Junto a Fernando De la Rúa y Chacho Álvarez en campaña presidencial por la Alianza entre la UCR y el Frente País Solidario (Frepaso) donde se propulsó su carrera política partidaria
Junto a Fernando De la Rúa y Chacho Álvarez en campaña presidencial por la Alianza entre la UCR y el Frente País Solidario (Frepaso) donde se propulsó su carrera política partidaria

El arco político argentino se despertó el martes 9 de julio con la noticia de la muerte de un ex presidente. Fernando De la Rúa falleció en horas de la madrugada a sus 81 años: se encontraba internado en grave estado por una descompensación cardíaca renal. Una de las primeras dirigentes que reflexionó sobre la trayectoria del ex Jefe de Estado fue Graciela Fernández Meijide, ministra de Desarrollo Social y Medio Ambiente durante los años que duró el gobierno de la Alianza.

"No sé como será recordado. El concepto que tengo yo es que era un hombre honesto, muy recto, muy alejado de cualquier cuestión que tuviera que ver con el aprovechamiento personal del poder, y en mi caso muy respetuoso de mis decisiones", rememoró durante una entrevista con Luis Novaresio por Radio La Red. En diálogo con la emisora Futurock, dijo que su relación fue cordial y respetuosa, "incluso cuando él hubiera preferido que yo sea su vicepresidente, aunque finalmente decidimos que yo vaya a la provincia porque parecía que era lo más conveniente". Meijide perdió esas elecciones por la gobernación de 1999 frente a Carlos Ruckauf y terminó asumiendo como ministra social de la alianza UCR-Frepaso.

La dirigente fue una de las figuras políticas más representativas de la Alianza (Santiago Saferstein)
La dirigente fue una de las figuras políticas más representativas de la Alianza (Santiago Saferstein)

La dirigente lo valora como un hombre correcto y conservador en sus formas, cuya única intención era convertirse en el mejor presidente que se pudiera ser. Lamentó la pérdida, dijo que hace mucho tiempo que no lo veía y que a veces hablaba con Inés Pertiné, esposa de Fernando De la Rúa. Recordó cómo fueron los años de la conformación de la alianza que ganó las elecciones presidenciales de 1999: "Fue una época muy intensa, con muchas esperanzas. En realidad veníamos con Chacho (Álvarez) y otros, como (Carlos) Auyero que falleció en el camino, tratando de construir un partido moderno. Cuando se triunfó pensamos que podíamos hacer cambios institucionales importantes, pero nos encontramos también con la eterna dificultad económica en Argentina".

"Existía la esperanza de una fuerza nueva no tradicional. Pero, la realidad nos pasó por encima", resumió en diálogo con Jorge Lanata en Radio Mitre. Explicó, también, que el fracaso del gobierno se debió a varios factores: "La economía seguía siendo muy chica y muy poco competitiva. Lo que exportábamos valía poco y lo que importábamos era caro. Salir de la convertibilidad hubiera sido doloroso pero menos traumático que lo que terminó sucediendo".

La Legislatura de la ciudad de Buenos Aires nombró en 2017 a Graciela Fernández Meijide como Ciudadana Ilustre, por su trayectoria política y su lucha en defensa de los derechos humanos (Nicolás Aboaf)
La Legislatura de la ciudad de Buenos Aires nombró en 2017 a Graciela Fernández Meijide como Ciudadana Ilustre, por su trayectoria política y su lucha en defensa de los derechos humanos (Nicolás Aboaf)

Sostuvo, a su vez, que la alianza se rompió a los diez meses de gestión con la temprana renuncia del vicepresidente Chacho Álvarez en octubre del 2000. "Debió haber salido de la convertibilidad ni bien se ganó pero los economistas no lo recomendaban. Eso y la renuncia de Chacho tan temprana golpearon muy fuerte", recordó. Negó, en paralelo, que el abrupto final del gobierno en la crisis de diciembre de 2001 se haya dado por indicación política de Eduardo Duhalde. "Hay quienes dicen que hubo una medida para apurar la salida de De la Rúa. A mí me parece que ni Duhalde ni Alfonsín empujaron hacía eso. Alfonsín le pidió a Duhalde que se haga cargo de la situación".

Meijide, quien antes de ser ministra de la Alianza, fue diputada nacional, senadora nacional y hasta secretaria de denuncias de la CONADEP luego de que le secuestran a un hijo durante la última dictadura militar, consideró que el desenlace del gobierno en el diciembre negro de 2001 pudo haber impactado en la salud del ex presidente: "Gobernar siempre es un estrés muy grande. Seguramente habrá afectado en su salud cómo terminó su gestión política".

Seguí leyendo: