Luego de cuatro años de haber estado en la oscuridad durante el Gobierno de Mauricio Macri, el mural de Evita en el edificio del Ministerio de Desarrollo Social y Salud volverá a iluminarse este jueves. Funcionarios de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) convocaron a un acto para esta noche a las 20.25 bajo la consigna “iluminada y eterna”.

El emblemático mural que retrata el rostro de Eva Perón permaneció apagado durante la gestión de Cambiemos. Si bien nunca hubo una versión oficial para justificar la medida, una fuente cercana al anterior Gobierno había manifestado que “se apagó para ahorrar energía”, descartando que fuese una decisión con tintes políticos e ideológicos.

Con el retorno del peronismo al poder, el mítico edificio del Ministerio de Obras Públicas donde actualmente funcionan las carteras de Desarrollo Social y Salud, volverá a iluminarse con la figura de Evita, ideada por el escultor Alejandro Marmo.

A través de sus redes sociales, la junta interna de delegados de ATE del Ministerio de Salud, anunciaron la decisión: “Iluminada y eterna. Evita se vuelve a encender mañana jueves 12/12 a las 20.25 hs. y Salud vuelve a brillar”. La publicación fue acompañada con el hashtag #SaludVolvió, haciendo referencia la jerarquización que le dio Alberto Fernández en sus primeras medidas luego de que Macri lo haya reducido a la categoría de Secretaría dependiente de Desarrollo Social.

Durante estos cuatro años solo estuvieron encendidos los extremos del mural que representan -por sus colores- la bandera de Argentina. Sin embargo, recientemente, bajo la presidencia de Macri, la noche del 27 de octubre fue encendido en su totalidad por un grupo de trabajadores que festejaron el triunfo del Frente de Todos.

Así lo planificaron un grupo de empleados de la cartera que en aquél entonces dirigía Carolina Stanley. A las 22.14 de la noche de la jornada electoral, cuando la diferencia en favor del Frente de Todos era irreversible y ya se sabía que Macri saldría a reconocer la derrota, mientras un grupo de trabajadores hacía la cuenta regresiva en las calles gritando de 10 a 0, otro grupo apretó la tecla de encendido. Luego cantaron al unísono: “Alberto presidente”.

“Se nos ocurrió dar una señal a partir del triunfo. La señal era la imagen de Eva iluminada, que estuvo siempre apagada”, contó a Infobae la persona que ideó el plan.

La logística para llevar a cabo el plan implicó mantenerlo bajo llaves entre quienes harían la operación, entrar al edificio MOP un domingo en el que obviamente estaría cerrado y colocar focos de luces LED el día anterior, ya que por falta de mantenimiento el sistema de iluminación estaba deteriorado.

Luego de ese golpe simbólico, con el inicio de la gestión de Fernández, Evita volverá a verse iluminada durante las noches sobre la 9 de Julio.

Seguí leyendo: