Jeanine Áñez, presidenta interina de Bolivia (Reuters)
Jeanine Áñez, presidenta interina de Bolivia (Reuters)

El presidente Mauricio Macri evitará, por el momento, reconocer a la senadora Jeanine Áñez como presidenta interina de Bolivia tras la renuncia de Evo Morales, a diferencia de las manifestaciones públicas de funcionarios de Estados Unidos y Brasil. Así lo afirmaron a Infobae fuentes de Cancillería: "No vamos a pronunciarnos por el momento; entendemos que es la máxima autoridad del Senado pero no hay elementos suficientes para reconocerla como presidenta, es algo que estamos estudiando”.

La crisis de Bolivia pasó a ocupar un lugar central en la agenda política de la Argentina. Ayer, previo a la asunción de Áñez como presidenta interina en una sesión del Congreso sin quórum, que no contó con la presencia de los congresistas del MAS, Macri repudió la violencia en las calles del país vecino, evitó calificar el proceso como un “golpe de Estado" y pidió elecciones libres y justas.

El presidente Mauricio Macri (Franco Fafasuli)
El presidente Mauricio Macri (Franco Fafasuli)

Esta es la postura oficial del Gobierno, que se verá reflejada durante la sesión especial que se desarrollará durante la tarde de hoy en el Congreso, donde el oficialismo consensuó un discurso para las discusiones en Diputados y el Senado con referencias al “quiebre del orden institucional” y cuestionamientos a la falta de transparencia en las elecciones bolivianas.

Los gobiernos de Donald Trump y Jair Bolsonaro, en tanto, sí reconocieron la presidencia provisoria de Áñez. “La presidenta en funciones del Senado ha asumido las responsabilidades de presidenta interina de Bolivia”, declaró en las redes sociales el encargado de Latinoamérica en el Departamento de Estado, Michael Kozak.

Y agregó: “Esperamos con interés -añadió- trabajar con ella y otras autoridades civiles del país mientras organizan elecciones libres y justas lo antes posible de acuerdo con la Constitución”.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro. Uno de los mandatarios que sí reconoció la presidencia interina de Áñez
El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro. Uno de los mandatarios que sí reconoció la presidencia interina de Áñez

Por su lado, el canciller de Brasil Ernesto Araújo indicó que la senadora boliviana opositora asumió “legalmente” como mandataria interina y se está cumpliendo la Constitución en Bolivia. “Nuestra percepción es que la Constitución se está siguiendo, interinamente, claro”, aseguró Araújo a la prensa, al llegar a una cena con representantes del Brics (Brasil, Rusia, China, India y Sudáfrica).

A su vez, el presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, consideró que la misión de Áñez es “guiar una transición constitucional hacia una elección presidencial”. “Son una inspiración para nuestro país, tenemos la convicción que lograremos la libertad”, manifestó a través de las redes sociales.

Asilado en México, Evo Morales consideró que con la proclamación de una presidencia interina “se ha consumado el golpe más artero y nefasto de la historia”. Además, denunció “ante la comunidad internacional” que el acto de autoproclamación de una senadora como presidente "viola la CPE (Constitución Política del Estado) de Bolivia y normas internas de la Asamblea Legislativa. Se consuma sobre la sangre de hermanos asesinados por fuerzas policiales y militares usadas para el golpe”.

La postura de Macri difiere a la del presidente electo Alberto Fernández, que reveló en las últimas horas una conversación con el actual Jefe de Estado sobre la crisis que atraviesa Bolivia: “Lo llamé preocupado y le dije que la vida de Evo corría peligro y que había que hacer algo”.

En una entrevista con Viviana Canosa en Nada Personal por Canal 9, Fernández contó lo que charló con Macri: “Me habló de las dificultades de traerlo a la Argentina porque creía que el momento era complejo por la transición, algo que no comparto, no estoy de acuerdo” sostuvo.

“Lo que hizo la OEA, las Fuerzas Armadas, y la policía, me pareció todo turbio. Supongamos que la OEA dijo la verdad, la realidad es que Evo aceptó y llamó de nuevo a elecciones. El problema no eran las elecciones, sino que querían elecciones sin Evo Morales. Espero que Bolivia recupere la democracia tan pronto pueda sin proscripciones”, expresó Fernández.

Seguí Leyendo