Los presidentes del Mercosur exhortaron hoy al gobierno de Venezuela a coordinar con los países vecinos y la comunidad internacional "el establecimiento de canales para el acceso de ayuda humanitaria para paliar la crisis social y migratoria" que vive ese país bajo el régimen de Nicolás Maduro.

De esta manera, en la cumbre de presidentes del Mercosur que se realizó hoy en Paraguay se dejó en claro que, más allá de los cambios de mando en el bloque regional, se mantendrá una postura crítica hacia Venezuela.

En rigor en la cumbre de presidentes, a la cual no asistió Mauricio Macri y en su lugar viajó la vicepresidente Gabriela Michetti, Uruguay asumió la presidencia pro témpore del bloque en lugar de Paraguay. Al respecto, algunos pensaban que por la postura favorable del gobierno de Tabaré Vázquez a Venezuela se iba a dejar de lado la presión del Mercosur a Maduro.

Sin embargo, ante la presión de Argentina, Brasil y Paraguay se impulsó en el documento final de la cumbre del Mercosur un texto específico para instar a Venezuela a colaborar con la ayuda humanitaria que se le está dando al pueblo venezolano ante la crisis que atraviesa ese país.

A la vez, se alentó a establecer un sistema para el intercambio de información epidemiológica con los países de la región.

En el texto final de la cumbre se dejó planteada, ante el crecimiento de los flujos migratorios de venezolanos que buscan nuevas oportunidades en la región por el deterioro de las condiciones de vida en su país, "la necesidad de coordinar esfuerzos a fin de dar respuestas integrales en materia migratoria y de refugio, de forma consistente con la dignidad y la preservación de los derechos fundamentales de los migrantes".

Así, se exigió al gobierno de Maduro coordinar con la comunidad internacional esta ayuda humanitaria, teniendo en cuenta que Venezuela retaceaba los canales de ayuda que hasta ahora le brindaban los países de la región.

Se estima que más de 200.000 venezolanos dejaron su país en el último año por la crisis que se vive allí y  buscaron refugio en países de la región en su gran mayoría.

En su mensaje en Paraguay, la vicepresidente Michetti destacó que "la Argentina no dejará de denunciar la violación de los derechos humanos en Venezuela y plantear su preocupación por la situación que vive el pueblo venezolano".

Según indicaron a Infobae fuentes diplomáticas, este mensaje al igual que el de los presidentes Horacio Cartes (Paraguay) y Michel Temer (Brasil) fueron leídos como una señal inequívoca de que Uruguay no podrá mantener desde el Mercosur su defensa al régimen de Maduro por más que presida temporalmente el bloque regional.

A la hora de evaluar mecanismos de coordinación económica, el Mercosur avanzó en la idea de eliminar las barreras arancelarias de cada país y no se mostraron muchos avances en las negociaciones por un acuerdo de libre comercio con la Unión Europea.

El presidente de Uruguay y titular a partir de ahora del Mercosur se mostró dispuesto a avanzar cuanto antes en una definición con la Unión Europea para evitar más dilaciones.

"No estamos dispuestos a perder el tiempo en negociaciones eternas", dijo Tabaré Vázquez. Así quedó en claro que el Mercosur seguirá avanzando con acuerdos de libre comercio con otros bloques y países más allá de las negociaciones con los europeos.