Crous dice que va a mantener a los abogados en los juicios en curso.
Crous dice que va a mantener a los abogados en los juicios en curso.

El flamante titular de la Oficina Anticorrupción, Félix Crous, todavía no puso un pie en el organismo, pero ya tuvo que sentar posición sobre los ejes centrales de su futura gestión. “Mi idea es tener una continuidad en los juicios en curso”, dijo esta semana en entrevistas radiales. Se refería al juicio de la obra pública y a “la ruta del dinero K”. En ambos casos, la OA es querellante junto a otros organismos. El recambio de gobierno generó mucha incertidumbre. De hecho, esta semana los abogados de la vicepresidenta Cristina Kirchner adhirieron a un planteo para que se aparte a las querellas.

Consultado por Infobae, Crous ratificó ayer esa postura: “Mi política es que sigan los mismos abogados, con las estrategias que ya se dieron”. “Ellos tienen su estrategia y su responsabilidad profesional”, agregó.

En el juicio por la “ruta del dinero K”, no hay tiempo para cambios bruscos. El proceso ya cumplió un año y en febrero, cuando se reanude la actividad judicial, los abogados de la OA deberían alegar contra los acusados. En Comodoro Py se especulaba que las querellas (también actúa la UIF y la AFIP) podrían cambiar radicalmente el contenido del alegato o directamente desistir de la acusación a partir del cambio de autoridades.

Si eso ocurría, el fiscal Abel Córdoba pasaría a tener un rol determinante. Fuentes judiciales consultadas por este medio aseguran que el fiscal acusará a Báez y al resto de los acusados por las maniobras de lavado de dinero, aunque no mencionaría la obra pública en Santa Cruz como delito precedente. No es un dato menor: ese juicio tiene a la ex Presidenta como uno de los principales acusados.

Cristina ya pasó por el juicio y descargó su furia contra los jueces (Fotografia Senado de la Nación)
Cristina ya pasó por el juicio y descargó su furia contra los jueces (Fotografia Senado de la Nación)

El rol de la OA fue debatido este lunes en la última audiencia del juicio de Vialidad. La defensa de Cristina Kirchner adhirió a un planteo de Mariano Fraguerio Frías, defensor de un ex funcionario de Vialidad Nacional en Santa Cruz, quien pidió apartar a esa querella en base a la nueva estructura del organismo.

El TOF 2, a cargo de ese juicio, todavía no contestó el pedido. Igualmente la repercusión de la noticia molestó a la ex presidenta, quien utilizó la página web del Senado para quejarse de los titulares.

Crous es fiscal y se define como
Crous es fiscal y se define como "un hombre de izquierda"

Pese a su estrecha vinculación con la agrupación Justicia Legítima, Crous no se define como kirchnerista sino como “un hombre de izquierda de formación marxista”. Dice que no tiene relación con el presidente Alberto Fernández, a quien nunca había visto en privado hasta que lo convocó a la Casa Rosada para ofrecerle el cargo. Gestos de independencia en un organismo que viene siendo muy cuestionado por su cercanía con el Poder Ejecutivo.

En su últimas apariciones mediáticas, Crous hizo malabares para no criticar a su antecesora, Laura Alonso. Y avisó que no tiene pensado realizar una auditoría de su gestión. Sin embargo, también advirtió que no seguirán varios directores del organismo.

Según pudo sabe Infobae, el director de Litigios, Juan Trujillo, presentó su renuncia a partir del 1 de enero. Ese funcionario tenía un rol central en la planificación de las causas en trámite y además participaba como abogado en “la ruta del dinero K”. Los otros cinco directores están bajo revisión aunque hay funcionarios de carrera que sobrevivieron a diferentes gestiones y tienen expectativa de quedarse.

Crous -que espera su confirmación por decreto para ingresar a su nueva oficina- considera que la estructura interna de la OA está sobredimensionada. Suele decir que es más grande que muchos ministerios de la provincia de Buenos Aires.

En lo inmediato, apunta a modificar el rol del organismo, un pedido expreso que le hizo Fernández. “La OA fue perfilada como un gran persecutor pero no tiene que ser una fiscalía especializada en delitos de corrupción, las funciones judiciales no dependen del Poder Ejecutivo. Es un actor privilegiado para detectar situaciones delictivas o reñidas con la ética pública. En esos casos puede ser un denunciante calificado”, dijo esta semana.

Con ese enfoque, la OA podría renunciar a su rol de querellante en causas que ya están elevadas a juicio, como Los Sauces, Hotesur y la causa Cuadernos. En todas las ex presidenta tiene un rol central. “Vamos a analizar caso por caso de acuerdo al interés institucional”, contestó Crous ante una consulta puntual de Infobae.