Mauricio Macri ayer con los diputados Daniel Lipovetzky (a favor de la despenalización) y Carmen Polledo (en contra)
Mauricio Macri ayer con los diputados Daniel Lipovetzky (a favor de la despenalización) y Carmen Polledo (en contra)

Algunos lo llaman "indecisos" y otros los etiquetan como "dudosos". Son una treintena de diputados, sin distinción de partidos, cuyo voto disputan en estas horas partidarios y opositores a la despenalización del aborto. Los legisladores que militan en contra del proyecto argumentan de diferente modo, desde dogmático a legal, pero en base al rechazo sin rodeos. Los que están a favor, en cambio, deben trabajar intensamente para acordar un texto capaz de atraer el apoyo de quienes mantuvieron distancia frente a las posiciones más radicalizadas. ¿Será el turno de los moderados?

Se ha dicho y repiten los legisladores más empapados en las tratativas: el recuento de voluntades parece muy ajustado, con leve mayoría del rechazo.

Y la expectativa está puesta en atraer el voto de los que dicen estar indefinidos, para el debate crucial, único tema de la sesión convocada para el miércoles próximo. En ese intento, cuenta cada gesto. Las últimas señales y las que vienen serán leídas en medio de esta pulseada, sin antecedentes en el recinto del Congreso. Valen los mensajes expresos y los menos visibles, es decir, desde marchas, fotos y pronunciamientos, hasta silencios.

Funcionarios y legisladores de Cambiemos que apoyan la despenalizacion del aborto ayer frente al Congreso
Funcionarios y legisladores de Cambiemos que apoyan la despenalizacion del aborto ayer frente al Congreso

En ese contexto, desde hace días se despliegan en el Congreso negociaciones para tratar de unificar posiciones destinadas a "moderar", dicen algunos diputados, el proyecto original y ampliar así la gama de adhesiones. Uno de los principales puntos, que ya tendría el visto bueno en la amplia franja de partidarios de la despenalización, refiere a habilitar expresamente el recurso de la objeción de conciencia por parte de los médicos. También tratan de acercar posiciones en un par de puntos más, sobre todo las condiciones para el acompañamiento a menores de 13 a 16 años.

Los que se oponen a la despenalización entregaron 417 mil firmas en el Congreso
Los que se oponen a la despenalización entregaron 417 mil firmas en el Congreso

El contexto más amplio no es sencillo. Existen posiciones intransigentes, algunas de ellas expuestas en las reuniones informativas que concluyeron la semana pasada y que anotaron más de setecientos expositores. El debate, además, trasciende los despachos de Diputados. Desde la Campaña Nacional por el derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito se alentó en las últimas horas la idea de mantener sin cambios la propuesta inicial.

La discusión entre algunos partidarios del proyecto original corre el riesgo de quedar encorsetado por supuestas purezas ideológicas –o cualquier expresión de hecho sectaria-, casi sin prestar atención al terreno en que se desarrolla este debate legislativo. Existe, además, un dato elemental: si se celebró como positiva la convocatoria a centenares de expositores, ¿cómo mantenerse ahora en posiciones de extremo rechazo a cualquier forma de consenso? ¿Fue sólo un trámite, una formalidad?

Ayer, en el plenario de comisiones, Victoria Donda, una de las promotoras de la Campaña, se encargó de plantear la necesidad de un acuerdo. Habló de proyecto "posible" y de consensos "necesarios". En la misma línea vienen trabajando otras legisladoras que impulsaron de entrada la iniciativa, entre ellas la radical Brenda Austin.

Es sabido y repetido que la despenalización genera fisuras en casi todos los bloques. Y que la búsqueda de acuerdos debe superar también barreras hacia el interior de las bancadas. El oficialismo, luego de que el propio Mauricio Macri terminara de abrir la puerta del Congreso al debate y expresara su oposición a la despenalización, dio muestras de posiciones encontradas en cada una de las fuerzas que integran Cambiemos. Un cálculo aproximado dice que el apoyo a la ley araña el 40 por ciento de adhesiones en el interbloque.

Por supuesto, y en la medida que se acerca el día de la verdad en el recinto, otras expresiones políticas y sociales ofrecen un panorama de contradicciones similares, y hasta de curiosidades. El vuelco de legisladores peronistas, algunos de ellos silentes durante la gestión pasada; el caso del único diputado socialista opuesto a la ley, y hasta algunas voces que sostienen que todo es una maniobra para evitar tratar el tema de la pobreza. Un conocido referente social llegó a señalar al FMI como impulsor de las propuestas despenalizadoras.

Desde el inicio de esta discusión –en rigor, desde que pasó de la antesala al interior del Congreso- se ha planteado la hipótesis de cierta utilización del tema como una distracción frente a otras "prioridades del país". La batalla política de las tarifas y la crisis cambiaria, entre otros rubros de la realidad, indicaron que la agenda pública no depende en general de un solo actor. No es historia nueva.

Del mismo modo, está claro que el paso dado por el Gobierno unifica posiciones al menos en una materia: exponer "niveles de apertura y convivencia infrecuentes", según destacaba anoche una fuente oficialista al explicar la foto de Macri con dos exponentes internos de las posiciones encontradas en Diputados: Carmen Polledo, titular de la comisión de Familia, opuesta a la despenalización, y Daniel Lipovetzky, a cargo de la comisión de Legislación General, uno de los articuladores del proyecto.

Lipovetzky había participado unas horas antes de una cita para la foto frente al Congreso que reunió a legisladores de Cambiemos y funcionarios que se han pronunciado a favor de la despenalización. Es probable, especulan en el circuito oficialista, que antes del debate se produzca una foto de quienes se oponen.

Falta apenas una semana para la votación en Diputados. Puesto el foco en el recinto, parece menos relevante la discusión sobre intenciones menores u oportunismos en el oficialismo y en cada rincón de la oposición. Asoma el debate, impensable durante años y hasta hace unos pocos meses. Ese es el dato mayor.

Seguí leyendo: