(Gustavo Gavotti)
(Gustavo Gavotti)

El desfile militar con un despliegue de más de 3.500 efectivos que se realizará esta tarde en las calles porteñas para celebrar el Día de la Independencia será apenas la cristalización concreta del plan de reformulación de las Fuerzas Armadas que diagramó el presidente Mauricio Macri para los próximos 4 años en caso de lograr la reeelección.

Así, los festejos de los militares con una fuerte puesta en escena de músicos, referentes de la Armada, el Ejército y seis aeronaves piloteadas por integrantes de la Fuerza Aérea concretarán el esquema del Gobierno para poner en marcha la "estrategia de reformulación de las Fuerzas Armadas" 2020-2024.

"Las Fuerzas Armadas del futuro no pueden anclarse en visiones del pasado sino que deben aggiornarse a las nuevas tecnologías y las nuevas amenazas que ponen en riesgo la seguridad nacional", explicó a Infobae el ministro de Defensa Oscar Aguad al evaluar los planes que comenzaron a rodar para los militares en los próximos años.

De esta manera, el decreto que el año pasado fijó la nueva "Directiva de Política de Defensa Nacional" y que ya se empezó a poner en marcha tendrá su continuidad el año que viene si Macri sigue en el poder en base a diferentes variables como ser: reequipamiento militar, ciberdefensa, resguardo del Atlántico Sur, refuerzo de la Frontera Norte y adaptación a las nuevas amenazas al territorio nacional.

En este sentido, Aguad expresó que "ya no existen las guerras tradicionales entre Estado-Estado sino la amenaza de grupos de narcos que ocupan territorios, de depredación de recursos en los mares o el avance de nuevas modalidades de ciber ataques que hay que atender".

Tanto Macri como Aguad, su equipo de Defensa que lidera la secretaria de Estrategia Militar, Paola Di Chiaro y el Estado Mayor Conjunto están convencidos de que el kirchnerismo les hizo un fuerte daño a las Fuerzas Armadas al emparentar a oficiales jóvenes con el pasado de la oscura dictadura argentina y la represión de aquellos años. Así, creen que es hora de que el Estado empiece a dejar atrás esa doctrina de manera tajante, reconozca la tarea de los militares, les otorgue mayor jerarquía y los vuelva a poner en niveles donde la sociedad sienta orgullo por el sector castrense.

Desde esta lógica en el Gobierno ya pusieron a elaborar un plan de acción para las Fuerzas Armadas que se complementará en el futuro en base a los siguientes ejes de trabajo:

1-Reequipamiento militar. En una estrategia tendiente a recomponer la situación de deterioro de las Fuerzas Armadas en un contexto de crisis económica, el Gobierno tiene previsto comprar 8 aviones FA-50 Golden de Corea del Sur por USD 200 millones, que se pagarán en un plan de 10 años. Los dos primeros aviones supersónicos surcoreanos llegarán a fines de este año y el resto en lo sucesivo.  Estos aviones reemplazarán a los escasos caza A-4AR que tiene la Fuerza Aérea. Por otra parte, el Ejército recibirá de Estados Unidos unos 42 camiones todo terreno de control para la frontera norte (Humvee usados multipropósito 4×4, desarrollados en la década de los ochenta por Estados Unidos), y a la Armada, tendrá cuatro aviones P3-Orion que ofreció el jefe del Comando Sur de los Estados Unidos, el almirante Craig Faller, en su reciente visita a la Argentina. Todo esto se logró en función de que la Argentina es un aliado extra OTAN y que podría obtener mayores beneficios de ese acuerdo estratégico.

La Argentina recibirá 8 aviones aviones FA-50 de Corea del Sur (Fuerza Aérea de la República de Corea)
La Argentina recibirá 8 aviones aviones FA-50 de Corea del Sur (Fuerza Aérea de la República de Corea)

El reequipamiento militar complementará a los aviones Texan y los Super Etendard de Francia que ya adquirió la Argentina para el control aéreo al mismo tiempo que los 2 Pampa aviones que entregará a fin de año la estatal FADEA.

En paralelo a esto, se firmó un convenio militar con Brasil que apuntará a la transferencia de cuatro submarinos IKL de la Armada de Brasil a la marina de nuestro país para obturar el vacío estratégico que dejó el hundimiento del ARA San Juan.

2-Frontera Norte. En los próximos días el Ministerio de Defensa enviará una nueva partida de uniformados del Ejército para reforzar el operativo de la Frontera Norte y dar apoyo logístico a las fuerzas de seguridad en la lucha contra el narcotráfico y el contrabando. Así, la apuesta mayor del Gobierno será tener antes de fin de año un total de 1.700 soldados apostados a lo largo de los 2.500 kilómetros de frontera.

"Se está cumpliendo con el proyecto de refuerzo militar de la Frontera Norte para hacer apoyo a la Gendarmería y la Prefectura y disuadir a los narcos de venir a la Argentina. Todo esto seguirá adelante porque es una política de Estado que hemos iniciado ante las nuevas amenazas de la región", explicó a Infobae el ministro de Defensa.

También se piensa coordinar las tareas con Brasil en relación al control aéreo en esta zona de frontera caliente y reforzar la frontera con nuevos radares tridimensionales para detectar aviones de narcotraficantes.

Por otro lado, en el Gobierno están pensando en reforzar las tareas de ayuda social y atención en casos de catástrofes naturales que ofrece el Ejército en toda la frontera norte. Este tipo de tareas comunitarias son las que Macri cree que se deberán potenciar para acercar más a los militares con la sociedad para desterrar la mala imagen que generó el kirchnerismo en el sector castrense en los últimos 10 años.

Los operativos del Ejército en la frontera norte también se complementarán con la instalación de más radares
Los operativos del Ejército en la frontera norte también se complementarán con la instalación de más radares
 

3-Atlántico Sur. En el Gobierno creen que será necesario en el futuro inmediato coordinar las tareas de la Armada y la Prefectura para reforzar los controles de pesca ilegal en el Atlántico Sur. No sólo esto. También se prefigura un trabajo de colaboración con apoyo de las Fuerzas Armadas de Brasil.

En el Ministerio de Defensa creen que en el futuro será crucial para el resguardo de los recursos ictícolas y el petroleo del Atlántico Sur contar con una presencia militar mucho más fuerte que en la actualidad.

4-Ciberdefensa. El Ministerio de Defensa ya redefinió el esquema de ciberdefensa controlado bajo el área de Di Chiaro y el Estado Mayor Conjunto con la idea de dar una mayor cobertura cibernética a los militares en todo el país y al mismo tiempo otorgar cobertura a los denominados "objetivos críticos". Estos son espacios clave para la seguridad nacional como ser una represa, una central eléctrica o una base aérea.

En la tarea de ciberdefensa que se tiene prevista para los próximos años desde las Fuerzas Armadas está contemplado un trabajo en conjunto con Chile y Brasil y el mayor desarrollo de la inteligencia artificial para el resguardo de la ciberdefensa.

En este sentido, Infobae pudo saber que se está trabajando en un plan para establecer en Villa Martelli un centro de ciberdefensa con nuevas tecnologías.