María Eugenia Vidal abrió las sesiones legislativas bonaerenses (Fotos: Dino Calvo)
María Eugenia Vidal abrió las sesiones legislativas bonaerenses (Fotos: Dino Calvo)

La gobernadora María Eugenia Vidal abrió las sesiones legislativas en la provincia de Buenos Aires. En su discurso, repasó los logros de gestión e hizo foco en tres ejes: la lucha contra el narcotráfico, los desafíos educativos y los avances contra la inseguridad.

"Hace tres años en este mismo lugar les dije que la Provincia dolía y les prometí un cambio profundo. Tres años más tarde podemos preguntarnos: '¿qué cambió?'. Más allá de los logros y de lo pendiente, la respuesta más importante es una sola: cambiaron los bonaerenses", comenzó Vidal, que remarcó que "nunca más va a haber varones con B larga en el Conurbano".

En esa línea, señaló: "Se trabaja con las organizaciones sociales y los referentes para que los chicos puedan hacer deporte, tengan apoyo escolar y reciban la contención que necesitan. Se lleva más presencia policial que dé seguridad a los vecinos, que tengan lugares para denunciar y sean parte de la lucha contra las mafias y el narcotráfico".

Gracias a esas denuncias, agregó, en diciembre detuvieron en La Matanza al líder narco David Cabañas. "Hacía un mes que estaba prófugo y había impedido que lleguemos con las oficinas del Estado al barrio Puerta de Hierro. Hoy los vecinos están más tranquilos porque él está preso", subrayó.

Del mismo modo, agregó: "También esta semana detuvimos a otro líder narco, 'El Indio' Suárez, que era el máximo proveedor de droga en Villa Itatí de Quilmes. Los bonaerenses pueden ver que esta pelea es hasta el final. Para cambiar algo tan profundo como la pobreza estructural primero te tiene que importar. Y a nosotros nos importa".

El tema educativo acaparó la mayor parte de su discurso. Primero hizo énfasis en el estado de las escuelas públicas. "Durante años no se priorizó la inversión, ni se impulsaron políticas públicas consolidadas en el tiempo. Los 12 mil edificios escolares, salvo contadas excepciones, tenían problemas de infraestructura, la mayoría graves en 2015: edificios abandonados, computadoras entregadas a escuelas sin conexión a internet y que nunca habían sido mantenidas".

La gobernadora aseguró que las fallas en infraestructura, sumadas a la dificultad para completar el ciclo lectivo por los paros docentes, hicieron que cada vez más familias optaran por la educación privada.

"Hoy hay una gran diferencia. No solo nos estamos ocupando de cambiar lo que estaba mal sino que empezamos a poner las bases para tener una educación pública de calidad. Los verdaderos protagonistas son los chicos, sus familias y los docentes. Lo más importante tiene que ver con ellos", sostuvo.

Durante su gestión, remarcó, volvieron a contar con datos de escuelas, alumnos y docentes para "proyectar el camino a seguir". "Pasamos de tener una currícula que no se actualizaba desde 2008 a enseñar robótica en nuestras escuelas primarias, dándoles a los chicos herramientas para el futuro que les va a tocar afrontar", dijo.

Vidal continuó con uno de los principales reclamos de los gremios docentes: mejorar la infraestructura. "En estos meses he escuchado muchas veces pedir por las obras en las escuelas, y yo me pregunto: más de 6 mil intervenciones, sextuplicar la cantidad de obras, ocuparnos de que el Fondo Educativo se use para arreglar los edificios escolares, ¿no es hacer?".

Y luego se preguntó: "¿Falta? Claro que falta, todavía no pudimos llegar a todas, claro que tenemos un camino largo por recorrer en los 12 mil edificios escolares, pero no fuimos nosotros los que dejamos de invertir, los que dejamos que nuestros edificios se caigan a pedazos, los que no hicimos mantenimiento. Por eso, a todos los dirigentes que me dicen esto, les pregunto: ¿dónde estuvieron ustedes los últimos 10 años antes de mi gobierno? Fueron cómplices del abandono o simplemente miraron para otro lado".

Por último, se dirigió a los docentes, en medio de la incertidumbre por el arranque del ciclo lectivo: "Valoramos el esfuerzo que hacen. Valoramos el trabajo de todos los días para enseñar a nuestros chicos y las horas que dedican en sus casas a preparar las clases. Durante el último tiempo muchos de ustedes se vieron perjudicados por el conflicto que hemos tenido con los gremios. Quiero pedirles perdón si en algún momento sintieron que nos equivocamos. Ya realizamos 219 encuentros con más de 4 mil docentes en más de 75 municipios. Las grandes transformaciones no son posibles si no se hacen en equipo".

Inseguridad

Ya cerca del final de su discurso, Vidal le dedicó varios minutos a la inseguridad. "Veníamos de años de inacción en este tema. Desde el 10 de diciembre de 2015 la seguridad es una prioridad. No importa cuántas peleas haya que dar. No importa cuántas mafias haya que enfrentar. Lo dije antes de ser gobernadora. Lo dije el primer día que asumí. Y lo voy a decir
siempre: no soy parte y no voy a serlo nunca", resaltó.

A su vez, les habló a los policías bonaerenses. "Cuando llegamos no solo no tenían los recursos básicos para hacer su trabajo, tampoco contaban con un gobierno que los apoyara en la lucha contra el delito. Si no, ¿cómo se explica que no tenían chalecos? Lo único que tiene un agente en la calle para protegerse, nuestros policías no lo tenían. Hoy todos los policías que están en la calle tienen un chaleco en condiciones".

Y continuó: "Nosotros protegemos a los buenos policías y separamos a los malos. Ochocientos de ellos están presos e hicimos público el Registro de Policías Exonerados. Pusimos en primer lugar la transparencia y la formación. Desde el rango de Oficial Inspector todos tienen que presentar su Declaración Jurada y ya tenemos 34 mil presentadas".

La gobernadora sostuvo que más de 2 mil policías bonaerenses que estaban haciendo tareas administrativas ahora están en las calles. "Todavía falta, pero de esta manera logramos resultados", anunció. "La tasa de homicidios bajó. La tasa de robo de autos bajó y la de secuestro también bajó. Más seguridad no es solo más policías, es mejor policía, es más transparencia y también es ocuparnos de lo que pasa en las cárceles".

Antes de finalizar se refirió a la reforma del Servicio Penitenciario. "Removimos la cúpula y reemplazamos al jefe del Servicio Penitenciario. Reestructuramos lo que pasa en las cárceles para potenciar la reinserción de los detenidos. Si una persona comete un delito, es responsabilidad de la Justicia que pague por lo que hizo".

Seguí leyendo: