Edición: Agustina Klix; Pedro Kablan.

El precandidato de Consenso Federal a jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires afirma que salud, educación y el nivel de endeudamiento son los peores legados de la actual gestión. Además, opina sobre el flamante acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea, canta un estribillo que para él representa este momento político y se somete al cuestionario "¿Qué sabe Tombolini de Burundi?".

Matías Tombolini (45) llega 8:15 a la Plaza Mafalda, en Palermo. El cielo está encapotado y hay pronóstico de lluvias. "Gracias por venir a jugar a la placita conmigo", le digo. El precandidato a jefe de Gobierno ríe y afirma: "Es un placer". Le prepongo entonces subirnos a dos toboganes que están en la zona de los juegos del parque. Acepta de buen humor. Una vez arriba, le digo: "No sé si es muy bueno como metáfora de tu carrera política que hagamos acá la nota, los toboganes van siempre para abajo". Tombolini sonríe y responde: "Un político que no corre riesgos es un político que no gana". Nos lanzamos por los toboganes. Ya es momento de comenzar la entrevista:

-¿Cuáles son, según tu criterio, las tres peores áreas de gestión del Gobierno de la ciudad de Buenos Aires?

-Salud, educación, y hay una que se ve poco pero que lastima mucho por el efecto, el manejo de la deuda. La Ciudad de Buenos Aires está híper endeudada y la van a seguir endeudando cada vez más.

-Pasemos a Tombo for kids. Te hago una pregunta y tenés que responderla como si le estuvieras hablando a niñitos y a niñitas de seis años. ¿Por qué querés ser jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires?

-Quiero ser jefe de Gobierno porque tengo una visión distinta a la ciudad que tenemos hoy. Empezaría por tener en cuenta qué es lo que a vos te importa, como dice Francesco Tonucci (un teórico muy importante sobre el tema de la niñez), que esté a tu altura, una ciudad que esté pensada en función de tus intereses. Una ciudad donde no veas tanta gente que duerme en la calle.

-Tu competidor en las PASO, el radical Miguel Ponce, salió a tuitear en tu contra. Escribió: "Tombolini, ¿el hombre de Horacio Rodríguez Larreta en Consenso Federal?". ¿Qué respondés?

-¿Qué te puedo decir? Primero, además de criticarme, no le escuché muchas ideas sobre la ciudad a este señor. Segundo, si nosotros estamos con Roberto Lavagna que, a nivel del nacional le disputa el voto de Macri, y Ponce cree que Larreta va a financiar la campaña de quien dispute el voto de Macri, desde el punto de vista del análisis político, es un poquito, digamos, antojadizo.

-¿Cómo es compartir espacio político con Barrionuevo?

-No tengo ningún preconcepto francamente. A Barrionuevo no tengo el gusto de conocerlo; cuando lo conozca te cuento.

-¿Cuáles son los emojis que más usás?

-Uso mucho el de la palma abierta como saludando, tiene un doble significado: "Chau a la vieja política y paren la mano".

-¿"Chau a la vieja política"? ¿Y qué hace Barrionuevo en tu espacio entonces?

-Bueno, lo tiene que explicar él.

-En muchas entrevistas repetís que en la ciudad de Buenos Aires "pagamos impuestos como en Noruega, pero tenemos servicios como los de Burundi". Pasemos entonces ahora a nuestra nueva sección ¿Qué sabe Tombolini de Burundi?: ¿Sus costas se bañan sobre qué océano?

-(Risas) No tengo idea.

-No tiene salida al mar Burundi. ¿Cuáles son los idiomas oficiales de Burundi?

-El suajili.

-El kirundi y el francés. ¿Cuál es su capital?

-No tengo idea.

-Gitega. No tenés la menor idea de Burundi, así que te pido en nombre de los burundíes que desde ahora no los cites más. ¿Puede ser?

-Los voy a seguir citando, porque la idea que yo no tengo de Burundi es más o menos la misma que no tienen los políticos que gastan mal nuestra plata.

-Decís que no sos un militante ni de izquierda, ni de centro, ni de derecha, sino que te defenís como un "militante del sentido común". ¿Podrías explicarme seriamente esta afirmación sin que te vaya saliendo un parche en el ojo y un loro en el hombro?

-(Risas) Tiene que ver con pensar de manera ecléctica las soluciones para los distintos momentos.

-¡Jugátela Tombo! ¿Sos de izquierda, de centro o de derecha?

-Parecés un hombre antiguo que le pone stickers a todo. El sentido común tiene que ver con buscar la solución correcta en el momento indicado.

-¿Cantás en la ducha?

-Siempre.

-Ya que cantás en la ducha, ¿podés entontar el estribillo de alguna canción que para vos sintetice este momento que está viviendo la Argentina?

-"¿Quién dijo que todo está perdido?, yo vengo a ofrecer mi corazón".

-Pasemos al "yo sé" de los datos económicos. Te voy a pedir que, sin repetir y sin soplar, me digas en 20 segundos todos los datos económicos que tuvo hasta el momento la gestión de Mauricio Macri. Tiempo en el aire.

-Aumentó la deuda, la pobreza, se achicó la economía, el PBI per cápita; aumentó la fuga de capitales, la inflación, el trabajo en negro. Hay más niños pobres, hay más hambre, el verdadero default es el de la gente que no come y además hay más gente en situación de calle.

-¿Cómo ves el flamante acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea?

-Hasta que no tengamos claro la letra fina no sé si es una oportunidad o una amenaza. Si eso va a generar trabajo para los argentinos, o ropa barata para vender en la feria, no me termina de quedar claro todavía.

-Cerremos con la pregunta emoji. Únicamente podés responder con emojis. Supongamos que al ballotage llegan Alberto Fernández – Cristina Fernández y Mauricio Macri – Miguel Ángel Pichetto, ¿a quién votás?

Tombolini piensa unos segundos y responde:

-¿Qué significa esta respuesta?

-Que sería un dilema difícil de resolver.

-¿Estás nicodelcañeando la respuesta?

-Tendremos que ver qué propone cada uno de cara al ballotage.

SEGUÍ LEYENDO: