El empresario Urquía recibió a Macri en septiembre de 2017, en la nueva planta de acopio de granos que Aceitera General Deheza levantó en Pampa del Infierno, Chaco.
El empresario Urquía recibió a Macri en septiembre de 2017, en la nueva planta de acopio de granos que Aceitera General Deheza levantó en Pampa del Infierno, Chaco.

El mayor donante de la campaña presidencial de Mauricio Macri es, paradójicamente, un empresario cordobés que apuesta públicamente al triunfo de Alberto Fernández después de las Primarias. Se trata de Roberto Urquía, dueño del Grupo Aceitera General Deheza (AGD), un holding cerealero y alimenticio manejado por su familia.

Para apoyar a Macri desembolsó en total $29 millones es decir, casi medio millón de dólares, a través de varias de las empresas del holding cerealero y alimenticio. La cifra surge tras analizar los aportes a las PASO y las elecciones generales en los informes presentados por Juntos por el Cambio ante la Justicia Electoral.

Lo llamativo es que Urquía -ex senador nacional por Córdoba y uno de los empresarios favoritos de Cristina Kirchner hasta que tomó distancia por la resolución 125 de suba de las retenciones agropecuarias- ha apostado públicamente al triunfo de Alberto Fernández después de las Primarias. De hecho fue el organizador del almuerzo en la Fundación Mediterránea de Córdoba al que fue invitado Fernández a disertar, en busca de votos en ese distrito estratégico que se disputa con Macri.

Los $29 millones en apoyo a la campaña de Macri surgen del aporte de $19 millones para las generales presidenciales a través de Niza SA ($ 9 millones), La Paz Agropecuaria ($ 7 millones) y Establecimientos Agropecuarios La Paz ($3 millones), más los $10 millones que el holding de Urquía ya había aportado para la campaña de Macri-Miguel Pichetto en las PASO, a través de AGD ($ 4 millones), Niza SA ($ 3,5 millones) y Aceitera Chabás ($2,5 millones).

La contribución de $19 millones para las elecciones generales supera largamente el máximo permitido por ley - $ 9.240.988- para donaciones de un particular o empresa en estas elecciones generales. Si bien la ley habla de un tope por “persona jurídica”, fuentes de la Cámara Electoral admitieron ante Infobae que cuando aportan distintas firmas que integran un mismo grupo empresarial, hay “un gris” en la legislación. “Esa situación deberá ser analizada por los auditores que revisan los informes de financiamiento electoral de los partidos y, eventualmente, ser resuelta por los jueces de primera instancia”, explicaron.

Urquía había recibido al presidente Macri en septiembre de 2017, un mes antes de las elecciones legislativas de ese año, en su nueva planta de acopio y transferencia de granos y oleaginosas que Aceitera General Deheza levantó en Pampa del Infierno, Chaco. El primer mandatario encabezó el acto inaugural de la planta y de un nuevo ramal del ferrocarril Belgrano Cargas que transportaría la producción hasta los puertos fluviales del Complejo Rosario, también operado por AGD en asociación con otras firmas.

Macri al inaugurar la nueva planta de AGD en Pampa del Infierno, Chaco, en 2017, junto al empresario Roberto Urquía (aplaudiendo a la der. del Presidente).
Macri al inaugurar la nueva planta de AGD en Pampa del Infierno, Chaco, en 2017, junto al empresario Roberto Urquía (aplaudiendo a la der. del Presidente).

El empresario cordobés es, a su vez, dueño de Nuevo Central Argentino (NCA), concesionaria de los servicios de carga del ex Ferrocarril Mitre. Fue uno de los indagados por el juez Claudio Bonadio por una derivación de la llamada “causa de los cuadernos” por presuntos sobornos en el transporte ferroviario en la época de Ricardo Jaime.

Infobae contactó a Aceitera General Deheza para consultar sobre los aportes hechos a la campaña de Macri pero fuentes de la empresa indicaron que “no tiene nada que informar sobre esta consulta”.

Desde Juntos por el Cambio señalaron que los aportes fueron realizados con distintas personas jurídicas. “Nosotros les pedimos a los donantes una declaración jurada de que no tienen prohibido por ley donar para la campaña, hacemos un chequeo de que no sean proveedores del Estado, y le pedimos la trazabilidad de los fondos”, aseguraron.

En el Frente de Todos informaron a este medio que luego del cierre contable del informe que presentaron ante la Justicia, ingresó un aporte empresario de Urquía por unos $9 millones, poco menos del tope permitido por donación para estas elecciones generales.

Fernández de campaña en Córdoba con el empresario Urquía, Felipe Solá, y el senador Carlos Caserio.
Fernández de campaña en Córdoba con el empresario Urquía, Felipe Solá, y el senador Carlos Caserio.

En declaraciones de hace dos semanas a la radio cordobesa Cadena 3, el empresario cordobés sostuvo que “en la esperanza de que esto cambie uno observa un candidato con oportunidades y, en este caso, el candidato del Frente de Todos”.

Origen de los fondos recibidos

Según el informe previo de financiamiento electoral presentado por Juntos por el Cambio, del total de $187,5 millones que declararon haber recibido para la elección presidencial, $85 millones provienen de aportes privados, de los cuales el 80% son de empresas. Las donaciones de personas jurídicas, que habían sido prohibidas en 2009 durante el kirchnerismo, fueron restablecidas por la nueva ley de financiamiento político sancionada este año, impulsada por el Gobierno nacional.

Los restantes $102,3 millones que ingresaron a las arcas del oficialismo son aportes públicos fijados por ley para la campaña y la impresión de boletas para las elecciones generales. Estos aportes les corresponden, una parte a todos por igual y otra proporcionalmente en relación a los votos obtenidos en la elección anterior, a todas las agrupaciones.

Por su parte, en su informe preliminar ante la Justicia, el Frente de Todos declaró ingresos para la campaña presidencial de las elecciones generales de este domingo por un monto mucho más bajo que el oficialismo: apenas $8 millones. De esta suma, $5,5 millones son de donaciones privadas, de los cuales el 56% son de empresas y el resto de particulares.

Los restantes $ 2,5 millones que figuran como ingresos en las arcas del Frente de Todos son el saldo que les quedó de las PASO, según le precisaron a Infobae los responsables financieros de la agrupación que lleva a Fernández como candidato a la Casa Rosada. Sin embargo, informaron una estimación de ingresos privados de particulares y empresas por un total de $41 millones.

Ante la consulta de este medio sobre por qué el informe solo detalla un porcentaje bajo de donantes (solo el 13,4% de las donaciones estimadas), explicaron que el informe preliminar “es solo un estimativo en función de los gastos previstos”. También precisaron que hicieron “el cierre contable el 22 de septiembre, por lo que varios ingresos hechos con posterioridad por montos superiores no fueron incluidos en ese informe” y sí estarán en la rendición final de ingresos y gastos de campaña”. El informe definitivo debe presentarse -como máximo- 90 días después de las elecciones.

En general, en las elecciones generales se reciben más aportes y por montos superiores que en la PASO. En este caso, además, creemos que el resultado de las Primarias ayudará a sumar apoyos financieros”, confiaron.

La principal alianza opositora recibió $93,4 millones de fondos públicos para hacer campaña e imprimir boletas para el cuarto oscuro, que no llegaron a quedar consignados en el informe previo, porque fueron acreditados el 25 de septiembre.

Las empresas que más donaron al oficialismo

Unicenter SA, el conocido shopping de la zona norte del Gran Buenos Aires, propiedad del holding chileno Cencosud, es la segunda empresa en el ranking de las firmas que apoyaron la campaña presidencial de Juntos por el Cambio.

Según el informe previo presentado ante la Justicia por la alianza oficialista, la empresa donó $4,5 millones, y ya había hecho otros dos aportes de $4 y $4,5 millones para la campaña presidencial en las PASO. Si se suman los $5 millones para “desenvolvimiento institucional” que donó a la coalición oficialista, Unicenter contribuyó con $18 millones en su apuesta a la reelección de Macri. Este medio contactó a Cencosud, pero desde el holding chileno declinaron comentar sobre esta información.

Entre los principales aportantes de la campaña presidencial de Juntos por el Cambio figuran otras firmas vinculadas al agro, un sector que apoyó a Macri en 2015 y, pese a que el mandatario incumplió su promesa de campaña de eliminar las retenciones, volvió a acompañarlo financieramente para estas elecciones.

Después de las firmas del Grupo AGD, se destaca el Grupo Vicentín que aportó $3 millones para la reelección de Macri en las generales, a través del frigorífico Friar SA. El monto es menor al que donó en las PASO, cuando esta firma puso $ 4,5 millones y, a través de otras dos empresas del grupo - Algodonera Avellaneda y Oleaginosa San Lorenzo- contribuyó con $ 4,5 millones cada una. En total, este holding agroindustrial santafesino aportó $16,5 millones en las Primarias y las generales para la continuidad del actual mandatario.

Otro sector que contribuyó para la campaña del oficialismo es el de los frigoríficos. Gorina donó $7,2 millones, que sumados a los $ 4,5 millones que puso en las PASO, totalizan $11,7 millones en favor de la fórmula Macri-Miguel Pichetto.

Arre Beef SA también volvió a apoyar la continuidad del oficialismo en la Casa Rosada. Llamativamente, lo hizo con los mismos montos: $7,2 millones para las generales y $ 4,5 para las PASO. En total, $11,7 millones. Y el Frigorífico Rioplatense donó $5 millones para las generales en favor de Macri, una cifra similar a la que aportó en las PASO, $ 4,5 millones. En total, su contribución para toda la campaña fue de $9,5 millones.

Caída del apoyo tras las PASO

Los 17 puntos de ventaja que Fernández le sacó a Macri parecen haber influido en la recaudación para la campaña electoral del oficialismo.

El empresario Marcelo Mindlin, que había aportado en las PASO presidenciales $8.7 millones en favor del primer mandatario, a través de sus empresas Grupo EMES y Orígenes Seguros de Retiro, para las generales no hizo ninguna contribución. Desde Juntos por el Cambio confirmaron que tampoco ingresó ningún aporte tras el cierre del informe previo, el 16 de octubre.

El Grupo EMES controla la ex IECSA, firma que era del primo de Macri, Angelo Calcaterra y que quedó involucrada en las sospechas de sobornos en la obra del soterramiento del Sarmiento. En manos de Mindlin pasó a llamarse SACDE y tuvo a cargo la construcción de un tramo del Paseo del Bajo. La nueva ley de financiamiento político prohíbe donaciones de los que contratan con el Estado, aunque no especifica si esa limitación alcanza a las empresas controlantes.

Tampoco contribuyó para la campaña de Macri de cara a las elecciones de este domingo SICMA SA. Esta sociedad de inversión del Grupo Pérez Companc había sido la máxima aportante de Macri en las PASO, con $ 4.535.618, justo debajo del tope permitido por ley. La firma también había contribuido con $1.674.668 para las Primarias Legislativas en la Provincia de Buenos Aires. La familia Pérez Companc es dueña de la empresa Molinos Río de la Plata, a la que a través de un decreto del Ministerio de Agricultura, el año pasado, el Gobierno le condonó una deuda de USD 70 millones con la AFIP por gravámenes a las exportaciones.

Una situación similar se dio con Aluar. La única empresa productora de aluminio en Argentina y una de las mayores en Sudamérica aportó 4,5 millones para la campaña de Macri en las PASO, pero no volvió a repetir el aporte en las generales. Aluar sí le aportó a la campaña de Alberto, después de las PASO, aunque un monto bastante inferior: $ 900.000.

El Banco Galicia, que en las PASO había aportado $4,5 millones al oficialismo a través de cinco de sus empresas vinculadas (Tarjeta Naranja, Tarjetas Regionales SA, Sudamericana Holding, Ondara SA y Cobranzas Regionales), no figura en el informe previo de financiamiento de Juntos por el Cambio para las elecciones de este domingo. Sin embargo, desde esta agrupación señalaron que hicieron un aporte que ingresó después del cierre del informe previo.

Los mayores donantes particulares de Macri

En cuanto a las donaciones de personas físicas, el mayor aportante de Macri para estas elecciones generales es Norberto Oscar Morita, con $5.455.000. Fundador del fondo de inversión Southern Cross Group, tiene una larga carrera en posiciones ejecutivas de distintas empresas, desde Grupo Bemberg hasta Juncadella Prosegur, The Value Brand Company, La Polar, Supermercados del Sur, South-Net y ESSBIO. Integra el Consejo de Administración de CIPPEC y es vocal de la Asociación Empresaria Argentina (AEA).

Le sigue en el ranking de donantes particulares Matilde María Pereda de Casabal, directiva del Grupo Bermejo, dedicado a la explotación forestal y los negocios agropecuarios, con una cifra similar: $5.455.000. Este grupo empresario ya había aportado $1.674.000 para la campaña del oficialismo en las PASO legislativas en la Provincia de Buenos Aires.

Los donantes de Alberto

En cuanto al Frente de Todos, las donaciones de personas jurídicas fueron mucho más modestas, según surge del informe previo que presentaron ante la Justicia. Del total de $ 5,5 millones consignados, poco más de la mitad - $3,1 millones- son donaciones de solo cuatro empresas.

Ante la consulta de Infobae, los responsables financieros explicaron que el cierre contable lo hicieron el 22 de septiembre, mucho antes del plazo máximo que establece la ley para su presentación. “Igual, los que nos donan a nosotros lo hacen por cifras mucho más bajas”, afirmaron.

El mayor aporte empresario es de $1 millón y lo hizo Castello Mercuri SA, un broker de seguros con oficinas en Puerto Madero, cuyo dueño es Oscar Alberto Castello. “Lo chequeamos como hacemos con todos los donantes en el Banco Central y en Nosis, y no le encontramos ninguna mancha”, aseguraron ante la consulta de Infobae desde el Frente de Todos.

El segundo aportante en el ranking es Aluar con $900.000 y en tercer puesto se ubica Los Mellizos Panificados, con 14 aportes por un total de $700.000. Esta firma tucumana había declarado en registro público on line de aportantes privados de la Cámara Electoral haber donado $ 856.000 en favor de Fernández para las PASO, pero ese aporte no figuró en el informe presentado ante la Justicia por la alianza opositora.

El cuarto y último donante entre las empresas de Fernández es Ferrosider, con $500.000, una firma especializada en el procesamiento de aceros planos, con dos plantas en la provincia de Buenos Aires y otra en Rosario.

En cuanto a los particulares, el mayor donante es el empresario tucumano Pablo Albertus, dueño de la cadena de panaderías en San Miguel de Tucumán que lleva su nombre, con cinco aportes por un total de $1.258.840. Proveniente de una familia con tradición panadera, y actual presidente del Centro de Industriales Panaderos de Tucumán, está ligado al PJ en esa provincia, cuyo gobernador Juan Manzur es uno de los mandatarios más cercanos a Fernández.

Albertus ya había donado para la campaña presidencial del Frente de Todos en las PASO, aunque había una discrepancia sobre el monto: mientras que en el informe que el Frente de Todos presentó a la Justicia figuraba con dos donaciones por $ 300.000 en total, en el registro de aportes privados de la Cámara Nacional Electoral aparecía con $ 1.708.840.

Curiosamente, el mayor benefactor del Frente de Todos para las Primarias presidenciales, el financista Walter Roberto Grenón, no contribuyó para la campaña de la fórmula de Alberto-Cristina Kirchner de cara a las elecciones generales del domingo. Grenón había aportado en las PASO en forma individual y con sus empresas -la financiera Nexfin y la inmobiliaria Arroyo Abajay SA- un total de $ 5.442.000, tal como se lo confirmó a Infobae.

Desde el Frente de Todos se ocuparon de destacar que “no conocen a los aportantes” y que antes de aceptar las donaciones, “corroboran que no haya incompatibilidades previstas por la ley y que no presenten irregularidades”. En este sentido, los responsables financieros aclararon a Infobae que "hubo un aporte de Edificar Seguros por $500.000 para las PASO que devolvimos, aunque el porcentaje de participación del sindicato de los porteros en la empresa era muy minoritario”. El titular de ese gremio es Víctor Santa María, presidente del PJ porteño y alineado con Fernández. La nueva ley de financiamiento político mantuvo la prohibición para donaciones de sindicatos.

¿Cómo se procesó la información?

Los documentos originales de Juntos por el Cambio y el Frente de Todos se descargaron del sitio de la Justicia Electoral en formato PDF. Luego la Unidad de Datos de Infobae procedió a la extracción de datos usando la herramienta Tabula. Finalmente se analizaron, tal como se ve en esta hoja de cálculo, donde hay pestañas por empresas, personas y partidos.

Seguí leyendo