Todavía hay entre 20 y 25 diputados indecisos
Todavía hay entre 20 y 25 diputados indecisos

En la cuenta regresiva para la sesión en la Cámara de Diputados, donde se tratará el proyecto de legalización del aborto, la balanza de los indecisos se fue inclinando a favor de la despenalización, aunque aún la mayoría de los votos está por el rechazo de la propuesta.

En las últimas 72 horas, al menos cuatro diputados nacionales anunciaron que votarán positivamente en la Cámara baja, este próximo miércoles, por la propuesta de interrupción voluntaria del embarazo consensuada entre distintos bloques.

El último de los dubitativos que se sumó a esta tendencia fue el diputado mendocino Pedro Rubén Miranda, del Bloque Justicialista.

"Debido a las preguntas sobre mi posición frente al #AbortoLegal y después de escuchar en los debates a especialistas del derecho y la salud y, sobre todo, a las mujeres quiero hacerles saber que tienen mi voto a favor de la ley. Que no es mío sino de ustedes", anunció hoy el legislador peronista a través de las redes sociales.

Ayer, el diputado del Partido Intransigente (PI) José Ramón, otro diputado nacional por Mendoza, anunció que decidió votar a favor del proyecto "conforme a mis a obligaciones públicas" y pese a estar, personalmente, en contra de las prácticas abortivas.

"Si bien provengo de una familia católica, apostólica y romana y estoy en contra del aborto por mis convicciones personales, mis obligaciones públicas como diputado me han llevado a reflexionar y a diagnosticar el tema en profundidad", indicó Ramón mediante una carta.

Una de las voces que más resonaron esta semana fue la del diputado radical y jefe de la bancada del interbloque Cambiemos, Mario Negri, quien advirtió que la discusión "no debe ser vista a la luz de un tema religioso o político".

"La criminalización del aborto ha fracasado", manifestó el legislador el miércoles pasado, al confirmar que emitirá una opinión positiva en el Congreso en torno al proyecto.

El último de la nómina de los indecisos que terminaron de definirse a favor del aborto legal esta semana fue Alejandro Ramos, el ex secretario de Transporte e integrante del bloque Primero Argentina-Santa Fe.

El diputado mendocino José Ramón, pese a sus convicciones católicas, afirmó que votará por el proyecto de ley. (@jlramonar1)
El diputado mendocino José Ramón, pese a sus convicciones católicas, afirmó que votará por el proyecto de ley. (@jlramonar1)

En tanto, aunque aún no confirmó su postura, quien parecería estar cerca de sumarse al proyecto del aborto legal es el diputado puntano José Riccardo, de la UCR. El legislador afirmó que está "repensando su posición" tras los cambios agregados al proyecto de ley.

"Tenía una posición no compartida del proyecto original. Si el proyecto hubiera sido el original, votaba en contra. Pero voy a tomar mi posición el miércoles", dijo Riccardo al sitio parlamentario.com. "Esto era lo que buscábamos: no tener posiciones irreductibles desde el principio, porque el sentido del Parlamento es poder escuchar y debatir", señaló.

Por el lado del frente kirchnerista Unidad Ciudadana, el ex intendente de La Matanza y diputado Fernando Espinoza deslizó hoy una posición huidiza frente al debate legislativo.

"Me voy a tomar hasta el último minuto para definir mi voto sobre el aborto", señaló. Sin embargo, reconoció las contradicciones personales que tiene con el tema, dejando abierta la posibilidad de votar a favor. "Mi formación me dice una cosa pero la realidad marca otra", dijo hoy en diálogo con FM La Patriada.

Fernando Espinoza dijo que resolverá su voto a último minuto. (Martín Rosenzveig)
Fernando Espinoza dijo que resolverá su voto a último minuto. (Martín Rosenzveig)

Es todo un misterio cómo se definirá el diputado Ariel Rauschenberger, de La Pampa (PJ). En el debate previo a las elecciones del año pasado, el dirigente afirmó: "Estoy a favor de legislar sobre el aborto. Hay que trabajar mucho sobre la educación sexual y la procreación responsable". Sin embargo, esta semana afirmó que la discusión "pasa por el derecho de la mujer a elegir" pero también "por las dos vidas implicadas", una cita que resuena a la campaña de los grupos religiosos anti abortistas.

"La posición la voy a manifestar el día que haya que votar en la sesión", advirtió Rauschenberger.

Se acrecientan las presiones

En este marco, muchos de los más de 20 diputados que aún se guardaron su opinión recibieron distinto tipo de presiones y reclamos para que confirmen cómo votarán. La polémica se visualiza en las redes sociales, donde cientos de usuarios le exigen a los parlamentarios "indecisos" que no resuelvan por una u otra postura.

En este sentido, el diputado Sergio Ziliotto‏ advirtió en su cuenta de Twitter: "A los intolerantes que prometen condenas sociales, a los que agravian por pensar distinto, a los que acercan lecciones de ética y moral o de conveniencia política: no insistan. Mi voto sobre el aborto reflejará mis valores, mis convicciones y un análisis responsable del tema".

(Patricio Murphy)
(Patricio Murphy)

El caso más emblemático fue el del arzobispo de Tucumán, Carlos Sánchez, durante una homilía la semana pasada, en la que llamó públicamente por su nombre de pila a los nueve representantes tucumanos y les exigió que voten en contra de la legalización.

En esta línea, el diputado nacional Daniel Lipovetzky, del PRO, lamentó la "presión" de grupos religiosos y antiabortistas sobre los legisladores. "Sí, hay mucha presión, sobre todo en el interior", afirmó el responsable de la conducción de los debates sobre interrupción voluntaria del embarazo en el plenario de comisiones.

Pedidos de renuncia a Contigiani

 

Mientras se acalora la discusión por los indecisos, en la provincia del gobernador Miguel Lifschitz, de marcada tendencia progresista, se desató una fuerte controversia pública en torno al diputado Luis Contigiani, quien contra la postura programática de su bloque resolvió que votará en contra del proyecto de despenalización.

En medio de la polémica, un grupo de periodistas e intelectuales le pidió al presidente del Partido Socialista, Antonio Bonfatti, y al gobernador Lifschitz, que le reclamen a Contigiani que renuncie a su banca antes del tratamiento de la ley, que será el 13 de junio, o en caso de que éste no acceda, se disuelva el Bloque Partido Socialista previamente a la votación.

"El Partido Socialista, la tradición socialista y los militantes que lo acompañan y lo han acompañado siempre no merecen dejar en su historia la marca de un voto contrario a sus principios fundamentales. Un voto que, por lo demás, podría torcer el resultado de una elección crucial en la vida democrática de nuestro país", señalaron en el texto el grupo integrado por Beatriz Sarlo, Hilda Sabato, Emilio De Ípola, Hugo Vezzetti, Gerardo Aboy Carlés, Rubén Chababo, Roberto Gargarella, Alejandro Katz, Ricardo Martínez Mazzolla, Hinde Pomeraniec, Pablo Stefanoni y Horacio Tarcus.

El resto de los indecisos

EL bloque de diputados oficialistas (Télam)
EL bloque de diputados oficialistas (Télam)

Aunque hay casos más inclinados hacia la despenalización o legalización -como el mencionado José Riccardo-, hasta hoy se contabilizaban en 28 los diputados indecisos.

Los legisladores del PRO que se mantienen sin confirmar su voto son Álvaro Gonzalez, Sofía Brambilla, Alejandro García, Facundo Garretón, Raquel Hers Cabral y Héctor Stefani; los radicales Atilio Benedetti, Hugo Marcucci, Jorge Lacoste, José Riccardo y David Kroneberg, y los justicialistas Luis Beder Herrera, Ariel Rauscherberger, Javier David, Sergio Ziliotto, Verónica Derma, Melina Delú y Danilo Flores.

Tampoco definieron su voto los massistas Mirta Tundis, Fernando Ascencio y Alejandro Grandinetti, y los kirchneristas Fernando Espinoza, Abel Furlan, Ramiro Fernández Patri e Inés Lotto. En el caso de la bancada bajo la órbita de Cristina Kirchner, desde la conducción del partido les recomendaron abstenerse o ausentarse en el debate para no votar en contra de la despenalización.

Por último, se desconoce cómo resolverán los representantes de partidos provinciales Flavia Morales del Frente Renovador misionero, Mirta Pastoriza del Frente Civico santiagueño y Gustavo Saadi del oficialismo catamarqueño.

Seguí leyendo: