imponga la prohibición de desplegar cualquier actividad gremial, de aglomerar personas alrededor del domicilio y de comunicarse por sí o por terceros con miembros de la gestión anterior, actual o futura de la UOCRA Seccional La Plata (u otras seccionales), con co-imputados (excepto co-imputados familiares), testigos y/o víctimas (f). El incumplimiento de cualquiera de estas medidas será causal suficiente para revocar el arresto domiciliario que aquí se dispone”, se advirtió.

El fallo detalló que “la solución que aquí se ofrece se conjuga, por otro lado, con la reiterada queja de la defensa en esta u otras incidencias acerca de la supuesta falta de capacidad y de infraestructura del Servicio Penitenciario Federal para atender el cuadro de salud de su asistido”.

El día que Medina se atrincheró en el gremio, poco antes de su detención
El día que Medina se atrincheró en el gremio, poco antes de su detención

Y añadió: “Dejando a un lado la cuestión de si la crítica al servicio penitenciario se justifica realmente, las patologías de Juan Pablo Medina se hallan por demás comprobadas por ciertos informes del Cuerpo Médico Forense” en donde se “constata obesidad mórbida, diabetes tipo II, hipertensión arterial con leve compromiso hemodinámico, síndrome sensitivo con parestesias e hipoestesia en región de ambos miembros inferiores a nivel pies, tiene aspecto de probable compromiso de nervios periféricos, antecedente de ACV isquémico de larga data, enfermedad varicosa crónica de los miembros inferiores”.

“En dichos informes no se concluye clara y expresamente que el estado actual de salud de Juan Pablo Medina se adecue a los supuestos previstos en el art. 32 de la ley 24.660, pero casi todas sus patologías son indiscutiblemente serias, sobre todo en una persona mayor de 66 años de edad", se agregó.

El abogado de Medina le adelantó a Infobae que van a insistir con el pedido de exarcelación plena ante la Cámara de Casación Penal.

El sindicalista había sido excarcelado a fines del año pasado por el Tribunal en lo Criminal 5 de La Plata en otra causa en la que está acusado de amenazar y extorsionar a empresarios de la construcción platense para que contraten las viandas de comida de los obreros a una empresa determinada.

En el expediente que lleva adelante el juez Armella, la Cámara Federal de La Plata tambiėn dispuso el arresto domiciliario de David Emiliano García, el cuñado de Medina, con una custodia de Gendarmería y la colocación de un dispositivo electrónico, y de uno de los hijos del sindicalista, Cristian “Puli” Medina, quien también está alojado en la cárcel de Ezeiza.

SEGUÍ LEYENDO: