La Corte Suprema de Justicia rechazó el planteo de la Unión Cívica Radical contra la ley de lemas en Santa Cruz y respaldó la constitucionalidad del sistema de votación que en 2015 permitió la victoria de Alicia Kirchner.

Por unanimidad, los ministros Carlos Rosenkrantz, Ricardo Lorenzetti, Carlos Maqueda, Horacio Rosatti y Elena Highton de Nolasco coincidieron en que las provincias tienen autonomía para dictar sus propias leyes electorales. En este sentido, puntualizaron a través de distintos votos que si bien la ley de lemas puede generar algún tipo de conflicto, no contradice la Constitución Nacional.

La UCR había presentado un amparo antes de las últimas elecciones para la Gobernación. Pretendía que se declarara la inconstitucionalidad de una ley provincial que define el método para elegir autoridades. Además, buscaba que se proclamara como ganador de las elecciones al candidato que obtuviese la mayor cantidad de votos. El pedido no prosperó, pero avanzó por distintas vías hasta llegar a la Corte, que hoy lo desestimó.

En 2015, el radical Eduardo Costa fue el candidato que obtuvo más sufragios, pero Kirchner terminó asumiendo como gobernadora porque sumó los votos del sublema del peronista Daniel Peralta en virtud de la aplicación de la ley que hoy fue avalada por los cinco miembros del máximo tribunal.

En 2003, cuando a la Corte le tocó intervenir en un caso similar, se expresó en el mismo sentido. Maqueda es el único integrante que continúa en el órgano de Justicia y se definió en el mismo sentido que en aquella oportunidad.

La decisión tiene un peso más simbólico que real. Es que Santa Cruz, la provincia de los Kirchner, es el único distrito del país que mantiene este sistema de votación para la Gobernación. Se sospecha que el año que viene Alicia Kirchner podría intentar una jugada similar a la de 2015 para competir por la reelección. Su principal contrincante, Costa, se distanció recientemente del Gobierno cuando se opuso a votar el Presupuesto en el Senado.

De acuerdo al cronograma fijado por la Corte, la próxima semana sus miembros comenzarán a debatir el caso de Lucio Blanco, un jubilado que reclama que en el cálculo de sus haberes se aplique el índice de Salario Básico de la Industria y la Construcción en lugar del RIPTE (Remuneración Promedio Imponible de los Trabajadores Estables) que elabora la Secretaría de Trabajo y que fue establecido en el mecanismo de la Reparación Histórica. La Cámara de la Seguridad Social le dio la razón a Blanco, quien en caso de que se confirme la sentencia cobrará una jubilación un 31% mayor. La trascendencia de este fallo radica en su repercusión, ya que podría impactar en el ingreso de miles de jubilados que están en una situación similar.